Agencias/Ciudad de México.- El francés Victor Wembanyama confirmó todos los pronósticos y se llevó el premio al Novato del Año en la NBA, tras un espectacular desembarco en la mejor liga de baloncesto del planeta.

El pívot de los San Antonio Spurs, de 20 años, se impuso a los otros dos aspirantes finalistas a este galardón de ‘rookie’ del año: Chet Holmgren (Oklahoma City Thunder) y Brandon Miller (Charlotte Hornets).

‘Wemby’ es el primer jugador en la historia de la NBA con al menos 1.500 puntos, 700 rebotes, 250 asistencias, 250 tapones y 100 triples en una temporada.

“Mi meta era siempre ayudar al equipo lo mejor que Podía, mejorar según el año avanzaba, y sabía que para hacer eso tenía que ser individualmente bueno y dominante en la pista”, dijo en declaraciones a la cadena TNT, que anunció el premio.

El galardón para Wembanyama fue una decisión unánime ya que recibió 99 de los 99 votos posibles como Novato del Año en primera posición (cada miembro del panel tenía tres posibilidades).

Solo cinco jugadores se habían llevado anteriormente este premio con el cien por cien de los votos: Ralph Sampson, David Robinson, Blake Griffin, Damian Lillard y el dominicano Karl-Anthony Towns.

Por detrás de Wembanyama, Holmgren y Miller (en ese orden) figuró el mexicano Jaime Jáquez Jr., cuarto en la votación tras una actuación muy destacada con los Miami Heat.

Wembanyama firmó un debut estratosférico en la NBA con unos alucinantes promedios de 21.4 puntos, 10.6 rebotes, 3.9 asistencias, 3.6 tapones (el jugador que más en esta campaña) y 1.2 robos en 29.7 minutos por partido.

El aterrizaje de este prodigio del baloncesto en la NBA llegó precedido de una expectación enorme como no se recordaba desde que LeBron James apareció en la liga hace más de 20 años.

No decepcionó para nada tras las esperanzas puestas en él. De 2.24 metros, Wembanyama ha exhibido por las canchas su excepcional combinación: la altura y la intimidación de un pívot gigantesco junto a una fascinante habilidad y rapidez que recuerdan más a un base o un escolta.

Es el primer francés que conquista este galardón en la NBA y el tercer jugador de los Spurs en hacerlo, después de dos leyendas del juego interior: el mencionado Robinson y Tim Duncan.

Además, es finalista al premio de Defensor del Año, junto a su compatriota Rudy Gobert de los Minnesota Timberwolves (el favorito para anotarse ese reconocimiento) y Bam Adebayo de los Miami Heat.

El maravilloso rendimiento de Wembanyama en su primer año en la NBA no tuvo eco en su equipo, los San Antonio Spurs, dirigidos por Gregg Popovich, que acabaron penúltimos de la Conferencia Oeste con un espantoso balance de 22-60.

A la espera de ver si los Spurs dan un paso adelante la próxima temporada para acompañar al talento generacional que tienen entre manos, Wembanyama afrontará una cita muy especial este verano con los Juegos Olímpicos de París 2024 encabezando a la selección de Francia.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.