Agencias/Redacción InsurgentePress/Ciudad de México.- Un mexicano presuntamente ligado al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) quedó herido tras un enfrentamiento a balazos con militares en un retén de seguridad de la gira del Presidente Alejandro Giammattei, en el departamento de Huehuetenango, Guatemala, en la frontera con Chiapas.

De acuerdo con la agencia EFE, el sujeto lesionado es Josué López Velásquez, a quien han ubicado como parte del grupo de sicarios que cometieron el atentado y, tras enfrentarse a militares, huyeron con dirección a la frontera de México.

Según fotografías que difundió el Ejército guatemalteco el presunto sicario del CJNG es el hombre alcanzado por disparos en las piernas.

Las autoridades locales se encargaron de trasladarlo para recibir tratamiento médico en un hospital regional.

Giamattei se encontraba lejos del perímetro en el que ocurrió el enfrentamiento, aunque la instituciones registraron los hechos dentro de los círculos de seguridad del Presidente y su comitiva siendo considerado una amenaza real.

Fuerzas castrenses desplegaron un operativo como parte de la gira del Presidente en un tramo de la Laguna, en Jacaltenango, en el departamento de Huehuetenango, cuando detectaron un vehículo sospechoso tripulado por presuntos sicarios fuertemente armados a quienes marcaron el alto, quienes dispararon enseguida y entonces se desató el enfrentamiento.

“Elementos del Ejército le marcaron el alto para una revisión de rutina. Los pasajeros del vehículo abrieron fuego contra los elementos de seguridad iniciando un intercambio de disparos en el que resultó herida una persona de origen mexicano”, informó el Gobierno de Guatemala.

Este grupo abandonó a López Velázquez junto con una granada de fusil en la carretera de Huehuetenango. Esta última demarcación se localiza a 80 kilómetros del límite con Chiapas, México.

Elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se coordinaron enseguida para dar con los responsables que pretendieron ingresar a territorio mexicano a través de la montería Chiapas-Guatemala.

Las autoridades castrenses de Guatemala señalaron que el Ejército de México capturó a cuatro sujetos más, presuntamente, parte de la misma célula de agresores, quienes son originarios del país centroamericano.

“En coordinación con el Ejército mexicano, se logró la aprehensión de 4 guatemaltecos que habían logrado traspasar la frontera y abandonaron dos granadas de fusil”, indicó el Gobierno de Guatemala en un comunicado.

La Sedena en México no ha ofrecido informes sobre el arresto de los sicarios.

Los operativos de investigación, añadió, continúan por fuerzas de seguridad de Guatemala y de México, con el objeto de recopilar la información necesaria que permita determinar las intenciones de este grupo de personas.

“Al pueblo de Guatemala y a la comunidad internacional informamos que el presidente de la República se encuentra ileso y fue evacuado del área de manera oportuna”, precisó en el comunicado.

De acuerdo a las investigaciones Josué López Velásquez ha sido identificado como líder de la facción que se enfrentó a los soldados.

Los operativos de investigación continúan por fuerzas de seguridad de Guatemala y de México, con el objeto de recopilar la información necesaria que permita determinar las intenciones de este grupo de personas

En la frontera de Chiapas también se reportó el decomiso de un radio portátil.

Los reporteros que cubren la fuente presidencial no se percataron de inmediato de estos hechos, pues Alejandro Giammattei se encontraba a unos dos kilómetros de distancia del sitio en que ocurrió la balacera.

La presencia del CJNG en Guatemala ya se ha reportado previamente, pues el Departamento de Estado de Estados Unidos señala que el grupo criminal mexicano coordina sus intereses para proveerse de drogas con los Huistas en Huehuetenango, donde el cártel local sirve de enlace para el trasiego del narcótico producido desde Sudamérica.

En el país norteamericano ofrecen una recompensa de 10 millones de dólares por su máximo líder, Eugenio Darío Molina López, quien también sirve a la economía ilegal del Cártel de Sinaloa.

Paralelamente ofrecen 10 millones de dólares por datos que lleven a su arresto de Nemesio Oseguera Cervantes, el Mencho, líder del CJNG.

La red consolidada de los Huistas comenzó desde 1990 y se asentó en 2010. Aunado a la alianza en Centroamérica, el llamado cártel de las cuatro letras ha mostrado sus intereses en Alta Verapaz y más allá de la frontera en Chiapas como la Mesilla.

En septiembre del año pasado, el CJNG amenazó a la Policía Nacional Civil de Guatemala por el supuesto robo de un cargamento de drogas. Aquella vez advirtieron a las autoridades de Raxruhá y Fray Bartolomé de las Casas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.