InsurgentePress, Guadalajara.- La noticia de que se agotaron los boletos para la Final de vuelta del Clausura 2017 cayó de mala manera en los aficionados rojiblancos.

Cerca de 300 personas que estaban formadas para comprar sus entradas este día cerraron la circulación de la Avenida del Bosque, en su sentido Sur a Norte, demandando que querían boletos.

Este día, a las 10:00 horas, marcaba el inicio de la venta de boletos para el público general; sin embargo, desde ayer en la tarde se colocaron mantas avisando que las entradas se habían agotado.

El Guadalajara y Tigres jugarán la Final de vuelta en el Estadio Chivas el domingo a las 18:06 horas. Es la primera vez que el Guadalajara llega a la Final en casi 11 años.

“Nadie pasa”, gritó un aficionado a otro, que trataba de abrir paso a una señora en su camioneta. Una patrulla de Movilidad era la que avisaba a los automovilistas que tenían que dar vuelta.

Muchos vehículos retornaban sobre el mismo carril y se iban en sentido contrario, aunque luego se liberó la vialidad.

La Policía de Zapopan resguarda la entrada hacia el Estadio, donde los aficionados esperan una señal de esperanza.

Con información de Reforma

Comentarios desactivados en Fanáticos pierden la cabeza por escasez de boletos