Agencias/Ciudad de México.- Las acciones de la plataforma francesa de streaming musical Deezer se hundieron hasta un 35% en su primer día de cotización, en un golpe para el rebelde de las telecomunicaciones Xavier Niel y el multimillonario del lujo Francois-Henri Pinault, que hicieron posible el debut de la empresa en el mercado.

Deezer, uno de los primeros “unicornios” del país, o empresas tecnológicas valoradas en más de 1,000 millones de euros, ha estado luchando por convencer sobre su capacidad para enfrentarse a rivales más grandes como Spotify y Apple Music.

“El sector es supercompetitivo”, dijo Manuel Muehl, analista de DZ Bank. “Hay múltiples servicios -Amazon Prime, Apple Music, etc- que están dirigidos por grandes empresas estadounidenses con bolsillos muy profundos”.

“(Ellos) pueden subvencionar su negocio con otros flujos de ingresos y, por tanto, no dependen del éxito de sus plataformas musicales a diferencia de las empresas ‘pure-play'”, agregó.

Deezer bajaba un 24% a las 1149 GMT, a 6.52 euros por acción, tras abrir a 8.50 euros y haber llegado a desplomarse un 35%.

“Hay una duda sobre su capacidad de crecer y dar beneficios”, dijo una fuente del sector.

La cotización en bolsa de Deezer ha sido posible gracias a su fusión con la firma I2PO, respaldada por el banquero francés Matthieu Pigasse, Niel y Artemis, el holding de la familia Pinault, que controla al propietario de Gucci, Kering.

Deezer es un startup francesa creada en 2007 y uno de los primeros unicornios (empresas que alcanzan una valoración superior a los 1,000 millones de euros) del país. Esta no es la primera vez que intenta salir a bolsa. Ya probó suerte en el año 2015, pero decidió cancelar su debut bursátil en el último momento por la desfavorable situación de los mercados.

Siete años después la compañía sí ha decidido dar el salto definitivo a los mercados, pero lo ha hecho en un momento en el que el sector tecnológico no está atravesando unos de sus mejores momentos, como refleja la evolución reciente del Nasdaq. En lo que va de año, el índice de referencia del sector tecnológico ha perdido alrededor de un 30% de su valor.

Deezer ha cerrado su primera jornada con un desplome del 29.41%, que le ha llevado a perder unos 280 millones de euros de capitalización en sólo un día. Pero podía haber sido peor, ya que ha llegado a caer hasta los 5.52 euros en las primeras horas de la mañana, lo que equivalía a un descenso del 35%.

En el acto de toque de campana previó al debut bursátil de Deezer, Jeronimo Folgueira, consejero delegado de la compañía, aseguró que en la plataforma consideran que este el “momento adecuado” para salir a bolsa. Folgueira defendió que convertirse en una empresa cotizada les permitirá aprovechar todas las oportunidades de crecimiento que existen en un mercado con tanto “potencial” como el de la música en streaming.

Según los últimos datos proporcionados por la firma de análisis Midia Research, la cuota de mercado de Deezer a nivel global es de un 2% (30% en Francia). Sin embargo, si se excluyen los servicios de música de los gigantes digitales (Amazon, Apple o Youtube) es la segunda mayor plataforma exclusivamente musical tras Spotify, líder claro del sector con una cuota del 31%.

Precisamente el elevado nivel de competencia y el no contar con el respaldo de una gran compañía tecnológica “con unos bolsillos muy profundos” es uno de los motivos que pueden estar detrás de este decepcionante debut bursátil, según aseguró el analista de DZ Bank Manuel Muehl a Reuters.

Por su parte, una fuente cercana a Deezer ha asegurado a la agencia AFP que esperaban una alta volatilidad en los primeros días de cotización debido a la existencia de un limitado grupo de compradores, frente a un importante volumen de vendedores, algunos de los cuales buscan liquidez y están dispuestos a vender a precios más bajos.

No obstante, la fuente asegura que los fundamentos de Deezer son “muy positivos” y permitirán impulsar al alza el valor de las acciones durante los próximos 12-18 meses. En su opinión, existe un fuerte potencial de creación de valor a medio y largo plazo para los accionistas de la plataforma.

El comportamiento registrado en los últimos meses por las acciones de Spotify daba una pista sobre el comportamiento que podrían mostrar los títulos de Deezer en sus primero pasos en bolsa. Y es que la mayor empresa de música en streaming del mundo se ha desplomado alrededor de un 60% en lo que va de año y está muy lejos de los 364 dólares que llegaron a marcar sus acciones en febrero de 2019.

La compañía está evaluando como la actual situación económica puede afectar a la evolución de su negocio y, por el momento, ha decidido reducir en 25% en el número de contrataciones que tenía previsto realizar, según informó el pasado mes de junio a sus empleados.

La decisión de cerrar su servicio en Rusia tras la invasión de Ucrania restó 1,5 millones de clientes premium a la plataforma en el primer trimestre de 2022, pero el buen comportamiento en Europa y América Latina le permitió elevar su base de usuarios de pago un 15%, hasta los 182 millones.

De cara al segundo trimestre, Spotify ya avanzó que el fin de sus operaciones en Rusia seguirían afectando negativamente a su base de usuarios. Y además adelantó que en el periodo comprendido entre abril y junio sus previsiones avanzaban unas pérdidas operativas de 197 millones de euros.

El próximo 27 de julio la compañía dará a conocer sus cuentas del segundo trimestre y se comprobará si, finalmente, el impacto de la guerra de Rusia y del empeoramiento de la situación económica es mayor del que preveía.

Servicios como Deezer y sus rivales representan un cambio en la industria de la música que se aleja de la compra y descarga de canciones y se orienta hacia la escucha en línea de canciones almacenadas a distancia.

Comentarios desactivados en Caen acciones de Deezer hasta un 35% en debut de bolsas mundiales