Agencias/ Ciudad de México.- El organismo rector del fútbol europeo, la UEFA, invitó al internacional danés Christian Eriksen y a los paramédicos que ayudaron a salvar su vida durante el paro cardíaco que sufrió el futbolista en la cancha a asistir a la final de la Euro 2020 en Wembley el domingo.

El mediocampista danés se desplomó frente a la afición presente en el estadio y una audiencia televisiva masiva durante el primer partido de su país en el torneo.

La UEFA dijo que Eriksen, su pareja y seis médicos fueron invitados a la final.

Uno de los paramédicos, Peder Ersgaard, dijo que se sentía honrado de recibir una invitación del presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin.

“Estoy emocionado, como un niño en Nochebuena”, dijo a la revista Fagbladet FOA. “Estoy muy orgulloso de mis esfuerzos, pero también de todo el equipo. No fue un esfuerzo de un solo hombre”.

Eriksen, de 29 años, sufrió el problema cardíaco en la cancha del estadio Parken en la primera mitad del encuentro contra Finlandia. Se le administró resucitación cardiopulmonar y se le reanudó el funcionamiento del corazón con un desfibrilador mientras los jugadores rodeaban a los médicos.

Ahora el futbolista se está recuperando en casa.

El agente de Eriksen no pudo ser contactado por teléfono de inmediato.

Inicialmente traumatizada pero luego inspirada por la difícil situación de Eriksen, Dinamarca se metió en las semifinales y jugará contra Inglaterra el miércoles por un lugar en la final.

¿Volverá a jugar?

Christian Eriksen es uno de los personajes destacados de la Eurocopa, el futbolista que puso el corazón en un puño a todos los aficionados cuando sufrió un colapso en el encuentro de la primera fase de la Eurocopa entre Dinamarca y Finlandia. El jugador del Inter tuvo que ser reanimado sobre el césped, y las imágenes de sus compañeros tapándoles mientras se le hacía la reanimación dieron la vuelta al mundo. Fue un momento durísimo.

Aquella rápida intervención le salvó la vida. De allí fue trasladado a un hospital, donde se diagnóstico que había sufrido un colapso cardiaco aunque no se dieron más detalles de las causas. La decisión de los médicos, y del propio Eriksen, avalados también por las opiniones de diversos especialistas del mundo, fue operarle e instalarse un desfibrilador interno para que controle el corazón en caso de que pueda volver a fallar.

Con este desfibrilador, Eriksen podrá seguir haciendo vida normal y podrá jugar al fútbol. Eso sí, la duda está en si podrá hacerlo de manera profesional como hasta ahora. Hay casos que así lo demuestran, por ejemplo el del neerlandés Daley Blind que también tiene incorporado un desfibrilador interno y milita en el Ajax, con el que juega con normalidad.

El problema para Eriksen es que en Italia no está permitida la práctica del deporte profesional con un desfibrilador interno. Se considera un riesgo por si en algún golpe o mal movimiento se produce un fallo en el aparato. Por lo tanto, si el centrocampista danés quiere seguir jugando de manera profesional deber irse de Italia. Aquí entran otros aspectos como los seguros. Cuánto debería cubrir una aseguradora a un club que lo fiche sabiendo su historial y cuánto puede demandar el Inter por perder a un jugador por un motivo de salud

Comentarios desactivados en Invitan a Eriksen y paramédicos a final de Eurocopa en Wembley