Agencias/Ciudad de México.- La selección mexicana perdió la hegemonía en la Confederación tras sufrir una dolorosa caída ante su odiado rival Estados Unidos en la Final de la Concacaf Nations League en tiempos extras 3-2.

Durante intensos 90 minutos ambas selecciones empataron a dos goles para pelear en Tiempos Extras la definición del título que se decantó a favor de Estados Unidos.

Un dudoso penal revisado a través del VAR, permitió a la escuadra estadounidense romper el desempate de la mano de Christian Pulisic en el Estadio Sports Authority Field Denver.

Los seleccionados nacionales con caras largas y decepcionados recibieron su medalla como subcampeones.

El nombre de Andrés Guardado cobró importancia en redes sociales, ya que el canterano del Atlas falló un penal que permitiría a al Tri salvar el honor en la recta final del alargue.

El partido inicio con buenos augurios para la México pues no había había transcurrido el primer minuto de juego cuando se puso al frente del marcador. El Tecatito Corona no perdonó un craso error en la salida de Mark McKenzie y fusiló con un disparo certero a Zack Steffen para marcar el primer gol en el Clásico de la Concacaf.

La respuesta de los estadunidenses llegó rápido, Sargent ingresó al área y de pierna derecha sacó un disparo que logró controlar Guillermo Ochoa. Aquella fue la tónica del primer tiempo, vértigo, rapidez y hasta nerviosismo.

De nuevo, el Tecatito llegó a línea de fondo y sacó un centro al corazón del área donde lo esperaba Héctor Herrera, pero Steffen cortó el envío con una salida atinada. Acto seguido, Estados Unidos atacó a velocidad, Gio Reyna hizo gala de su talento, pero Edson Álvarez lo cubrió a la perfección y recuperó el esférico.

México marcó un segundo tanto cuando Héctor Moreno entró solo al área y remató de cabeza para vencer el arco de Steffen, pero el grito de gol en las gradas se ahogó luego de que el silbante revisó la jugada en el VAR y decretó fuera de lugar.

Fue prácticamente en la siguiente jugada que Reyna igualó los cartones a uno. El jugador del Borussia Dortmund capitalizó con un zurdazo después de un primer remate de McKennie que pegó en el poste.

En la recta final del primer tiempo el Chucky Lozano quedó solo frente al portero del Manchester City, este achicó y se bloqueó el balón para evitar el segundo del Tri con un atajadón.

El primer aviso de la segunda mitad fue del tricolor. Tras una buena jugada de Herrera, Charly Rodríguez se quedó cerca de anotar con un disparo que pasó por encima de la portería.

Sergiño Dest intentó sorprender a Paco Memo con un tiro de larga distancia que pasó desviado de la portería mexicana. Ochoa fue factor cuando se lanzó sobre su costado izquierdo para detener un disparo de Sargent.

El partido se paró varios minutos por la lesión de rodilla del portero Zack Steffen, el guardameta abandonó el terreno de juego, Ethan Horvath entró en su lugar.

México sufrió a balón parado tras un par de tiros de esquina, pero los reflejos felinos del portero americanista evitaron la caída de su marco.

Los últimos instantes se vivieron con intensidad. Diego Lainez entró encendido al terreno de juego, y marcó un verdadero golazo cuando encaró al lateral hacia el centro y sacó un buen tiro con la zurda que se incrustó al fondo de la red.

La ventaja le duró poco al Tri, McKennie ganó un balón por aire y remató de cabeza ante la nula marca de Gallardo. A pesar del lance, Ochoa no pudo evitar el 2-2.

Horvath fue protagonista al atajar un complicado disparo del Chucky y al encarar en la siguiente jugada a Edson Álvarez.

Antes de que culminara el tiempo regular, el partido se suspendió momentáneamente por la aparición del grito discriminatorio en las gradas. Luego de esto se dio el silbatazo final y el encuentro se fue a los tiempos extra.

La primera parte de la prórroga fue dominada por el Tricolor, sin embargo, no logró conseguir la anotación que le diera la ventaja y en el segundo tiempo extra, Estados Unidos se encontró con una pena máxima luego de que Carlos Salcedo derribara a Christian Pulisic dentro del área y la jugara se revisara en el VAR.

Fue el propio Pulisic quien venció a Ochoa desde los once pasos, cobrando con personalidad al ángulo superior izquierdo y dándole la ventaja al equipo de las ‘Barras y Estrellas’.

El Tri tuvo la oportunidad de emparejar el partido y mandarlo a los penales, cuando McKenzie cometió una mano dentro del área, para que se sancionara penal luego de revisarse en el videoarbitraje, sin embargo, el cobro de Andrés Guardado fue detenido por el arquero Ethan Horvath y esto le aseguró el campeonato del certamen a Estados Unidos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.