Agencias, Ciudad de México.- Decenas de miles de personas se congregaron en Marsella, la importante ciudad portuaria de Francia ubicada en la costa del Mediterráneo, para recibir la antorcha olímpica y marcar otro hito en la antesala de los Juegos de Verano en París.

El nadador olímpico Florent Manaudou se convirtió en el primer portador de la antorcha en Francia, luego que el Belem — un majestuoso velero de tres mástiles — trasladó la llama desde Grecia para el acto de bienvenida al anochecer en el Viejo Puerto de la ciudad.

La ceremonia de bienvenida de la llama olímpica transcurrió en medio de medidas estrictas de seguridad.

Al compás de La Marsellesa, el himno nacional de Francia, el velero ingresó al puerto. Aviones de la fuerza aérea de Francia sobrevolaron y dibujaron en el cielo los cinco anillos olímpicos y luego los colores rojo, azul y blanco de la bandera nacional.

El velero ancló en un muelle que se asemejó a una pista de atletismo y Manaudou cargó la antorcha a tierra firme en Francia. Se la entregó a la velocista paralímpica Nantenin Keïta, medallista de oro en los Juegos de Río de 2016. Keïta procedió a dársela al rapero Jul, oriundo de Marsella, quien encendió el pebetero mientras miles vitoreaban desde una zona acordonada en la ribera y muchos más lo hacían desde balcones y ventanas.

“Podemos estar orgullosos”, dijo el presidente francés Emmanuel Macron, quien acudió a la ceremonia de recibimiento.

“La llama está en territorio francés”, añadió el mandatario. “Los Juegos llegan a Francia y entrarán a las vidas del pueblo francés”.

El alcalde de Marsella Benoît Payan dijo que más de 230,000 personas acudieron al acto.

“Esta noche, la gente de Marsella ha ganado la primera medalla de oro de estos Juegos Olímpicos”, dijo Payan, sonriente.

La antorcha fue encendida en la antigua Grecia el mes pasado antes de ser entregada oficialmente a Francia. Partió de Atenas en el Belem, un velero que zarpó por primera vez en 1896, justamente al año en el que se disputaron los primeros Juegos Olímpicos modernos. El velero estuvo 12 días en altamar.

“El regreso de los Juegos a nuestro país será una celebración fantástica”, declaró Tony Estanguet, el presidente de los Juegos de París 2024.

“Como un exdeportista, entiendo cuán importante es el inicio de una competición. Fue por eso que escogimos a Marsella, porque es sin duda una de las ciudades más enamoradas del deporte”, añadió Estanguet, campeón olímpico de canotaje en los Juegos de 2000, 2004 y 2012.

La seguridad de los visitantes y residentes de Marsella fue una de las principales prioridades para las autoridades de Marsella, la segunda mayor ciudad de Francia con casi un millón de habitantes. Más de 8,000 agentes fueron movilizados en los alrededores del puerto.

Camille Chaize, una portavoz del Ministerio del Interior, indicó que las autoridades tomaron recaudos para diversas amenazas de seguridad, incluyendo el terrorismo.

“Hemos empleado varias medidas, notablemente con el Grupo de Intervención de la Gendarmería Nacional, que estará en el relevo de la antorcha de principio a fin”, dijo Chaize.

El pebetero olímpico será encendido tras la ceremonia de apertura de los Juegos que se realizará en el río Sena el 26 de julio. El sitio en París donde se prenderá el pebetero será mantenido en secreto hasta el mismo día. Se dice que entre las opciones están lugares icónicos de la capital francesa, como la Torre Eiffel y el jardín de las Tullerías, situado entre el Museo del Louvre y la Plaza de la Concordia.

La antorcha olímpica finalmente estará en Francia cuando llegue al puerto de Marsella en el sur del país. El recorrido ya ha sido extraordinario.

Después de ser encendida el 16 de abril del 2024 en la antigua Olimpia, la antorcha fue paseada en Grecia antes de salir de Atenas a bordo del Belem, un velero francés de tres mástiles, rumbo a Marsella. El Belem zarpó por primera vez en 1896, el mismo año de los primeros juegos modernos. Será acompañado por más de 1,000 embarcaciones alrededor de la bahía de Marsella antes de anclar en un pontón del Viejo Puerto que se asemeja a una pista de atletismo.

Los portadores de la antorcha llevarán el fuego por toda Marsella al día siguiente, con un último tramo que acabará en el Stade Vélodrome, el feudo del club de fútbol de la ciudad.

En este pelotón que rodeó a la joven ucraniana de 21 años, cuyo padre combate en el frente contra Rusia, estuvieron entre otros el francés Jean Galfione, campeón olímpico en 1996 del salto con garrocha, y la polaca Anita Wlodarczyk, triple campeona olímpica del lanzamiento de martillo.

