Agencias, Ciudad de México.- Después de una década sin ganar el título de la liga inglesa, el Manchester United anunció que había acordado vender una participación minoritaria en el histórico club a Jim Ratcliffe, en un acuerdo que también concederá que el multimillonario británico y aficionado desde su infancia tome control de sus operaciones futbolísticas.

El equipo 20 veces campeón de la liga no han ganado el título desde que el extécnico Alex Ferguson se retiró en 2013, lo que escaló una mayor ira hacia la familia Glazer, los propietarios estadounidenses del United.

El anuncio llega más de un año después de que el club fue puesto a la venta.

Ratcliffe, dueño del gigante de petroquímicos INEOS y que es una de las personas más ricas del Reino Unido, adquirió una participación de “hasta el 25%” del 20 veces campeón de la liga e invertirá 300 millones de dólares en el Estadio Old Trafford.

Como parte del acuerdo, el United dijo que Ratcliffe tendrá responsabilidad en las operaciones del club.

Ratcliffe brindará 200 millones de dólares tras completar el acuerdo, así como 100 millones más al final del 2024, indicó el United. En total, el acuerdo tiene valor de 1,600 millones de dólares, incluyendo 300 millones de recursos financieros.

El acuerdo aún debe ser aprobado por la Liga Premier.

Ratcliffe, quien nació en Failsworth, en Gran Manchester, originalmente presentó una oferta para adquirir la participación completa de la familia Glazer, de alrededor del 69%.

“Como un chico local y seguidor del club desde hace mucho, estoy complacido de que pudimos llegar a un acuerdo con la junta del Manchester United que nos delegará la responsabilidad gerencias de las operaciones deportivas del club”, indicó Ratcliffe.

“Aunque el éxito comercial del club ha asegurado que siempre hayan fondos disponibles para ganar trofeos en los más altos niveles, este potencial no se ha visto recientemente. Traeremos el conocimiento global, experiencia y talento de INEOS Sport group para ayudar a mejorar al club, mientras proveemos de fondos con la intención de invertir a futuro en Old Trafford”.

La transacción se pagará con fondos de Trawlers Limited —una empresa que pertenece en sus totalidad a Ratcliffe— sin adquirir deuda, agregó el United.

Los aficionados del United habían criticado la naturaleza de endeudamiento del acuerdo de compra de la familia Glazer, que puso la deuda enteramente en el club, así como la falta de inversión y los dividendos a los dueños.

Avram Glazer y Joel Glazer, presidente del United, indicaron en un comunicado: “Sir Jim e INEOS traerán una vasta experiencia comercial, así como un significativo compromiso financiero al club. Y, a través de INEOS Sport, el Manchester United, tendrá acceso a experimentados profesional de alto perfil, con el conocimiento para crear y liderar equipos de gran nivel dentro y fuera del juego”.

“Manchester United tiene gente talentosa en todo el club y nuestro deseo es siempre mejorar en todos los niveles para ayudar a traer más éxito a futuro para nuestros increíbles aficionados”.

En noviembre del año pasado, la familia Glazer anunció los planes para traer nueva inversión e instruyó al banco mercantil estadounidense Raine que supervisará el proceso, que incluyó una posible venta completa.

Ratcliffe había estado en competencia con el banquero qatarí, el jeque Jassim bin Hamad Al Thani para adquirir la participación de los Glazers, que son dueños de los Buccaneers de Tampa Bay. Pero tras meses de prolongadas negociaciones, el jeque Jassim retiró su oferta en octubre.

United indicó que Ratcliffe pagó 33 dólares por cada acción.

El grupo Manchester United Supporters Trust sintió que los fanáticos tendrían una “mezcla de sentimientos” después de que la inversión de Ratcliffe dejara a los Glazer todavía en el cargo general.

“Cuando la supuesta Revisión Estratégica fue anunciada hace casi un año, finalmente parecía que la venta del club estaba en el horizonte, lo que potencialmente traería una nueva inversión y una nueva dirección que claramente el MUFC necesita”, dijo MUST en un comunicado.

