Texto Periódico Marca/Londres.- El Manchester United se ha clasificado para los octavos de final gracias a un gol de Fellaini en el descuento contra el Young Boys (1-0). El equipo de Mourinho tuvo que esperar hasta el último minuto para sorprender a los suizos y viajará a Mestalla con los deberes hechos.

Mourinho lanzó un mensaje a su plantilla desde la alineación titular. El portugués comentó en la previa que sacaría un equipo que pudiera afrontar con felicidad un partido tan importante y la consecuencia fue dejar fuera de la convocatoria a Alexis Sánchez, sin ningún problema físico, y relegar al banquillo a dos imprescindibles como Pogba y Lukaku, que fueron titulares y recibieron críticas tras sus actuaciones el pasado fin de semana ante el Crystal Palace.

En ataque, los elegidos fueron Rashford, Lingard y Martial, mientras que el centro del campo quedó cubierto con Fellaini, Fred y Matic. Un total de seis cambios con respecto al partido del sábado y un toque de atención a varios de sus futbolistas más decisivos.

A pesar de ello, no hubo manera de sorprender al Young Boys. El Manchester United tuvo el balón y generó más peligro, principalmente en las botas de Rashford, pero el gol se le atragantó y siguieron pasando los minutos. El atacante inglés gozó de las mejores oportunidades, aunque sin puntería desde la posición de nueve, mientras la grada de Old Trafford comenzaba a desesperar ante el 0-0 del marcador.

Con media hora por delante, Mourinho llamó a los refuerzos: Pogba, Lukaku y Mata entraron para intentar encontrar el gol de la victoria. Lukaku tuvo una oportunidad de cabeza muy clara, aunque no faltó la rutinaria parada de De Gea para evitar el gol visitante. El portero español sacó una milagrosa mano sobre la línea de gol, cuando la pelota había tocado en un defensa, y salvó a su equipo de la sorpresa.

Sin embargo, cuando todo el mundo contaba con el empate y con un duelo decisivo ante el Valencia en el último choque, apareció Fellaini. El belga recogió un cabezazo de Lukaku, se giró en el área y con su pierna derecha hizo el único gol de la noche: un gol que hizo enloquecer a Mourinho, que cogió la caja con botellas de agua y la tiró al suelo, y que clasifica al Manchester United a falta de un partido por jugarse.

Fue una de las imágenes del partidos entre el Manchester United y el Young Boys. Los ‘red devils’ volcados en el área rival, marcaron el minuto 91 para meterse en los octavos de final de la Champions League. Mourinho no pudo contenerse y agarró el portabotellines del equipo para reventarlo sobre el suelo.

El portugués no soportó la presión al ver que el United se complicaba el pase ante un equipo de menor calidad. Al final, Fellaini en el añadido dio la victoria al conjunto inglés.

Comentarios desactivados en Enloquece Mourinho con triunfo agónico de ManU sobre débil Young Boys