mayo 29, 2024

Mejora perspectiva económica global

Por Erick Olivera Méndez/Ciudad de México.- La reciente revisión de las perspectivas económicas globales por parte de las Naciones Unidas ofrece un panorama ligeramente más optimista que el previsto a principios de año. El informe de mediados de 2024 predice un crecimiento económico mundial del 2.7 por ciento para este año, mejorando desde el 2.4 por ciento estimado en enero. Esta mejora refleja una notable recuperación en las economías de Estados Unidos, Brasil, India y Rusia.

Estados Unidos, la economía más grande del mundo, está mostrando señales de recuperación más fuertes de lo esperado, con una previsión de crecimiento del 2.3 por ciento en 2024, significativamente superior al 1.4 por ciento previsto anteriormente. Esta mejora es muy importante, dado el papel central de EE.UU. en la economía mundial. Paralelamente, economías emergentes como India y Brasil también están contribuyendo al impulso global, demostrando la fuerza de los mercados emergentes frente a las adversidades recientes.

Sin embargo, el informe no es del todo optimista, y la ONU advierte sobre un optimismo cauto, señalando varias incertidumbres que podrían frenar este crecimiento. Entre los desafíos se encuentran las elevadas tasas de interés, que podrían persistir durante períodos más largos, dificultando el pago de la deuda. Las tensiones geopolíticas, un factor constante de inestabilidad, junto con los riesgos climáticos, especialmente para los países más pobres y las pequeñas naciones insulares, también plantean serias preocupaciones.

La inflación, aunque ha disminuido desde su pico en 2023, sigue siendo un problema, y la ONU destaca la preocupación por la persistencia de la inflación por encima del objetivo del 2 por ciento en muchas economías desarrolladas, lo que podría complicar los esfuerzos de recuperación económica.

Comparando las previsiones de la ONU con las de otras organizaciones internacionales, se observa un matiz de divergencia. Mientras que el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) son más optimistas, proyectando un crecimiento del 3.2 por ciento y 3.1 por ciento respectivamente para 2024, la ONU se mantiene más conservadora en sus estimaciones. Esta cautela puede estar influenciada por los riesgos mencionados anteriormente, que podrían tener un impacto significativo en la estabilidad económica global.

Un punto a destacar es la mejora esperada en las pequeñas naciones insulares en desarrollo, que podrían ver su crecimiento económico aumentar del 2.4 por ciento en 2023 al 3.3 por ciento en 2024, impulsado por un repunte en el turismo. Esto subraya la importancia de la recuperación del sector turístico como motor económico para estas regiones.

En contraste, el panorama para África es menos alentador, con una reducción en las previsiones de crecimiento del 3.5 por ciento a principios de 2024 al 3.3 por ciento en el último informe. Este descenso refleja los desafíos persistentes que enfrenta el continente, incluidos los problemas de deuda y las adversidades climáticas.

Aunque las perspectivas económicas globales muestran una ligera mejoría, los desafíos estructurales y las incertidumbres globales sugieren la necesidad de mantener un enfoque prudente y estrategias políticas flexibles para navegar en este entorno volátil.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.