Agencias/Ciudad de México.- La FIFA y la UEFA aseguraron en un comunicado conjunto que evaluarán si la creación de una Comisión de Supervisión, Normalización y Representación para tutelar a la Federación Española de Futbol (RFEF) puede afectar a su independencia, sin injerencias del gobierno.

En un comunicado conjunto ambos organismos aseguraron que “buscarán información adicional para evaluar hasta qué punto el nombramiento por parte del CSD de la denominada ‘Comisión de Supervisión, Normalización y Representación’ puede afectar a la obligación de la RFEF de gestionar sus asuntos de forma independiente y sin interferencias indebidas del gobierno”.

“FIFA y UEFA siguen de cerca la situación que rodea a la Federación Española de Fútbol con gran preocupación”, añadieron, tras indicar que por el momento no harán más comentarios.

La reacción de la FIFA y la UEFA, a menos de dos meses de la inauguración de la Eurocopa de Alemania, se produjo horas después del a nuncio del CSD de nombrar una comisión para tutelar durante los próximos meses el funcionamiento de la RFEF “en respuesta a la crisis de la entidad y en defensa del interés general de España”.

El organismo indicó que al frente de la citada comisión se situarán personas independientes de reconocido prestigio y aseguró que el Gobierno de España ha adoptado esta decisión “para corregir la grave situación que atraviesa la RFEF y para que la entidad pueda iniciar una etapa de regeneración bajo un clima de estabilidad e institucionalidad”.

El presidente del CSD, José Manuel Rodríguez Uribes, comunicó a la Comisión Directiva del mismo e instó a los miembros de la Comisión Gestora de la RFEF a limitarse en sus funciones a la mera administración ordinaria de la entidad.

La Comisión Directiva del CSD volverá a reunirse el día 30 para analizar la situación general de la RFEF y llevar a cabo, en su caso, nuevas actuaciones en relación con el expediente disciplinario abierto al Pedro Rocha, sobre el que se pronunciará el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) en las próximas semanas.

El CSD nombrará a los miembros de la citada comisión, que tendrá un nivel jerárquico superior a la RFEF, según el organismo, que afirmó mantener conversaciones permanentes con la FIFA desde hace semanas y que todas sus actuaciones se hacen en coordinación con esta.

Tanto la FIFA como la UEFA pidieron hace una semana en un comunicado conjunto una solución para garantizar la elección de un nuevo presidente para la RFEF y, a la vez, aseguraron que seguirán apoyando y colaborando con ella en este momento crítico por el bien del fútbol español.

Los Estatutos de la FIFA establecen que sus federaciones miembro se administrarán de forma independiente y sin injerencia de terceros, así como que sus órganos federativos se designarán mediante elección o nombramiento interno.

La FIFA no reconocerá a ningún órgano de una federación miembro, ni sus decisiones, que no haya sido elegido o nombrado internamente.

El incumplimiento de esta independencia puede derivar en la suspensión y hasta expulsión de la federación, a petición del Consejo de la FIFA, decisión que conlleva sanción deportiva.

“En circunstancias excepcionales y tras consultarlo con la confederación correspondiente, el Consejo podrá retirar de su función a los órganos ejecutivos de federaciones miembro y reemplazarlos por un comité de regularización durante un periodo determinado”, añade.

La normativa señala que “el Congreso podrá suspender a una federación miembro únicamente a petición del Consejo”. “No obstante, sin el voto del Congreso el Consejo podrá suspender temporalmente y con efecto inmediato a aquellas federaciones miembro que violen gravemente sus obligaciones. La suspensión del Consejo mantendrá su vigencia hasta el Congreso siguiente, salvo que el Consejo levante la sanción antes de la celebración del Congreso”, agrega.

La máxima autoridad del deporte en España tutelará durante los próximos meses el funcionamiento de la Real Federación Española de Fútbol a raíz de que una investigación por actos de corrupción tiene en la mira al actual y anterior presidente de la federación.

El Consejo Superior de Deportes (CSD) señaló que tomó la decisión de crear una “Comisión de Supervisión, Normalización y Representación” debido a la crisis que atraviesa la federación y “en defensa del interés general de España”.

