Agencias/Ciudad de México.- La ESA ha seleccionado el desarrollo de la misión orbital EnVision a Venus para determinar cómo y por qué Venus y la Tierra evolucionaron de manera tan diferente.

Con un lanzamiento previsto a principios de la próxima década, el objetivo de EnVision es proporcionar una vista holística del planeta desde su núcleo interno hasta la atmósfera superior.

“Nos espera una nueva era en la exploración de nuestro vecino más cercano, aunque tremendamente diferente, del Sistema Solar”, dice en un comunicado Günther Hasinger, Director de Ciencia de la ESA. “Junto con las misiones Venus dirigidas por la NASA recientemente anunciadas, tendremos un programa científico extremadamente completo en este enigmático planeta hasta bien entrada la próxima década”.

Con el orbitador, llamado EnVision, se intentará explicar por qué Venus es tan “extremadamente distinto” a la Tierra, aun cuando ambos planetas son similares en tamaño y composición.

La NASA aportará el radar de la sonda EnVision.

Las dos próximas misiones de la agencia espacial estadounidense al planeta más caliente del sistema solar, llamadas DaVinci Plus y Veritas, serán las primeras de Estados Unidos allí en más de 30 años. Despegarán en algún momento entre 2028 y 2030.

“¡Es una tripleta de Venus!”, tuiteó el principal jefe científico de la NASA, Thomas Zurbuchen.

Los europeos efectuaron su visita más reciente al planeta ardiente con su misión Venus Express que duró hasta 2014. Japón tiene un orbitador alrededor de Venus desde 2015 para estudiar el clima.

Es un lugar inhóspito: su densa atmósfera de dióxido de carbono alberga nubes de ácido sulfúrico.

“Nos espera una nueva era en la exploración de nuestro vecino más cercano —aunque extremadamente distinto— del sistema solar”, dijo el director de ciencias de la Agencia Espacial Europea, Gunther Hasinger, en un comunicado.

Un radar proporcionado por la NASA tomará imágenes y mapeará la superficie. Además, un experimento de radiociencia probará la estructura interna del planeta y el campo de gravedad, así como también investigará la estructura y composición de la atmósfera. Los instrumentos trabajarán juntos para caracterizar mejor la interacción entre los diferentes límites del planeta, desde el interior hasta la superficie y la atmósfera, proporcionando una visión global integral del planeta y sus procesos.

EnVision es la continuación de la Venus Express de la ESA (2005-2014) que se centró principalmente en la investigación atmosférica, pero que también hizo descubrimientos dramáticos que apuntaban a posibles puntos calientes volcánicos en la superficie del planeta. La nave espacial Akatsuki de JAXA también ha estado estudiando la atmósfera desde 2015.

EnVision mejorará significativamente las imágenes de radar de la superficie obtenidas por la misión Magallanes de la NASA en la década de 1990. Trabajando junto con las próximas misiones DAVINCI + y VERITAS de la NASA el trío de nuevas naves espaciales proporcionará el estudio más completo de Venus.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.