Este relevo “es una manera de insistir en nuestra solidaridad con Ucrania (…) en el momento en el que sufren una terrible guerra de agresión”, señaló la ministra francesa de Deportes Amélie Oudea-Castera.

“Esta es una señal de unidad, de esperanza y de solidaridad, queremos su victoria”, añadió.

Para concluir esta primera jornada, la antorcha finalizó hacia las 19h30 locales (17h30 GMT) su recorrido en el estadio del Velódromo, donde se disputarán una decena de partidos del torneo olímpico de fútbol.

El último de los 200 portadores del día fue el exfutbolista internacional marfileño Didier Drogba, una de las leyendas del Olympique de Marsella. Fue él quien encendió el pebetero al término de la jornada.

No estuvo en este día de relevo en Marsella uno de los nombres que más había sonado, el exfutbolista y entrenador Zinedine Zidane, otro ilustre marsellés.

En una ciudad como Marsella, que vive por y para el Olympique de Marsella, el fútbol debe tener un papel protagonista, pese a que este deporte no sea, ni mucho menos, el más popular de los Juegos. Entre los relevistas del día figuraron además el exdelantero Jean-Pierre Papin, Balón de Oro en 1991, la exestrella de la selección francesa femenina Louisa Necib o Valentin Rongier, actual capitán del OM.

Después de salir de Marsella, se prevé una larga ruta a lo largo de Francia hasta culminar con la ceremonia de apertura de los Juegos el 26 de julio en París.

Aquí una mirada al recorrido de la antorcha:

MONT SAINT MICHEL

La llama llegará a la famosa y pintoresca abadía de Mont Saint Michel en Normandía el 31 de mayo.

Situada en un islote rocoso, la fortaleza podría ser un escenario propio para la serie Juego de Tronos. Pero es real, y muy antigua. Es tan vieja que existía durante la Guerra de los 100 Años entre Inglaterra y Francia, entre 1337 y 1453. La abadía se convirtió en una prisión y fue proclamada como un Patrimonio de la Humanidad en 1979.

POR LOS MARES

El recorrido es más singular al considerar que también se desviará a los territorios de ultramar de Francia — el llamado “Relevo de los Océanos”. Por el Atlántico, el Pacífico y el Índico, la antorcha estará en la Guinea Francesa el 9 de junio antes de llegar a Nueva Caledonia el 11 de junio.

Luego irá a la isla de Réunion en Saint-Denis — el mismo nombre del suburbio parisino donde estará la Villa Olímpica — para proceder hacia Papeete en Tahití — la sede del surf olímpico. Las siguientes paradas serán Baie-Mahault en Guadalupe y finalmente Fort de France en Martinica.

La antorcha finalmente volverá a Francia el 11 de junio en la ciudad sureña de Niza.

LA RUTA DEL QUESO

Cinco después de regresar al territorio continental francés, la antorcha pasar por la estación de esquí de Chamonix Mont Blanc — en los Alpes — para el Día Olímpico el 23 de junio del 2024.

La región de Haute-Savoie es famosa por sus glaciares cercanos a Italia — y tal vez más importante —- por producir finos quesos.

Si se pudieran inventar los Juegos Olímpicos del Queso, ocho competidores de fuste saldrían de Svoie: Abondance, Beaufort, Chevrotin, Emmental, Reblochon, Tome, Tomme y Raclette.

HACIA PARÍS

Después de pasar por Savoie, la antorcha recorrerá la región de Doubs en el este, para seguir en Estrasburgo en el noreste.

Tres días después, la llama estará en Verdún, sitio de una de las batallas más cruentas de la Primera Guerra Mundial. Más de 700,000 soldados franceses y alemanes murieron o resultaron heridos entre febrero y diciembre de 1916 en la Batalla de Verdún.

EL DÍA DE LA BASTILLA

La antorcha arribará a las calles de París el 14 de julio, justo para el Día de la Bastilla — la fiesta nacional de Francia.

Permanecerá el día siguiente en París para volver a salir y regresar vía Versalles — sede del Palacio Real — y los suburbios de Nanterre el 24 de julio y Sena Saint-Denis el 25 de julio.

Lo siguiente será el corto tramo para volver a París y la grandiosa ceremonia de apertura del 26 de julio, en la que los deportistas desfilarán en más de 80 embarcaciones al atardecer en el río Sena.

¿ÚLTIMO DESTINO?

Después de finalizada la ceremonia de casi cuatro horas, después de las 11 de la noche, el pebetero será encendido en un sitio que será mantenido en secreto hasta ese día. Se especula de lugares icónicos como la Torre Eiffel y los Jardines de las Tullerías afuera del Museo del Louvre.

Un total de 10,000 personas portarán el fuego a lo largo de la ruta. Las fuerzas policiales locales en cada sección del relevo se encargará de brindar seguridad a la llama y a sus portadores.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.