Agencia/InsurgentePress, Ciudad de México.- El homicidio de un hombre, quien acompañaba a su hijo a pedir “calaverita” y ocurrido ayer en Iztacalco, fue una agresión directa por dos motociclistas.

La Procuraduría capitalina informó que hasta el momento no hay evidencia de que los responsables hayan estado vestidos de payasos, como se mencionó en redes sociales.

Consta en el expediente FIZC/IZC-2/UI-2S/D/2353/11-2016, al que REFORMA tuvo acceso, que el que estaba vestido de payaso era una de las víctimas.

Se trata de Joshua Tadeo, de 11 años de edad, quien recibió un impacto de bala en el cuello, por lo cual se reporta grave en un hospital.

Su padre, Ángel, de 34 años de edad, era comerciante de bisutería en el Centro.

El crimen tuvo lugar cerca de las 20:30 horas, en el cruce de Sur 131 y Oriente 100, en la Colonia Ramos Millán.

Un tío de Ángel fue testigo de los hechos. Él refirió que los agresores no estaban disfrazados, y que iban a bordo de una motocicleta.

Reportan grave a menor

Joshua, el menor que fue baleado en la Colonia Ramos Millán, en Iztacalco, fue reportado como grave pero estable y se recupera en el Hospital de Balbuena.

Alejandra, madre del menor, comentó que después de ser ingresado a terapia intensiva se determinó que la bala había entrado por el cuello y salido por el tórax, de el lado derecho, rozando el pulmón.

El niño, de 11 años, tuvo que ser intervenido de emergencia pues había sangre en uno de sus pulmones.

Se espera que en las próximas horas se determine si el menor debe quedarse en dicho nosocomio o es trasladado a un pediátrico especializado.

Alejandra desmintió la versión de que los agresores iban vestidos de payaso.

Con información de Reforma

Comentarios desactivados en Investigan homicidio de terror en Iztacalco