Agencias, Ciudad de México.- Cuando los Astros de Houston se enfrenten a los Rockies de Colorado este fin de semana, será la séptima serie de temporada regular que se juegue en México. Sin embargo, la presencia de las Grandes Ligas en el país va mucho más allá.

México se convirtió en 2016 en uno de los seis países del mundo con una oficina de MLB. Para Rodrigo Fernández, jefe de la organización al sur de la frontera, la serie de temporada regular puede ser el evento más grande del año, pero está lejos de ser el único que se realiza en el país.

Entre ellos, la oficina de MLB ejecuta un programa llamado First Pitch para promover el juego entre los niños. Otro es la MLB Cup, un torneo a nivel nacional para niños de 11 y 12 años que recientemente finalizó su quinto campeonato.

“Para nosotros (la serie) es la cereza del pastel porque tenemos muchas actividades durante el año”, dijo Fernández a The Associated Press. “La Copa MLB es transmitida por ESPN y es el torneo más grande de su tipo en México. Esos niños son el futuro de México”.

La oficina de MLB en México, junto con la Federación Mexicana de Béisbol, realizaron el torneo con 28 equipos. La final se jugó en la Ciudad de México.

“Queremos enviar el mensaje a los niños de que estamos interesados en que jueguen béisbol. Muchos de ellos probablemente terminen siendo fichados por la Liga Mexicana de Béisbol, pero además van a jugar en la selección nacional en su grupo de edad”, dijo Fernández.

Fernández ha sido el único director de la oficina desde su creación en 2016. Antes de asumir el cargo, trabajó como gerente general de operaciones de World Wrestling Entertainment para México y América Latina.

Además de México, Major League Baseball tiene oficinas en Londres, Tokio, Beijing y Santo Domingo, República Dominicana. La oficina está dentro de una torre de lujo adyacente al exclusivo centro comercial Artz Pedregal en la parte sur de la ciudad.

Aunque el puesto de Fernández sigue siendo el mismo, algunos de los objetivos de MLB en México han cambiado. En 2016, el comisionado Rob Manfred, dijo que quería ver si México podría ser un sitio potencial para la expansión. Pero hace un año, Manfred dijo que “nunca había estado cerca de la idea de México como una oportunidad de expansión”.

“El comisionado Manfred tiene un compromiso y un interés muy alto en México, sin embargo hay varios factores que nos han hecho cambiar nuestras estrategias y ahora solidificar las ligas locales es el paso principal para nosotros”, dijo Fernández.

La oficina de MLB en México ya trabaja estrechamente con la Federación Mexicana de Béisbol y están tratando de forjar una relación más estrecha con la Liga Mexicana de Béisbol, encabezada por su presidente Horacio de la Vega.

Desde que De la Vega asumió el mando en 2021, la liga ha experimentado una mayor asistencia a los estadios, los partidos se transmiten por televisión nacional y por servicios de streaming. Eso ha ayudado a aumentar la popularidad del deporte entre una nueva generación de fanáticos.

“Creo que (la asistencia de los aficionados) ha aumentado, antes había mucha gente mayor en el parque”, dijo el aficionado Carlos Hernández, de 63 años, antes de un partido entre los Diablos Rojos y los Tigres en la Ciudad de México la semana pasada. “Y ahora hay más aficionados, especialmente los jóvenes”.

Según Othón Díaz, presidente de los Diablos Rojos, hace nueve años el 53% de la afición del equipo tenía 55 años o más y ahora el 74% tiene menos de 45. También promediaban 3.000 aficionados por partido y ahora esa cifra es de 11.000.

Para algunos de esos fanáticos incondicionales, tener una serie de temporada regular de la MLB es bueno, pero solo para aquellos que pueden costearlo.

Fernández dijo que las entradas para la serie Astros-Rockies se agotaron en una hora y ahora el precio de venta en el mercado de reventa va desde 70 hasta 580 dólares.

“Es un buen espectáculo, pero los precios de las entradas son un poco elevados. Con el más barato podías venir (a ver a los Diablos Rojos) media temporada”, dijo Hernández, quien fue a ver a los Diablos con su esposa y sus dos hijos.

México fue sede por primera vez de juegos de la MLB en agosto de 1996, cuando los Padres de San Diego se enfrentaron a los Mets de Nueva York en Monterrey. Los Padres se enfrentaron a los Dodgers de Los Ángeles en 2018. Y en 2019, los Rojos de Cincinnati jugaron contra los Cardenales de San Luis y los Astros de Houston se enfrentaron a los Angelinos de Los Ángeles.

La Ciudad de México debía albergar una serie entre los Padres y los Diamondbacks de Arizona en 2020, pero fue cancelada debido a la pandemia de coronavirus. El año pasado, los Padres jugaron contra los Gigantes de San Francisco.

Según Fernández, hay planes de traer más juegos de temporada regular a México todos los años hasta el 2026, aunque no necesariamente serán en la misma sede. Mientras tanto, el trabajo de la oficina seguirá buscando ayudando a difundir la popularidad del béisbol en el país.

MLB ha llevado a cabo seis series de temporada regular en México, cinco de las ediciones previas en Monterrey y el año pasado se hizo historia con la primera serie en la Ciudad de México, con los Padres y los Giants. En el 2024, será el turno de los Astros y los Rockies de demostrar su talento a los aficionados mexicanos.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.