“Ante ese contexto, hoy los aficionados tienen sentimientos encontrados. Damos la bienvenida a la inversión de un aficionado de la infancia, Sir Jim Ratcliffe y a su compañía INEOS, pero muchos desearían que su participación de la que es propietario fuera mayor a la que inicialmente su rumora de 25%. Notamos a través de las declaraciones de que él y su equipo controlarán las actividades deportivas, pero surge la duda de cómo una organización puede poner su negocio principal en manos de un accionista minoritario, y como funciona esto de manera significativa en la práctica”.

MUST agregó: “Hoy quizás – y solo quizás – sería un paso hacia adelante para el Manchester United luego de unos años muy complicados”.

El acuerdo, en virtud del cual el grupo INEOS de Ratcliffe se hará cargo de la gestión de las operaciones futbolísticas del club, pone fin a más de un año de incertidumbre, después de que la familia Glazer, propietaria mayoritaria, declarara en noviembre de 2022 que estaba estudiando opciones estratégicas.

Los Glazer han sido duramente criticados por los aficionados por presidir un declive en el rendimiento del club desde que el exentrenador Alex Ferguson se retiró en 2013 tras un periodo de éxito sin precedentes.

“Como chico de aquí y seguidor del club de toda la vida, estoy muy contento de haber podido llegar a un acuerdo con la directiva del Manchester United que nos delega la responsabilidad de gestión de las operaciones futbolísticas del club”, dijo Ratcliffe, de 71 años, en un comunicado.

“Aunque el éxito comercial del club siempre ha garantizado la disponibilidad de fondos para ganar trofeos al más alto nivel, este potencial no se ha aprovechado plenamente en los últimos tiempos”, señaló.

“Aportaremos el conocimiento global, la experiencia y el talento del amplio grupo INEOS Sport para ayudar a impulsar nuevas mejoras en el Club, al tiempo que proporcionaremos fondos destinados a permitir futuras inversiones en Old Trafford”, agregó.

La compra de la participación de Ratcliffe a 33 dólares por acción valora al 20 veces campeón de Inglaterra en 6.300 millones de dólares, incluida la deuda, según una fuente conocedora del proceso. El club indicó que 200 millones de dólares de la inversión prevista por Ratcliffe se pagarían al cierre de la operación, y otros 100 millones a finales de 2024.

El jeque qatarí Jassim bin Hamad al Thani también había estudiado la posibilidad de comprar el club, pero abandonó el proceso al afirmar que no elevaría su oferta de 6.000 millones de dólares.

INEOS es también propietaria del Niza, de la Ligue 1 francesa; del FC Lausanne-Sport, de la Superliga suiza; y colabora con el Racing Club de Abiyán, de la Ligue 1 marfileña. También está detrás de Grenadiers, uno de los equipos ciclistas más laureados del mundo.

“Sir Jim e INEOS aportan al club una gran experiencia comercial, así como un importante compromiso financiero”, declararon los presidentes ejecutivos del United, Avram y Joel Glazer. “Y, a través de INEOS Sport, el Manchester United tendrá acceso a avezados profesionales de alto rendimiento, con experiencia en la creación y dirección de equipos de elite, tanto de dentro como de fuera del fútbol”.

Desde que Ferguson dejó el cargo, el United ha pasado por cinco entrenadores permanentes y tres interinos, pero no ha logrado recuperar los días de gloria, ganando una Copa de Inglaterra, dos Copas de la Liga y una Europa League en 11 años.

La inflexible postura de los Glazer de no vender el club se ha convertido en una fuente de frustración para los aficionados, que clamaban por un cambio y celebraban protestas mientras la deuda neta del club se disparaba hasta superar los 600 millones de dólares.

El Manchester United Supporters Trust (MUST) acogió con satisfacción la inversión de Ratcliffe, pero cuestionó la nueva estructura que se pondrá en marcha y exigió una reunión con el equipo de INEOS para conocer sus planes.

