Agencias/ Ciudad de México.- Ahora que inició junio, los equipos de la NFL pueden canjear o dar de baja a jugadores. Asimismo, cuentan con la posibilidad de extender el cálculo del tope salarial a lo largo de dos años y no uno.

Esto no significa que Aaron Rodgers se irá, pero hasta este momento los Packers no podían costearse el canje desde el punto de vista financiero. Es más probable que otras tras estrellas como Julio Jones y Zach Ertz sean enviadas a otros equipos.

Se espera que el tope salarial aumente a 208,2 millones de dólares en 2022. Así, los equipos tendrán más flexibilidad para realizar grandes cambios.

Enseguida, un vistazo a algunos de los jugadores que podrían ser canjeados o dados de baja:

El reinante Jugador Más Valioso ha expresado su frustración con los Packers, pero el equipo insiste en que no se va a ir. Green Bay habría incurrido en un cargo de 38,4 millones de dólares por el tope salarial si hubiera cedido en canje a Rodgers antes del martes. Al aguardar, los Packers liberarían 22,85 millones en margen respecto del tope salarial en 2021 y otros 22,5 millones para 2022. La totalidad del contrato saldría de los libros contables para 2023.

Por supuesto, el club no ha llegado al punto en el que quiera deshacerse de Rodgers.

“Lo queremos de vuelta de cualquier forma”, recalcó el entrenador de los Packers Matt LaFleur el mes pasado durante el campamento de novatos.

El receptor elegido siete veces al Pro Bowl indicó la semana pasada que estaba listo para dejar a Atlanta. Los Falcons tienen problemas relacionados con el tope salarial y Jones les costará 23 millones respecto de ese límite en 2021. Canjearlo ayudaría a que Atlanta se ahorrara 15 millones.

El tight end tres veces seleccionado al Pro Bowl se despidió de Filadelfia en una emotiva conferencia de prensa al término de la temporada, pero el gerente general Howie Roseman no ha encontrado una oferta aceptable.

Canjear o dar de baja a Ertz liberaría 8,5 millones respecto del tope salarial este año con los Eagles. Les costará 4,2 millones en dinero muerto en 2021 y 3,6 en el 2022.

El quarterback elegido tres veces al Pro Bowl quiere irse de Houston, pero su futuro es incierto después de que 22 mujeres presentaron demandas contra Watson por agresión sexual o acoso. La policía de Houston y la NFL están investigando las acusaciones.

El quarterback elegido siete veces al Pro Bowl comenzó a ser objeto de las especulaciones de un posible canje después de que puso en duda si Seattle estaba haciendo lo suficiente para rodearle de un equipo ganador, pero el coach de los Seahawks Pete Carroll y el gerente general John Schneider negaron los rumores de una salida en abril.

El quarterback de los Steelers de Pittsburgh Ben Roethlisberger afirmó que fue su idea rebajarse voluntariamente su salario a fin de asegurar su regreso para jugar una 18va temporada.

Roethlisberger habló el martes por primera vez desde que acordó su nuevo contrato en marzo. Ese convenio garantizó que, a sus 39 años, siga con los Steelers, el único equipo de la NFL para el que ha jugado.

“Le dije (a la gerencia) que quería ayudar al equipo como fuera”, relató. “Dije que haría lo que fuera para ayudar a que el equipo contratara a jugadores que nos ayuden a ganar. Sabía que tenemos una gran defensiva e increíbles armas en la ofensiva, entonces quería regresar y ser parte de lo que creo es un grupo especial. Para hacerlo sentí que era necesario (aceptar el recorte)”.

Los Steelers no escondieron la necesidad de que Roethlisberger se recortara el sueldo para aligerar parte del golpe de 41 millones de dólares respecto del tope salarial, previsto para 2021.

El presidente del equipo Art Rooney II, el coach Mike Tomlin y el gerente general Kevin Colbert expresaron su deseo de tener a Roethlisberger de vuelta, pero reconocieron la necesidad de hacerlo de una manera que otorgara flexibilidad financiera al equipo.

Roethlisberger aceptó felizmente.

“Siempre exudaré negro y dorado”, dijo. “No quería irme a ningún lugar. Le dije a los Rooney y al coach Tomlin que quería estar aquí. Esta es mi casa. Casi la mitad de mi vida he jugado fútbol (americano) con los Steelers. Es por esto que acepté el recorte, para quedarme y ayudar al equipo, porque creo en este grupo”.

Los Steelers ganaron sus primeros 11 partidos en el 2020 y terminaron con foja de 12-4 para llevarse el título de la División Norte de la Conferencia Americana. Pero trastabillaron al final, perdiendo cinco de sus últimos seis partidos, incluyendo la derrota ante Cleveland en la ronda de comodín de la postemporada cuando Roethlisberger lanzó cuatro intercepciones.

Los Steelers atendieron sus problemas en la ofensiva con sus primeras cuatro selecciones del draft, incluyendo el destacado corredor de Alabama Najee Harris en la primera ronda.

La restructuración de Roethlisberger ayudó a que los Steelers tuvieran suficiente dinero para persuadir al receptor JuJu Smith-Schuster para regresara un año.

Pero el centro elegido nueve veces al Pro Bowl Maurkice Pouncey se retiró, al igual que el tight end Vance McDonald, mientras que se declararon agentes libres los integrantes de la línea ofensiva Alejandro Villanueva y Matt Feiler, así como el corredor James Conner.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.