Agencias/Ciudad de México.- México mantendrá su prohibición del maíz transgénico para elaborar masa y tortillas, a pesar de la inconformidad de Estados Unidos al respecto, afirmó el Presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

“Hay paneles que se convienen entre países cuando existen estas discrepancias, como tribunales internacionales para acudir [ambos interesados] y es ahí donde revuelve. Hasta ahora, no ha habido problema porque sigue habiendo comercio de maíz [con Washington], solo que nosotros lo que hacemos es que mantenemos nuestro decreto de no utilizar maíz amarillo, maíz transgénico, para consumo humano”, dijo en conferencia de prensa.

Igualmente, el mandatario mexicano recalcó que las autoridades nacionales, especialmente el Consejo Nacional de Humanidades, Ciencias y Tecnologías (Conahcyt), continúan las investigaciones para determinar las secuelas del uso del maíz transgénico para consumo humano.

“Se estableció que no se puede utilizar maíz amarillo de importación para uso o consumo doméstico. Eso es lo que se está aplicando en nuestro país para las tortillas, los tamales, para todo lo que se hace con maíz que es mucho porque es la base de nuestra alimentación. Sin maíz, no hay país. Es una planta bendita. Siempre maíz blanco. Además, somos autosuficientes en maíz blanco”, aseguró.

López Obrador agregó que esta decisión no le agrada a la compañías, pero que continuará en la lucha para evitar el empleo de ese maíz para los alimentos.

El 7 de mayo de 2024, el Gobierno del mandatario estadounidense Joe Biden consideró que la prohibición de México sobre las importaciones de maíz transgénico para su uso en masa y tortillas para consumo humano no tiene base científica y viola los compromisos del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (TMEC), según el diario español El País.

México ha citado una gran cantidad de artículos científicos en un intento de encontrar alguna base para justificar su prohibición a la importación de ese producto estadounidense. Sin embargo, Washington afirma que los documentos son, en gran medida, irrelevantes para evaluar las medidas en la controversia y no demuestran los supuestos riesgos para la vida o la salud humana, animal o vegetal, como sostiene México.

El 13 de febrero de 2023, López Obrador emitió un decreto final que prohíbe el uso del maíz genéticamente modificado para consumo humano. Esta decisión despertó tensiones con Estados Unidos, pues dejará de participar en un mercado que está contemplado en el TMEC.

Según el decreto, se informó que por medio de la Constitución Política del país, se “reconoce el derecho humano a la alimentación nutritiva, suficiente y de calidad, a la protección de la salud y a un medio ambiente sano para el desarrollo y bienestar de las personas, y establece la responsabilidad del Estado de promover, respetar, proteger y garantizar estos derechos”.

Sin embargo, el grano podrá ser utilizado para la alimentación de animales y el procesamiento industrial de alimentos para consumo humano, como refrescos, frituras y cereales, entre otros.

Desde agosto de 2023, Canadá se sumó a las acusaciones de Estados Unidos contra México, que aseguran que el país latinoamericano violó el TMEC al prohibir el maíz transgénico para consumo humano, por lo que Ottawa apoyará la disputa iniciada por Washington contra su socio.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.