Agencias/Ciudad de México.- Una necrópolis prerromana de unos 2.700 años de antigüedad fue descubierta por especialistas durante una excavación arqueológica de carácter preventivo ante la construcción de una central eléctrica en proyecto, a unos 50 km al noreste de Nápoles, Italia.

Durante los trabajos se desenterró una amplia zona de enterramientos que data del período entre el final de la Edad de Hierro y la tercera mitad del siglo VIII a. C. y la segunda mitad del siglo VII a. C.

Cabe destacar que el gran cementerio se creó y utilizó al mismo tiempo que se fundó Roma, es decir, hacia el 753 a. C. Sin embargo, la comunidad de la Edad de Hierro que construyó este cementerio no tenía conexión directa con Roma, que se encuentra a 200 kilómetros de distancia, escribe Arkeonews.

Este gran cementerio de la Edad de Hierro se extiende sobre una superficie de 13.000 metros cuadrados. En total, los arqueólogos han desenterrado 88 tumbas, tanto cinerarias como inhumaciones, repletas de ajuares funerarios. Se trata de pueblos anteriores a los sanmitas que vivían en el interior de la región conocida hoy como Campania.

Los ajuares funerarios muestran diferencias de género. Las tumbas de los hombres contenían armas, mientras que las de las mujeres estaban ricamente ornamentadas con adornos de bronce como fíbulas, brazaletes, colgantes, elementos de ámbar y piezas de hueso trabajado. Tanto los hombres como las mujeres estaban enterrados con objetos de cerámica de diversas formas y tamaños, normalmente colocados cerca de los pies del difunto.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.