Agencias/Ciudad de México.- “Ni son profesionales ni tienen escrúpulos morales”. Con estas palabras, el Presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador arremetió contra los periodistas que utilizan la información expandida por la Administración para el Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos.

El mandatario acusó a la agencia de ser un instrumento contra Gobiernos que defienden su soberanía nacional.

“Ya no le gusta a la DEA la política que estamos aplicando porque somos un país soberano”, indicó López Obrador en conferencia de prensa.

En el evento, recordó que el exsecretario de Seguridad Pública durante el sexenio del exmandatario mexicano Felipe Calderón (2006-2012), Genaro García Luna, está detenido en Estados Unidos.

“Llevamos una muy buena relación con el Gobierno de EEUU en materia de cooperación, no de subordinación. Están molestos y, como tienen una amplia red las agencias en México y en todo el mundo, tienen infiltradísimo al periodismo, tienen hasta académicos, informantes. No les gusta un gobernante (…) y echan a andar con información de la DEA, información falsa, completamente inventada, porque ni son profesionales ni tienen escrúpulos morales de ninguna índole y, lo que saben es calumniar y montar guerras sucias, tirar lodo”, afirmó.

No obstante, López Obrador auguró que, tras los dimes y diretes suscitados con reportajes como los publicados por The Wall Street Journal, ProPublica, DW y NYT, donde se relacionó a sus asistentes y familiares con carteles del narcotráfico, supuestamente basados en información de la agencia estadounidense antidrogas, no lograron acabar con sus proyectos.

“No ha tenido, ni tendrá éxito, primero porque el pueblo está muy consciente y segundo, no se puede enfrentar la mafia del poder a una transformación, si no se tiene autoridad moral”, aseveró.

Desde hace semanas, el Presidente mexicano ha sostenido fuertes críticas contra Washington y sus diversas dependencias, especialmente con el Departamento de Estado, a raíz de su informe anual sobre derechos humanos, donde expuso que el país latinoamericano frenó las investigaciones y juicios en contra de personas que presuntamente cometieron homicidios, secuestros o extorsiones.

El 23 de abril de 2024, López Obrador respondió a Washington, exigiendo que la nación norteamericana respete la soberanía del territorio mexicano. La más reciente de las diatribas la realizó el 30 de abril, cuando afirmó que EEUU solo busca fortalecer a la oposición a su movimiento para controlar a la nación latinoamericana.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.