Agencias/Ciudad de méxico.- Estados Unidos cerrará la última vía para que Rusia pague miles de millones de dólares en deuda a inversores internacionales, lo que casi inevitablemente provocará un incumplimiento de pagos de parte de Rusia por primera vez desde la revolución de 1917.

El Departamento del Tesoro informó que no planea renovar la licencia que permitía que Rusia siguiera pagando a sus acreedores a través de bancos estadounidenses.

Desde las primeras rondas de sanciones, el Departamento del Tesoro ha otorgado a los bancos una licencia para procesar cualquier pago de bonos rusos denominados en dólares. Ese plazo se vence a la medianoche del 25 de mayo.

Había ya indicios de que el gobierno de Biden no estaba dispuesto a extender el plazo. En una conferencia de prensa antes de las reuniones de ministros de finanzas del Grupo de los Siete en Koenigswinter, Alemania, la semana pasada, la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, dijo que el plazo existía” para permitir un período para una transición ordenada y para que los inversionistas pudiesen vender títulos”.

“La expectativa era que el período fuese limitado”, precisó.

Sin dicha licencia, Rusia no tendría la capacidad para pagar a bonistas internacionales. El Kremlin ha estado usando a JPMorgan Chase y Citigroup como conductos para pagar sus obligaciones.

Jay Auslander, un prominente abogado de deuda soberana que litigó previamente otras crisis de deuda, como la de Argentina, dijo que en este punto la mayor parte de los inversionistas institucionales en deuda rusa muy probablemente han vendido sus títulos, a sabiendas de la expiración del plazo. Los que aún poseen las deudas son inversionistas especializados en deuda en incumplimiento o aquellos dispuestos a litigar durante años.

“La mayoría de los que querían salirse ya lo hicieron. El único problema es encontrar compradores”, señaló.

“El Kremlin parece haber previsto la probabilidad de que Estados Unidos no le permitiría a Rusia seguir pagando sus deudas. El Ministerio de Finanzas ruso prepagó el viernes dos bonos que se vencían este mes, para adelantarse al plazo del 25 de mayo.

Los próximos pagos que Rusia tendrá que hacer en sus deudas se vencen el 23 de junio. Al igual que otras deudas rusas, esos bonos tienen un periodo de gracia de 30 días, lo que haría que Rusia entre en impago para finales de julio, a menos que, improbablemente, la guerra en Ucrania concluya antes de ello.

Desde hace meses, los inversionistas han estado casi seguros de que Rusia caerá en incumplimiento de pagos. Los contratos de seguros que cubren la deuda rusa han estimado una probabilidad de 80% de impago desde hace semanas, y agencias de calificación de crédito como Standard & Poor’s y Moody’s han colocado la deuda del país en territorio basura.

A estas alturas, un impago ruso tendría un impacto mínimo en la economía mundial, dijo Auslander, ya que Rusia lleva meses aislada de los mercados financieros mundiales y los inversores han estado esperando un impago.

Rusia se acerca más a default

Rusia estará más cerca de un posible default después de que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos dijera que dejará que expire una exención de sanciones que beneficia a los inversionistas estadounidenses.

Los bancos y las personas estadounidenses no podrán aceptar pagos de bonos del Gobierno ruso después de las 12:01 a.m., hora de Nueva York el miércoles, cuando finalice una licencia que hasta ahora ha permitido el flujo de efectivo, dijo el Tesoro en un comunicado el martes.

“La OFAC no renovará las disposiciones” de la exención “que vencen el 25 de mayo de 2022 a las 12:01 a.m.”, dijo el Departamento del Tesoro en un comunicado publicado por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés).

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, dijo la semana pasada que era “razonablemente probable” que su departamento dejara que la licencia expirara, diciendo que siempre hubo la intención de que fuera una medida temporal.

La decisión de seguir adelante indica que EE.UU. preferiría obligar a Rusia, bajo una serie de sanciones punitivas por su guerra en Ucrania, a que entre en default que permitir que la nación vacíe sus arcas en beneficio de los inversionistas estadounidenses.

Pero si bien el cambio en las restricciones de EE.UU. agrega otro obstáculo más para obtener pagos de bonos a los inversionistas extranjeros, aún no está claro si esto será suficiente para llevar a Rusia al default.

Por un lado, los tenedores de bonos fuera de EE.UU. aún podrían recibir los fondos. Y debido a que la mayoría de ellos están en Europa, no quedarían suficientes acreedores para declarar un incumplimiento, según ITI Capital, una de las corredoras más grandes de Moscú. El umbral suele ser tenedores del 25% de los bonos en circulación.

Rusia tiene programado efectuar alrededor de 100 millones de dólares en pagos de deuda externa el viernes. Dado que se esperaba el vencimiento del vacío legal, comenzó a transferir el dinero la semana pasada para adelantarse a las nuevas restricciones.

Si no paga, Rusia tiene un período de gracia de hasta 30 días para encontrar una solución, como lo hizo a principios de mayo, cuando envió dinero a los inversionistas a último minuto después de que los pagos fueran bloqueados inicialmente.

En total, Rusia debe alrededor de 1,000 millones de dólares en pagos de cupones durante el resto de 2022, pero tiene mucho efectivo, gracias a los miles de millones que ingresan semanalmente por sus ventas de petróleo, gas y otros productos básicos.

No todos los pagos a estadounidenses están prohibidos después del 25 de mayo. Según una licencia emitida por el Tesoro el 7 de abril, los inversionistas estadounidenses tienen hasta el 30 de junio para desinvertir de la institución financiera rusa Alfa-Bank AO y hasta el 1 de julio para desinvertir de la empresa de diamantes Alrosa PJSC.

El rublo, que ya está en un máximo de cuatro años, registró poca variación tras el anuncio del Tesoro. La moneda ha tenido el mejor desempeño a nivel mundial este año, avanzando alrededor de un 30% frente al dólar.

Comentarios desactivados en Cierra EEUU vías de pago de deuda a Gobierno de Rusia