Agencias/Ciudad de México.- Tesla puede sufrir mucho en un periodo de recesión. Hablamos de un coche de gama alta, un lujo a decir de aquellos que lo tienen y a todas luces prescindible en los malos tiempos. Pero quizá esa exclusividad que vende, especialmente en sus coches de mayor gama, es lo que no se vendrá abajo en tiempos de recesión. Los ricos también lloran, pero no tanto.

Así que, lo que ha fue capaz hace una semana de hacer el split o desdoblamiento de acciones, que siempre se había tornado favorable al ser anunciado lo han hecho dos afirmaciones. La de mayor impacto, el anuncio de reducción de plantilla de la compañía. En concreto, en declaraciones a Bloomberg desde el Foro Económico de Catar, Elon Musk señalaba que se despedirá, durante los próximos tres meses al 10% de los asalariados de la firma. Eso supone, en concreto el 3,5% del total de los trabajadores que forman la compañía.

Considera que Tesla ha tenido un crecimiento muy rápido y que hay que acometer esta reducción en sus trabajadores en plantilla, aunque también ha indicado que, dentro de un año, espera que el número de sus empleados sea mayor, tanto de asalariados como de contratados por horas.

Pero habló de mucho más. Por ejemplo, de el gran problema al que ahora mismo se enfrenta la compañía. Y no es otro, dice su fundador, que la escasez de componentes de automoción, por lo que les limita el poder aumentar la producción ante el elevado precio de las materias primas, ante los problemas derivados de la cadena de suministros.

Eso sí nada dijo de la competencia que también le come terreno y sí de lo extremadamente alta que era la demanda en Tesla con una larga lista de espera, por lo que, cuando pudieran, dijo, aumentarían la capacidad de producción tan rápidamente como le fuera humanamente posible.

También se refirió a la recesión. Indicó Musk que es inevitable que llegue en cualquier ciclo económico, y que ahora mismo parece probable en un futuro próximo, aunque considera que, a corto plazo, no se producirá.

Casi tres semanas después de amenazar con reducir el 10 % de la plantilla de Tesla, lo que provocó una caída del 6 % de sus acciones, Elon Musk aclaró que los despidos de esta empresa se concentrarán en los empleados de oficinas y solo supondrán un 3.5 % de la fuerza laboral.

Musk hizo esta aclaración durante una intervención por videoconferencia en el Foro Económico de Catar.

El empresario justificó la decisión de reducir los trabajadores de oficina al señalar que Tesla había contratado demasiados en el pasado, por lo que era necesario despedir un 3.5%.

Musk aseguró que en los próximos meses aumentará el número de trabajadores de planta, encargados de montar los vehículos.

El consejero delegado de Tesla afirmó que los vehículos de la compañía tienen una demanda tan elevada que no está preocupado por la competencia sino por los límites que tiene para producir más automóviles.

“Necesitamos construir plantas de montaje de forma más rápida”, afirmó Musk durante su intervención en la que también alabó la disciplina y dedicación de los trabajadores chinos.

Tesla tiene una planta de montaje en la ciudad china de Shanghái, que a principios de año sufrió dos meses de estricto confinamiento por un brote de covid-19.

Durante el confinamiento, muchos trabajadores de la planta de Tesla en Shanghái vivieron en las instalaciones para mantener la producción de vehículos.

A principios de junio, Musk envió una misiva a la plantilla de Tesla en EEUU, criticando el trabajo remoto y amenazando con despidos a los que no trabajaran al menos 40 horas a la semana en las oficinas de la compañía.

“Cualquiera que desee trabajar de forma remota debe estar en la oficina durante un mínimo, y quiero destacar ‘mínimo’ de 40 horas a la semana o abandonar Tesla”, afirmó Musk.

La mayor preocupación de Tesla, agregó, es “¿cómo mantenemos las fábricas en funcionamiento para poder pagar a la gente y no ir a la quiebra?”.

Musk dijo a principios de esta semana que el recorte del 10% del personal asalariado de Tesla ocurrirá en tres meses. El hombre más rico del mundo también dijo que una recesión en Estados Unidos era más probable que no.

Tesla comenzó a principios de este año la producción en las fábricas de Berlín y Texas, ambas fundamentales para las ambiciones de crecimiento del principal fabricante de automóviles eléctricos.

Musk dijo que esperaba que Tesla inicie la producción de sus camionetas eléctricas Cybertruck a mediados de 2023, tras sufrir un retraso.

Comentarios desactivados en Despide Tesla a 3.5% de empleados de oficinas en EEUU