Agencias, Ciudad de México- Un tribunal italiano puso bajo administración judicial a una empresa propiedad de la unidad italiana del grupo de moda francés Christian Dior por subcontratar su producción a empresas chinas que explotaban a los trabajadores.

El tribunal de Milán ordenó un año de administración para Manufacturers Dior Srl, según la sentencia vista por Reuters.

De acuerdo a la sentencia, la empresa no aplicó “medidas adecuadas para verificar las condiciones de trabajo reales o las capacidades técnicas de las empresas contratantes”.

No fue posible contactar inmediatamente con un representante de LVMH para que hiciera comentarios.

Dior es la tercera empresa de moda a la que el tribunal de Milán pone en el punto de mira por cuestiones laborales similares, tras el Grupo Armani en abril y una compañía italiana de bolsos el año pasado.

La investigación de Dior se centró en cuatro proveedores chinos que emplean a 32 trabajadores en los alrededores de Milán, dos de los cuales eran inmigrantes ilegales y otros siete trabajaban sin la documentación requerida.

El personal vivía y trabajaba “en condiciones de higiene y salud inferiores a las mínimas exigidas por un enfoque ético”, señala el documento.

Un representante de LVMH no hizo comentarios de inmediato. Las acciones de LVMH ampliaron sus pérdidas anteriores ante la noticia de la decisión del tribunal de alcanzar un mínimo de sesión. Cerraron con una caída del 2.2%.

En el fallo de 34 páginas, los jueces dijeron que los trabajadores fueron obligados a dormir en el lugar de trabajo para tener “mano de obra disponible las 24 horas del día”.

Los datos que mapean el consumo de electricidad mostraron “ciclos de producción fluidos día-noche, incluso durante las vacaciones”. Además, se retiraron los dispositivos de seguridad de las máquinas para permitirles operar más rápido, según el documento.

Esto permitió a los contratistas controlar los costes y cobrar a Dior tan sólo 53 euros por el suministro de un bolso, según el documento, citando como ejemplo el modelo Dior PO312YKY, que la casa de moda luego vendía en las tiendas a 2,600 euros.

La unidad Dior no adoptó “medidas apropiadas para comprobar las condiciones reales de trabajo o las capacidades técnicas de las empresas contratistas”, añadió.

Delphine Arnault es presidenta y directora ejecutiva de Dior, la segunda marca de moda más grande de LVMH. Es la hija mayor de Bernard Arnault, que dirige el imperio LVMH y se encuentra entre las personas más ricas del mundo. La familia Arnault controla una participación del 42% en LVMH.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.