Agencias, Ciudad de México.- El Palmeiras pidió a la justicia deportiva de Brasil sancionar y multar al dueño del Botafogo, el magnate estadounidense John Textor, si reincide en sus señalamientos de que el club paulista se benefició de supuestos amaños para ganar el Brasileirao de 2023.

El bicampeón brasileño solicitó al Tribunal Superior de Justicia Deportiva (STJD) del Fútbol que Textor “se abstenga de hacer cualquier mención o referencia al Palmeiras por cualquier medio so pena de multa y suspensión”, indicó la corte en un comunicado.

Propietario del Botafogo de Rio de Janeiro desde marzo de 2022, el magnate ha denunciado reiteradamente supuesta corrupción en el Brasileirao de 2023, que su equipo perdió de forma insólita en la recta final tras liderar durante 31 jornadas y aventajar con hasta 13 puntos a sus escoltas.

Pero hasta ahora no ha presentado pruebas de las presuntas manipulaciones de partidos o favorecimientos arbitrales a sus rivales, en especial al ‘Verdão’, gran dominador del fútbol sudamericano en los últimos años junto al Flamengo.

Textor volvió a la carga el lunes al señalar, en una entrevista a un medio local y en una nota publicada en su sitio web, que tenía “pruebas contundentes” de que Palmeiras se habría beneficiado “del amaño de partidos durante al menos dos temporadas”.

“Lamento que esto vaya a crear mucho ruido, pero mis pruebas son del cien por ciento. Acudiré a los fiscales, para que así podamos limitarnos a jugar al fútbol”, afirmó.

A partir de análisis “confirmados” por “expertos e inteligencia artificial”, Textor aseguró que hubo actuaciones “anormales” de varios jugadores rivales en dos victorias contundentes de Palmeiras.

Mencionó los triunfos 4-0 contra Fortaleza en noviembre de 2022, que coronó al Palmeiras ese año, y 5-0 contra Sao Paulo en octubre de 2023.

En comunicados separados, Fortaleza y Sao Paulo repudiaron los señalamientos, exigieron a Textor presentar las supuestas pruebas y afirmaron que evalúan tomar medidas judiciales en su contra.

El magnate preside el grupo Eagle Football, con acciones en el Olympique de Lyon, el Molenbeek belga y el Crystal Palace inglés, además del Botafogo.

Fue suspendido preventivamente un mes en noviembre por el STJD luego de acusar de corrupción a la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), tras la derrota 4-3 de su equipo ante Palmeiras.

El presidente de la CBF, Ednaldo Rodrigues, lo demandó entonces por calumnia ante la justicia ordinaria de Rio de Janeiro.

El balompié brasileño enfrentó el año pasado un escándalo de manipulación de partidos, incluidos algunos de primera división. El caso está ante la justicia y por él han sido vetados varios futbolistas.

Una comisión parlamentaria, creada por el exastro del fútbol y ahora senador Romário, investigará desde este mes los esquemas de amaño.

Palmeiras afirmó que quiere que el empresario estadounidense sea multado y suspendido. El club radicado en São Paulo añadió que “no volverá a opinar acerca del grotesco intento del ridículo directivo de fútbol para justificar su pérdida del campeonato brasileño de 2023”.

Palmeiras ganó el título en 2023 con 70 puntos, mientras que el Botafogo terminó quinto con 64 unidades.

“Si las acusaciones son ciertas, deberemos aplaudirle. Si son falsas, debería ser vetado del fútbol”. dijo el senador Jorge Kajuru.

Kajuru, experiodista deportivo, también dijo estar molesto con la postura de Textor de no presentar evidencia, pero añadió que el congreso brasileño debería investigar tales acusaciones.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.