Por Ery Acuña/MonitorSur/Comitán de Domínguez, Chiapas, 31 julio 2018.-La anarquía se apoderó ayer de la Central de Abastos de Comitán de Domínguez. Las fuerzas del orden intervinieron una hora después de los disturbios, las ambulancias también.

Uno de los grupos involucrados llegó con lujo de violencia a recuperar unos locales, según nos aseguran. Tres personas perdieron la vida y 40 más resultaron heridas. Comitán es la tierra de los dos últimos secretarios de Gobierno más influyentes que ha tenido esta Administración: Juan Carlos Gómez Aranda y Eduardo Ramírez Aguilar.

En San Cristóbal de Las Casas se viraliza un video donde los llamados “Motonetos” quitan la vida de forma salvaje a un taxista. En Tuxtla Gutiérrez se permite que organizaciones siembren el desorden a niveles peligrosos.

Están los casos del MOCRI y Antorcha Campesina.

El caso de los dos muchachos muertos en la Normal Rural Mactumatzá, un asunto gravísimo, es otro caso digno de analizar con detalle.

El gobierno de Manuel Velasco Coello se despide con anarquía, desorden y caos, producto de la falta de atención a las demandas y problemas ocasionados, principalmente, por la pobreza.

La preocupación de Velasco Coello, hoy flamante Senador de la República, siempre siempre fue la de ocultar la corrupción. Y para ocultarla hay que hacer algo grande.

De hecho, es tan absurda esta violencia y este desorden que uno se pregunta; “Si esta barbarie no es para distraer a la sociedad del tremendo saqueo que se ha dado y no nos veamos forzados a preocupar de la pobreza y el hambre que nos está atacando… y que ha llegado a niveles impensables”.

Bueno sí, pero no tanto.

Comentarios desactivados en Detrás de los muertos de Comitán, el desgobierno de Manuel Velasco Coello