Redacción InsurgentePress/Ciudad de México.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que enviará al Congreso una reforma constitucional que cuyo contenido considerará criterios prioritarios en la generación de energía eléctrica el interés público, protección civil y seguridad de la ciudadanía sobre los capitales de la iniciativa privada nacional y extranjera en el País.

En conferencia de prensa en Villahermosa, Tabasco, López Obrador dijo que existe un mejor control en el manejo de las presas del río Grijalva ha permitido mantener los niveles sin provocar inundaciones en esa región del sureste mexicano.

Tras escuchar el informe de siete dependencias federales sobre los apoyos entregados y obras realizadas tras las inundaciones de 2020, López Obrador sostuvo que la cantidad de energía eléctrica generada por turbinar el agua de presas de la cuenca del Grijalva se ha incrementado.

“Se ha estado turbinando también, como nunca, al grado que se ha incrementado la generación de energía en las hidroeléctricas más del 200 por ciento; tan es así, porque estaban paradas porque no les daban oportunidad de subir la energía a la red.

“No había despacho, como le llaman, todo para beneficiar a las empresas privadas y tener subutilizadas las hidroeléctricas que producen energía barata y limpia, porque es agua y es un proceso mecánico, es que pase el agua, que mueva las turbinas, sale el agua limpia, a la salida del agua ya hay aves y pescado.

“Bueno, pues ahí así no nos permitían turbinar, porque se les daba preferencia a las empresas particulares”, sostuvo.

Emitimos un decreto que empezó a tener efectos el 1º de enero de 2021, recordó López Obrador, y hace como 20 días una empresa extranjera interpuso un amparo contra el despacho de energía y medidas de prevención sobre el manejo de las presas en la cuenca del Río Grijalva.

“Fíjense lo que significaba el manejo de la política económica en el periodo neoliberal, poner por delante el interés de las empresas, lo mercantil, aun tratándose no sólo del interés público, sino de la seguridad de la gente, de la protección civil, del que no se inunden los pueblos, la planicie de Tabasco, eso no les importaba.

“Por eso nunca más debe volver la política neoliberal, nunca más, y por eso mismo es que vamos a presentar una iniciativa de reforma constitucional.

“Yo tenía pensado inicialmente sólo reformar la ley para corregir esta situación, pero llegué a la conclusión, después de ese amparo, de que necesitamos una reforma constitucional para que se considere como prioritario el interés público y la protección civil, la seguridad de los ciudadanos”, afirmó.

López Obrador pidió a los funcionarios federales que en lugar de informar sobre planes de rescate que tienen preparados para la próxima temporada de lluvias y ciclones, concentren sus esfuerzos en cumplir con el plan integral para evitar nuevos desastres en la región.

Por ahora, dijo, estamos revisando los esquemas preventivos de la temporada de lluvia y programar la que viene.

“Pero yo no quiero todavía ni hablar de eso, quiero primero que terminemos con este plan que iniciamos; hay que trabajar en lo preventivo, pero debemos de apostar a que, con lo que estamos haciendo, no vamos a tener problema.

“Entonces, es mejor apurarnos a terminar los bordos, a avanzar en el desazolve, a seguir controlando las presas, hacer todo lo que haga falta en materia preventiva”, afirmó.

El primero de diciembre de 2020, López Obrador emitió un decreto que estableció las medidas de coordinación entre todas las dependencias en el manejo de presas y reducción de desastres por inundaciones en esa cuenca.

En el documento incluyó medidas de control y despacho de generación eléctrica, “con sentido social y de protección civil”.

Según el escrito, el despacho de las grandes presas debe garantizar que la evolución de los niveles de los embalses, al final de la temporada de estiaje, ocurra por debajo de las curvas establecidas por la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

La intención es tener almacenamiento mínimo para que, en caso de “un fenómeno natural perturbador”, se garantice una operación segura de las presas sin derrame de excedentes y sin desastres para la población.

López Obrador anunció el proyecto de reforma constitucional durante una evaluación sobre los apoyos entregados a damnificados por las inundaciones de 2020 en Chiapas y Tabasco.

López Obrador nunca especificó si la reforma constitucional que enviará al Congreso incluirá la polémica Ley Eléctrica, que entró en vigor el marzo pasado y que ha provocado una lluvia de amparos y suspensiones.

El pasado 17 de marzo, López Obrador comentó que propondría cambios a la Carta Magna, en caso de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación declarara la inconstitucionalidad esa ley.

“¿Qué va a pasar si declaran inconstitucional la ley (eléctrica)? Va la reforma a la Constitución. Yo estoy seguro que no es inconstitucional la reforma, pero si lo determinan jueces, magistrados, ministros y que es inconstitucional y no se puede proceder, enviaría una reforma a la Constitución”, advirtió en esa fecha.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.