Agencias/Ciudad de México.- El mexicano Sergio ‘Checo’ Pérez no concluyó la jornada de este sábado el tercer y último entrenamiento libre para el Gran Premio de Emilia-Romagna, el séptimo del Mundial de Fórmula Uno, en el circuito de Imola, en Italia, tras chocar su monoplaza RB20 con un muro de contención a solo 5 minutos de terminar la práctica.

El australiano Oscar Piastri (McLaren) dominó este sábado el entrenamiento libre, en el que el español Carlos Sainz (Ferrari) marcó el tercer tiempo y donde sufrieron sendos accidentes, sin mayores consecuencias físicas, el doble campeón mundial español Fernando Alonso (Aston Martin) y el mexicano Sergio Pérez (Red Bull).

En la mejor de sus 15 vueltas, Piastri cubrió, con neumático blando, los 4, 909 metros de la pista en la que hace 30 años perdió la vida el brasileño Ayrton Senna, triple campeón mundial y uno de los mitos de la F1 -un día después de que también falleció accidentado el debutante austriaco Roland Ratzenberger-, en un minuto, 15 segundos y 529 milésimas.

Exactamente 300 menos que su compañero, el inglés Lando Norris -que viene de lograr hace dos semanas, en Miami (EUA) su primera victoria en la F1- y con una ventaja de 53 centésimas sobre Sainz (Ferrari), que marcó el tercer crono del entrenamiento.

La sesión ha sido bastante convulsa y estuvo interrumpida, con bandera roja, en dos ocasiones. Primero, durante unos minutos, a causa del accidente -sin mayores consecuencias físicas y a falta de 35 para cumplirse la hora de pruebas- de Alonso, que perdió el control de su Aston Martin en la penúltima de las 19 curvas de la mítica pista italiana.

El doble campeón mundial asturiano, que acabó en ese momento su actuación en un entrenamiento en el que sólo dio 10 vueltas a la pista en la que (en 2005, el año de su primer título) logró una de sus 32 victorias en la categoría reina, se dirigió, por su propio pie y como medida preventiva, al centro médico del Autódromo Enzo e Dino Ferrari poco después de salir de su dañado monoplaza.

Al final, el ovetense marcó el decimoctavo tiempo de la sesión, con el neumático duro: a un segundo y ocho décimas de Piastri.

A cinco minutos para el final se ondeó la segunda bandera roja, por el accidente de ‘Checo’ -asimismo sin daños personales-, que chocó a la salida de la decimoquinta curva. El mexicano de Red Bull, segundo hace dos años en Imola y subcampeón mundial el año pasado, tampoco reanudó, obviamente, su puesta en escena tras el percance.

El bravo piloto tapatío -segundo en el campeonato, a 33 puntos de los 136 con los que lidera su compañero, el triple campeón mundial neerlandés Max Verstappen (Red Bull)- completó un total de 18 vueltas, y se quedó, con las gomas medias, a un segundo y una décima de Piastri, inscribiéndose duodécimo en la tabla de tiempos.

Sainz, que repitió en 22 ocasiones el trazado de la mítica pista italiana -un circuito muy técnico, de piloto, de los así denominados como de la ‘vieja escuela’- mejoró en dos centésimas a su compañero, el monegasco Charles Leclerc, que, después de haber dominado los entrenamientos del viernes, concluyo cuarto el último ensayo.

 

Max Verstappen resistió al empuje de los McLaren y se llevó este sábado la ‘pole’ del Gran Premio de la Emilia-Romagna en una sesión de clasificación que tuvo como sorpresas las tempranas eliminaciones del mexicano ‘Checo’ Pérez y el español Fernando Alonso, pero que siguió mostrando el control del neerlandés sobre la parrilla.

‘Checo’ Pérez, undécimo, y Alonso, decimonoveno, no estuvieron en una tercera ronda en la que el también español Carlos Sainz (Ferrari) acabó quinto 487 milésimas más lento que ’Mad Max’, que homenajeó a Ayrton Senna, de cuya muerte este mayo se cumplen treinta años, con una octava ‘pole’ seguida (siete en 2024), un registro sólo conseguido por el legendario piloto brasileño.

El tricampeón del mundo pasó sobre la línea de meta con un tiempo de 1:14.746, apenas 74 milésimas más rápido que Piastri, que acabó segundo, y 91 de margen sobre el británico Lando Norris (McLaren), que no pudo alargar el estado de gracia del Gran Premio de Miami.

El neerlandés buscaba redimirse de la segunda plaza lograda en Miami, donde cedió la victoria a Norris, que fue más rápido por ritmo y que encima tuvo la suerte del coche de seguridad. Pero Verstappen no hace concesiones y este sábado volvió a poner las cosas en su sitio a la espera de conseguir lo propio este domingo.

La clasificación, además, guarda mucha relevancia en este circuito de 4,909 metros y 19 curvas, pues en él es muy complicado adelantar, por lo que el ‘poleman’ saldrá con más ventaja de la habitual a la carrera del domingo, prevista a un total de 63 vueltas, para completar un recorrido de 309 kilómetros.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.