Agencias/Ciudad de México.- Los clubes de la Liga Premier pondrán a prueba dos formas distintas de límites salariales para la próxima temporada, informó la liga.

Los equipos de la primera división inglesa probaran el sistema conocido en inglés como “Squad Cost Rules”, que limita el gasto en jugadores al 85% del ingreso del club y las ganancias netas o pérdidas por la venta de un jugador.

Un segundo sistema llamado “Top to Bottom Anchoring” limita —o ancla— el gasto a un múltiplo del combinado más bajo del monto del dinero del premio o ganancias por los derechos de televisión que gana el equipo.

La liga indicó que ambos sistemas buscan “mejorar o preservar” la sustentabilidad financiera y balance competitivo de la Liga Premier”, así como “promover las aspiraciones de los clubes”.

El actual sistema regulatorio financiero de la liga conocido como “reglas de Rentabilidad y Sustentabilidad” se mantendrán mientras prueban las dos alternativas. Las pruebas no son vinculantes, aseguró la liga.

Bajo las reglas actuales, los clubes pueden tener pérdidas de hasta 105 millones de libras (134 millones de dólares) en un periodo de tres años. Everton y Nottingham Forest fueron sancionados con la deducción de puntos la temporada pasada bajo estas reglas.

La mayoría de los clubes respaldaron que la liga realice los análisis legales y económicos necesarios de cara a la implantación de un modelo que limite los sueldos que pagan a sus estrellas en función de los ingresos que tienen.

La asamblea general de la Premier deberá pronunciarse sobre la propuesta en junio y, si los clubes la respaldan, las nuevas normas entrarán en vigor a partir de la temporada 2025/26.

El Manchester United, el Manchester City y el Aston Villa votaron en contra de la introducción del tope salarial, mientras que el Arsenal se abstuvo.

Los clubes modestos han sido muy críticos con las actuales reglas, que a su entender favorecen a los que tienen mayores ingresos y castigan a otros más pequeños, como ha sucedido esta temporada con las sanciones impuestas a Everton y Nottingham Forest.

El nuevo tope se aplicaría a los salarios de los jugadores, pero también al precio de los traspasos y a las comisiones de los agentes.

Pese a que los detalles del nuevo plan deben todavía concretarse, en principio se permitiría a los clubes que no jueguen competiciones europeas gastar hasta el 85 % de sus ingresos en confeccionar sus plantillas.

Ese porcentaje bajaría hasta el 70 % en el caso de los equipos que jueguen en Europa, para alinearlo con las reglas del ‘fair play’ financiero de la UEFA a partir de la temporada 25/26.

Sin embargo, con el objetivo de que los clubes más ricos no saquen partido de esa regla por encima de los modestos, se prevé establecer un “anclaje” que regule el tope anual.

La idea es que todos los clubes puedan gastar como máximo un múltiplo -todavía por definir- de lo que recibe el club de la Premier que menos dinero cobre por sus derechos televisivos.

Es decir, que si ahora el equipo que menos cobra de la televisión recibe 103,6 millones de libras (unos 120 millones de euros), el tope resultaría de multiplicar esa cantidad por el múltiplo que se establezca, por ejemplo 5, lo que daría un límite de 518 millones de libras (unos 607 millones de euros).

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.