Redacción InsurgentePress/Ciudad de México.- El Presidente de México Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dijo que desconfía de las recetas del Fondo Monetario Internacional (FMI) que ha sido ‘responsable de la crisis económica mundial’ que recomendó la suspensión de la construcción de la refinería en Dos Bocas y entregar a la iniciativa privada el sector eléctrico en el País.

“Pues, no estoy de acuerdo con ellos. Respeto sus políticas, no creo en sus políticas. Causaron la decadencia económica social en el mundo. Ellos son responsables de la crisis mundial. Los del FMI y otros organismos financieros internacionales.

“Pero también, en abono a estos organismos, la mayor responsabilidad recae en los gobiernos neoliberales que se sometieron a esas políticas, porque mandaban sus recomendaciones, sus recetas y se aplicaban en los países al pie de la letra.

“Por ejemplo, eso: ‘Va bien la economía de México, van a crecer 6.2 por ciento, pero les recomendamos que no construyan la refinería de Dos Bocas, mejor sigan comprando las gasolinas en el extranjero, es más rentable”, ironizó López Obrador en conferencia de prensa en Palacio Nacional.

El pasado 8 de octubre, el reporte anual del FMI reconoció que la economía mexicana se ha recuperado de la desaceleración al proyectar un repunte del 6.2% en 2021 y 5% en 2022.

“Las autoridades han logrado exitosamente preservar la estabilidad externa, financiera y fiscal durante un periodo sumamente complicado”, indicó el documento del FMI.

Cuestionó que este crecimiento ha sido bajo ‘un muy elevado costo humano, social y económico’, principalmente reflejado en los más de 200 mil fallecimientos registrados por la pandemia del COVID-19, argumentó.

Asimismo, detalló, esta decadencia ha provocado que el nivel de personas desempleadas, subempleadas o dispuestas a trabajar en México alcanzó 4.5 millones cifra mayor que durante periodos previos a la pandemia.

“Los niveles de pobreza, que ya eran altos, han aumentado más. Los jóvenes enfrentan importantes pérdidas en términos de aprendizaje, con efectos potencialmente perjudiciales a largo plazo”, advirtió.

En otro punto, agregó el documento del FMI, el escaso crecimiento de la productividad y altos niveles de pobreza aún son las principales problemáticas del País.

Aunado a esto, indicó, existen desafíos por los avances tecnológicos y los derivados del cambio climático en el País.

El FMI hizo un llamado a salvaguardar la recuperación, preservar la estabilidad y promover un crecimiento inclusivo a través de: vacunación contra el COVID-19 acelerada; adoptar una posición fiscal acomodaticia y focalización del apoyo fiscal en programas sociales, de salud y educativos.

Era impresionante, enfatizó López Obrador, como ordenaban lo que se tenía que hacer.

“No coincidimos. Los respetamos pero ya no tienen la misma influencia que tenían antes (…) era impresionante como ordenaban lo que se tenía que hacer“, afirmó.

Piden, dijo, entregar a Iberdrola el monopolio completo de la industria eléctrica.

“Esa es la libertad de mercado entendida como la libertad del zorro en el gallinero”, ironizó López Obrador.

López Obrador narró que durante la crisis en el gobierno del Presidente Miguel de la Madrid (1982-1988) el entonces secretario del Tesoro estadounidense recibió al titular de Hacienda mexicano Jesús Silva-Herzog para ordenar la entrega del petróleo.

“Y lo recibe en su escritorio, con los pies arriba del escritorio, al secretario de Hacienda. Y tienen que entregar petróleo por anticipado, se hipoteca el petróleo y se logran condiciones onerosas, hacen lo que quieren.

“Y creo que fue Reagan, porque está en la memoria del que era director -sus memorias- del Tesoro, que le dijo Reagan: ‘Eres -casi, casi- un malvado -riéndose-, aplastaste a los mexicanos’ y ja, ja, ja. Así era; esto, para los jóvenes.

“Entonces, primero eran cartas de intención, decían: ‘Les vamos a prestar, pero tienen que aplicar estas políticas: no aumento de salario, incremento del costo de los servicios públicos, privatización de empresas’, ahí venían las condiciones en las llamadas cartas de intención.

“Y luego ya no hacía falta que se firmaran las cartas de intención porque los que manejaban la política económica en México estaban formados por ellos, se cumplió con el presagio, con el pronóstico de aquel jefe del Departamento de Estado -a ver si lo encuentras- el de la frase aquella de que es muy fácil dominar a México.

“Sí, es una carta del exsecretario de Estado de Estados Unidos dirigida a William Randolph, de los periódicos, en relación a la campaña de su cadena de periódicos -es muy famoso el señor William Randolph- para poner en la Presidencia de México a un estadounidense y terminar con la Revolución mexicana que amenazaba los intereses de las grandes corporaciones norteamericanas, principalmente petroleras. Miren lo que dice el exsecretario de Estado:

“México es un país extraordinariamente fácil de dominar, porque basta con controlar a un solo hombre, el presidente’, y aconseja:

“Tenemos que abandonar la idea de poner en la Presidencia mexicana a un ciudadano americano, ya que eso conduciría otra vez a la guerra. La solución necesita de más tiempo, debemos abrirle a los jóvenes mexicanos ambiciosos, debemos abrirle a los jóvenes mexicanos ambiciosos las puertas de nuestras universidades y hacer el esfuerzo de educarlos en el modo de vida americano, en nuestros valores y en el respeto del liderazgo de Estados Unidos.

‘México necesitará administradores competentes y con el tiempo esos jóvenes llegarán a ocupar cargos importantes y eventualmente se adueñarán de la misma Presidencia. Y, sin necesidad de que Estados Unidos gaste un centavo o dispare un tiro, harán lo que queramos y lo harán mejor y más radicalmente que lo que nosotros mismos podríamos haberlo hecho.’

Todo esto que data de 1920, añadió López Obrador, es para los jóvenes.

“Ya les dije en una ocasión cómo en la primera plática que tuvimos por teléfono, estaba yo en Valladolid y hablé por teléfono con el Presidente Biden, ya cuando lo habían reconocido como Presidente de Estados Unidos.

“Y le agradezco mucho que una de las primeras cosas que me dijo fue: ‘Yo no veo a México como el patio trasero de los Estados Unidos’, y se lo agradecí mucho, y pues ya empezamos a entendernos, porque eso es muy importante.

“Pero eso es nuevo, antes no era así. Claro, hubo excepciones con el Presidente Roosevelt, con el Presidente Kennedy, que se entendió bien con el Presidente Adolfo López Mateos. El Presidente Roosevelt se entendió bien con el Presidente Cárdenas y John F. Kennedy se entendió bien con elPpresidente Adolfo López Mateos”, comentó.

Ahora que voy a la ONU voy a hablar de estos temas, dijo, porque tienen que cambiar las políticas, no se puede poner vino nuevo en botellas viejas.

“Ya el llamado modelo neoliberal ha demostrado su fracaso, no es alternativa, no es opción, lo que hizo fue profundizar más las desigualdades sociales en el mundo y alentar la violencia, la migración, la destrucción del planeta, todo eso fue lo que produjo el modelo neoliberal, de modo que ya hay que cambiarlo.

Comentarios desactivados en Batea AMLO recetas de FMI para suspender construcción de refinería en Dos Bocas