Agencias/Ciudad de México.- La Liga Premier aprobó la propuesta para vender el Chelsea al consorcio que lidera el copropietario de los Dodgers de Los Ángeles Todd Boehly, aunque el gobierno británico aún necesita autorizar el acuerdo antes de que pueda ser completado.

Boehly llegó a un acuerdo para adquirir al club por 2,500 millones de libras (3,100 millones de dólares) —la mayor cantidad para cualquier equipo deportivo— y con llegará a su fin el control del ruso Roman Abramovich tras 19 años.

En un comunicado, la Liga Premier indicó que la junta “ha aprobado hoy la propuesta de adquisición del Club de Fútbol Chelsea de Todd Boehly/Clearlake Consortium”.

Agregó que “la compra se mantiene sujeta a que el gobierno otorgue la licencia de venta requerida y el cumplimiento de las etapas finales de la transacción”.

Las negociaciones se han extendido debido a que el gobierno británico está asegurando que Abramovich, que fue sancionado por su relación con el presidente ruso Vladimir Putin, no genere ganancias por la venta forzada del club.

El Chelsea ha estado operando bajo una licencia del gobierno desde que congelaron los activos de Abramovich en marzo y que expira el 31 de mayo.

Ser aprobado por los propietarios y directores de la Premier League significa que el consorcio liderado por el copropietario de los Dodgers de Los Ángeles, Todd Boehly, no tiene condenas penales por una amplia gama de delitos, casos previos de insolvencia ni tenencia de acciones o intereses en otros clubes.

Pasar la prueba también garantiza que el comprador tiene los fondos suficientes para que el Chelsea continúe operando en su estado actual en el futuro cercano.

El consorcio Boehly-Clearlake acordó las condiciones para adquirir al club londinense por 5,330 millones de dólares (mdd) a principios de este mes.

Tras ser aprobada por la Premier League, la propuesta de compra de Boehly-Clearlak tiene que ser aprobada por el gobierno de Gran Bretaña.

“El Chelsea FC trabajará ahora con los gobiernos correspondientes para conseguir las licencias necesarias para completar la adquisición”, dijo la Premier League.

El actual propietario del club, el ruso Roman Abramovich, lo puso al equipo en venta en marzo como resultado de la invasión de Rusia a Ucrania.

A los pocos días, el gobierno británico lo sancionó por tener estrechos vínculos con el presidente de Rusia, Vladimir Putin. Esto también afectó al Chelsea, al que no se le permitió:

  • Vender entradas nuevas para sus partidos.
  • La venta de mercancía en su tienda física y en línea.
  • Fichar nuevos jugadores.
  • Autorizar prorrogas para los contratos vigentes de los jugadores.
  • Pagar más de 26,000 dólares por partido en concepto de gastos de viaje.

Sin embargo, el gobierno de Gran Bretaña tramitó un permiso especial para que el club pudiera seguir operando. Para finales de marzo, el Chelsea pudo volver a vender boletos para sus partidos, aunque Abramovich no podía ganar ni un centavo.

Este permiso de operaciones expirará la próxima semana, específicamente el martes 31 de mayo.

El gobierno de Gran Bretaña está dispuesto a aprobar la venta después de que Abramovich asegure que no se beneficiará del acuerdo, dijo a Reuters una fuente cercana al tema.

A principios de mayo, el ruso también desmintió los rumores de que quería que se devolviera un préstamo concedido al Chelsea, supuestamente valuado en 1,850 millones de dólares.

La compra del Chelsea también necesitaría la aprobación del gobierno de Portugal

El gobierno de Portugal dijo que mantiene contacto con Gran Bretaña sobre la compra del Chelsea. También advirtió que se requiere su autorización para finalizar la transacción, informó ESPN.

De acuerdo con el ministro de Asuntos Exteriores de Portugal, João Gomes Cravinho, Abramovich tiene pasaporte luso y desde marzo fue sancionado por el país.

“Obviamente, estamos en diálogo con el gobierno británico, con la Comisión Europea, pero seremos intransigentes en la aplicación de nuestras obligaciones jurídicas”, dijo el ministro a medios locales durante una visita a Cabo Verde, reportó ESPN.

Sobre el Chelsea “hay un punto absolutamente fundamental: Portugal aplica las sanciones que fueron decretadas por la Unión Europea. Lo hacemos sin excepciones, y así vamos a continuar”, insistió.

Desde marzo, Portugal tiene congelado un inmueble de Abramovich ubicado en Algarve y valuado en 10.7 mdd.

Aunque las sanciones que el oligarca ruso recibió por parte de los territorios de la Unión Europea están sujetas a una prohibición de viaje, sí puede entrar a Portugal porque el año pasado obtuvo la nacionalidad por ley. Esta se otorga a descendientes de judíos sefardíes.

De acuerdo con ESPN, este proceso está bajo investigación por supuestas irregularidades con certificados que comprueban su ascendencia judía.

Parece que las dos partes han sabido adoptar una actitud pragmática para solventar la situación con la mayor celeridad posible, ya que ese era precisamente el objetivo de ambos. Como informa el mismo medio, ya se habría dado luz verde a la venta y solo queda que Boehly concluya con éxito un test concebido para que el gobierno se asegure de que está capacitado para gestionar la entidad con eficacia.

Comentarios desactivados en Avalan Liga Premier venta de Chelsea a consorcio de Boehly