“Tomamos nota de las declaraciones de que él y su equipo controlarán las actividades deportivas, pero nos preguntamos cómo puede una organización poner su actividad principal en manos de un accionista minoritario y cómo funciona eso en la práctica”, señaló MUST en un comunicado.

“Ahora corresponde a los propietarios y a la dirección del club explicar de forma adecuada cómo funcionará esta nueva estructura, hacia dónde se dirigirá la nueva inversión y cómo beneficiará al equipo en el campo”, indicó.

Bajo la dirección del holandés Erik ten Hag, el United es octavo en la Premier League -a 12 puntos del liderato- a pesar de un desembolso en fichajes de casi 1,000 millones de euros (1,100 millones de dólares) en los últimos seis años. Además, ha quedado eliminado de las competiciones europeas al terminar último en su grupo de la Liga de Campeones.

“Estamos aquí a largo plazo y reconocemos que nos esperan muchos retos y un duro trabajo”, afirmó Ratcliffe. “Nuestra ambición compartida es clara: todos queremos ver al Manchester United de vuelta a donde pertenecemos, en lo más alto del fútbol inglés, europeo y mundial”.

INEOS es también propietaria del Niza, de la Ligue 1 francesa; del FC Lausanne-Sport, de la Superliga suiza; y colabora con el Racing Club de Abiyán, de la Ligue 1 marfileña. También está detrás de Grenadiers, uno de los equipos ciclistas más laureados del mundo.

“Sir Jim e INEOS aportan al club una gran experiencia comercial, así como un importante compromiso financiero”, declararon los presidentes ejecutivos del United, Avram y Joel Glazer. “Y, a través de INEOS Sport, el Manchester United tendrá acceso a avezados profesionales de alto rendimiento, con experiencia en la creación y dirección de equipos de elite, tanto de dentro como de fuera del fútbol”.

Desde que Ferguson dejó el cargo, el United ha pasado por cinco entrenadores permanentes y tres interinos, pero no ha logrado recuperar los días de gloria, ganando una Copa de Inglaterra, dos Copas de la Liga y una Europa League en 11 años.

La inflexible postura de los Glazer de no vender el club se ha convertido en una fuente de frustración para los aficionados, que clamaban por un cambio y celebraban protestas mientras la deuda neta del club se disparaba hasta superar los 600 millones de dólares.

El Manchester United Supporters Trust (MUST) acogió con satisfacción la inversión de Ratcliffe, pero cuestionó la nueva estructura que se pondrá en marcha y exigió una reunión con el equipo de INEOS para conocer sus planes.

“Tomamos nota de las declaraciones de que él y su equipo controlarán las actividades deportivas, pero nos preguntamos cómo puede una organización poner su actividad principal en manos de un accionista minoritario y cómo funciona eso en la práctica”, señaló MUST en un comunicado.

“Ahora corresponde a los propietarios y a la dirección del club explicar de forma adecuada cómo funcionará esta nueva estructura, hacia dónde se dirigirá la nueva inversión y cómo beneficiará al equipo en el campo”, indicó.

Bajo la dirección del holandés Erik ten Hag, el United es octavo en la Premier League -a 12 puntos del liderato- a pesar de un desembolso en fichajes de casi 1,000 millones de euros (1,100 millones de dólares) en los últimos seis años. Además, ha quedado eliminado de las competiciones europeas al terminar último en su grupo de la Liga de Campeones.

“Estamos aquí a largo plazo y reconocemos que nos esperan muchos retos y un duro trabajo”, afirmó Ratcliffe. “Nuestra ambición compartida es clara: todos queremos ver al Manchester United de vuelta a donde pertenecemos, en lo más alto del fútbol inglés, europeo y mundial”.

El jeque qatarí Jassim bin Hamad al Thani también había estudiado la posibilidad de comprar el club, pero abandonó el proceso al afirmar que no elevaría su oferta de 6,000 millones de dólares.

Comentarios desactivados en Jim Ratcliffe adquiere el 25% de participación del Manchester United