Agencias/ Ciudad de México.- El ministro del Interior de Alemania dijo que fue “absolutamente irresponsable” por parte de la UEFA permitir la entrada de más de 40,000 aficionados al estadio de Wembley para el partido de octavos de final de la Eurocopa que enfrentó a Inglaterra y Alemania el martes.

Las 41,973 personas que acudieron al estadio londinense son la mayor entrada en un encuentro en Gran Bretaña desde el inicio de la pandemia, y se produjo en pleno rebrote de los casos de COVID-19 alimentado por la variante delta, más contagiosa.

El titular de Interior, Horst Seehofer, también es el responsable del deporte alemán.

Preguntado por la asistencia al juego en que el Alemania quedó fuera del torneo y por la perspectiva de un aforo mayor para las semifinales y la final, que también se disputarán en Wembley, dijo: “Creo que está posición de la UEFA es absolutamente irresponsable”.

Según Seehofer, la decisión está motivada por el dinero “y el comercio no debe eclipsar la protección de la población contra las infecciones”.

Además, pidió al órgano rector del fútbol europeo que “no imponga esto a las autoridades sanitarias locales” y dijo que la UEFA debería decir “no queremos que sea de esta forma y vamos a reducir el número de espectadores”.

Mientras los europeos disfrutan viendo el torneo, aumenta la preocupación por las posibles repercusiones en la salud.

La autoridad sanitaria de Escocia dijo a principios de esta semana que se había identificado a 1.991 personas infectadas que habían atendido a un evento de la Eurocopa 2020, de las cuales 1.294 habían viajado a Londres y 397 habían ido a Wembley, donde Inglaterra jugó contra Escocia.

Finlandia dijo que más de 300 ciudadanos se contagiaron mientras apoyaban a su equipo..

Y el viceprimer ministro ruso ha pedido que se prohíban las reuniones de más de 500 personas. En San Petersburgo se disputará el viernes el partido de cuartos de final, con un aforo del 50% en un estadio que normalmente tiene capacidad para 68.000 personas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) también se pronunció el jueves, afirmando que las aglomeraciones en los estadios de fútbol de la Eurocopa 2020 y en los pubs y bares de las ciudades anfitrionas estaban provocando un aumento de las infecciones.

Sin embargo, el asesor médico de la UEFA para la Eurocopa 2020, Daniel Koch, dijo que las vacunas y los controles fronterizos evitarían una nueva gran ola.

“No se puede excluir totalmente que los eventos y las concentraciones acaben provocando algún aumento local del número de casos”, dijo.

“Pero esto no sólo se aplicaría a los partidos de fútbol, sino también a cualquier tipo de situaciones que ahora se permiten como parte de las medidas de apertura decididas por las autoridades locales competentes”.

Minimizar contactos y respetar las normas de higiene son medidas “indispensables” que difícilmente se pueden cumplir si se miran las imágenes de los partidos, agregó.

La aglomeración de personas y los abrazos para celebrar los triunfos inevitablemente “fomentan los contagios”, dijo.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.