Las autoridades del gobierno han expresado su temor por el daño a la reputación de la RFEF (las siglas de la federación) cuando España se apresta para ser coanfitrión de la Copa Mundial de hombres en 2030, junto a Portugal y Marruecos. La Roja también tiene en la mira los títulos en el Campeonato Europeo y en ambas ramas de los Juegos Olímpicos de París el próximo verano boreal.

La medida adoptada por el gobierno se produce dos semanas después que un juez investigador amplió una pesquisa por corrupción para incluir a Pedro Rocha, el actual presidente de la federación, luego del arresto de su predecesor Luis Rubiales.

“El gobierno ha adoptado esta decisión para corregir la grave situación que atraviesa la RFEF y para que la entidad pueda iniciar una etapa de regeneración bajo un clima de estabilidad e institucionalidad”, dijo el CSD.

Se señaló que la federación estará en funciones hasta las próximas elecciones ordinarias de la federación, previstas tras los Juegos Olímpicos.

La pesquisa por corrupción y lavado de dinero investiga la negociación de los contratos para llevar la Supercopa de España a Arabia Saudí y los nexos de la federación con el estadio La Cartuja en Sevilla, sede de la final de la Copa del Rey y algunos partidos internacionales, entre otros acuerdos.

Rocha y Rubiales han negado haber cometido delitos.

La FIFA y UEFA, los entes rectores del fútbol mundial y europeo, respectivamente, difundieron un mensaje conjunto en el que manifestaron que siguen de cerca los acontecimientos en España “con gran preocupación”.

Indicaron que recabarán información para evaluar en qué medida el nombramiento de la comisión “puede afectar a la obligación de la RFEF de gestionar sus asuntos de forma independiente y sin interferencias gubernamentales indebidas”.

Rocha quedó como presidente interino, luego que Rubiales dimitió en septiembre, semanas después del revuelo que causó por besar a la delantera Jenni Hermoso sin su consentimiento durante la ceremonia de premiación de la Copa Mundial femenina en Australia.

Desde la dimisión de Luis Rubiales como presidente de la RFEF en septiembre pasado como consecuencia del beso forzado a la jugadora Jenni Hermoso tras la victoria en el Mundial femenino, el ente federativo ha ido de sobresalto en sobresalto.

Un juzgado investiga un caso de supuesta corrupción y contratos irregulares durante la presidencia de Luis Rubiales y el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) abrió un expediente sancionador “por infracciones muy graves” a la actual dirección federativa.

Esta intervención del TAD, que expedientó a la comisión gestora que dirige la RFEF por supuestamente extralimitarse en sus funciones, es lo que ha permitido al CSD intervenir.

El TAD también abrió un procedimiento al presidente en funciones Pedro Rocha, que dimitió de la presidencia de la Comisión Gestora para presentarse a las elecciones a presidente de la RFEF, siendo el único candidato.

El Tribunal consideró que la comisión pudo ir más allá de sus funciones al, entre otras medidas, renovar al seleccionador español, Luis de la Fuente.

El CSD volverá a reunirse el próximo martes para analizar de nuevo la situación y decidir, en su caso, sobre el expediente abierto por el TAD a Rocha.

El sucesor de Luis Rubiales está también imputado en el caso que investiga una juez de Majadahonda, cerca de Madrid, por un posible caso de corrupción.

En un año de Eurocopa y de Juegos Olímpicos, el gobierno español trata con esta nueva Comisión de Supervisión “de restituir la reputación, el buen nombre y la imagen del fútbol español y culminar el proceso electoral con una Asamblea renovada para el periodo 2024-2028”, dijo Uribes, citado en el comunicado.

España quiere despejar toda duda, especialmente como organizadora junto a Portugal y Marruecos del Mundial-2030.

“Tenemos que velar por lo que tenemos en el futuro, el futuro inmediato, que es el diseño del Mundial”, había afirmado Uribes durante una comparecencia en el Congreso de los Diputados, en la que anunció que el Gobierno haría todo para corregir la “situación inaceptable” de la RFEF.

En esa comparecencia, Uribes aseguró también estar “en constante comunicación con la FIFA” respecto a la RFEF.

“El CSD va a garantizar que el fútbol español mantenga su excelencia a nivel deportivo y destaque por su ejemplaridad también en el plano institucional”, insistió Uribes.

El secretario de Estado para el Deporte y presidente del CSD, José Manuel Uribes, instó a la Gestora “a limitarse en sus funciones a la mera administración ordinaria de la entidad, tal y como exige la ley”.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.