Agencias, Ciudad de México.- Sauber volverá a tener este nombre en la Fórmula Uno para la temporada 2024 tras la partida del patrocinador principal Alfa Romeo.

De acuerdo con la lista de entrada para el 2024 que publicó la FIA, el equipo suizo aparece como Stake F1 Team Kick Sauber, incorporando los nombres del patrocinador de apuestas Stake y el servicio de streaming Kicks. La carrocería del auto que pilotearán Valtteri Bottas y Zhou Guanyu se llamará oficialmente Kick Sauber C44.

Ambos fueron parte de los patrocinadores del equipo el año pasado y y la imagen de marca de Kick reemplazará a Stake en las carreras en países con restricciones de publicidad de apuestas.

Sauber ha sido parte de la F1 desde 1993, aunque entre el 2006 y 2010 participó con el nombre BMW Sauber y desde 2019 como Alfa Romeo. Pero debido a que Alfa Romeo decidió dejar a la escudería cuando el equipo Sauber se prepara para ser el equipo de fábrica para el fabricante de automóviles Audi a partir de la campaña 2026.

Desde sus inicios, Sauber se mostró como un equipo de la zona media que puntuaba de vez en cuando. Sus primeras grandes actuaciones llegaron en su tercera temporada, un 1995 en el que empezaron a sumar puntos regularmente y consiguieron su primer podio gracias a un tercer puesto de Heinz-Harald Frentzen en el GP de Bélgica.

Con números más o menos parecidos durante las siguientes temporadas, el equipo suizo sí consiguió dar un salto de calidad en 2006 a raíz de su nueva asociación con BMW. Durante las cuatro temporadas que duro dicha asociación, Sauber consiguió sus mejores resultados deportivos, incluyendo 17 podios, su única victoria en la Fórmula 1 y un tercer puesto en constructores en 2008.

En 2010 Sauber volvió a las andadas y se quedó sin BMW, un golpe duro a todos los niveles que tuvo un claro impacto en sus resultados. Atrás quedó la época de los podios regulares, regresando a ser un equipo de zona media que cada año retrocedía un poco más por culpa de una crisis financiera que poco a poco ahogaba al equipo de Hinwil.

En 2018 y con la ayuda de Ferrari, Alfa Romeo llegó como principal patrocinador de Sauber y supuso un gran alivio para el equipo suizo. Solo un año después, en 2019, Alfa Romeo cogió más responsabilidades en el proyecto y renombró el equipo a Alfa Romeo Racing, nomenclatura con la que ahora mismo conocemos al equipo. Aunque en 2026 llegará Audi.

Una de las grandes incógnitas de la temporada en la parte baja de la tabla estaba en comprobar el rendimiento del equipo Alfa Romeo tras conocerse todos los acuerdos de Sauber, el constructor del vehículo, que había vendido su factoría a Audi, con vistas a entrar en F1 en 2026 y sin perder de vista lo muy dependiente que ha sido siempre el Alfa Romeo de la velocidad del Ferrari.

Y lo cierto es que no empezó del todo mal el año con Valtteri Bottas puntuando en la cita inaugural, con Gaunyu Zhou repitiendo en la tercera carrera de la temporada. Sin embargo, esto no iba a ser tónica habitual del año, posicionándose como uno de los equipos del fondo del pelotón.

Mención especial al Gran Premio de Hungría, cuando el equipo aseguró haber entendido un paquete de mejoras introducido carreras antes y que sirvió para colocar a Guanyu Zhou quinto en clasificación, con Valtteri Bottas séptimo. Sin embargo, la esperanza de Alfa Romeo apenas duró la salida, donde una reacción tardía del piloto china provocó un accidente en cadena que provocó una sanción y que también afectó a su compañero, acabando sin puntos en la mejor clasificación de la temporada.

Alfa Romeo cierra el curso puntuando en siete ocasiones, siendo el mejor lugar ocupado el octavo puesto y con el Gran Premio de Qatar, con Valtteri octavo y Guanyo Zhou noveno como mejor cita del año.

Esto supone cerrar la temporada con el noveno puesto en constructores con un total de 16 puntos, superando los 12 de Haas pero lejos de los 25 de AlphaTauri. El equipo repite el noveno puesto de 2021 y queda muy lejos del sexto lugar de 2022.

2003 fue un año particularmente difícil para Sauber. Ya no está en posición de pelear con los cuatro grandes y BAR parece estar construyendo sólidas bases, lo que dejaría a Sauber en el sexto puesto por mucho tiempo. Este año, el piloto más exitoso de la casa de Hinwil, Heinz Harald Frentzen, regresó al equipo que le vio debutar en 1994.

La mejor actuación de la historia de Sauber se vivió en el Gran Premio de los Estados Unidos cuando Frentzen lideró un Gran Premio para su equipo por primera vez. El alemán finalizó en el último escalón del podio mientras Nick Heidfeld se adueñaba de la quinta posición, sumaba diez puntos para el casillero de Sauber y llegaba al Gran Premio de Japón en quinta posición. Acabaron el año en un sexto puesto. Ninguno de los dos pilotos continuará. Felipe Massa volverá al equipo y será el primer año de Giancarlo Fisichella en el equipo suizo.

La construcción de un túnel de viento propio del equipo suizo ha ayudado a que Sauber haya incorporado en 2004 algunas soluciones inéditas sobre todo a nivel de colocación de las masas radiantes. En el aspecto deportivo, hemos visto una notable mejoría en Felipe Massa que no ha podido, a pesar de ello, verse por delante de Fisichella.

El equipo suizo montó en este año neumáticos Bridgestone que no dieron el mismo rendimiento que los montados sobre Ferrari. Así y todo, el equipo finalizó 14 veces en podio, con dos cuartos lugares (Canadá y Bélgica) como mejor resultado, situándose al final de la campaña en 6º lugar absoluto de la Clasificación de constructores.

Para 2005, el equipo suizo contó con los servicios de Jacques Villeneuve y Felipe Massa. La temporada comenzó con un ligero desequilibrio en cuanto a las prestaciones de estos dos pilotos. Villeneuve, que venía de estar casi un año parado, sufrió un poco para ganar credibilidad por los técnicos de Hinwil en lo que a sus reglajes respecta. Además, la ausencia de las pistas y su desconocimiento de los nuevos sistemas de ayuda para el pilotaje, hicieron necesario un largo periodo de adaptación.

Con ocho retiradas y tan sólo siete veces en los puntos, el equipo suizo no pudo pasar de la octava plaza en el Campeonato, únicamente por delante de los moribundos Jordan y Minardi. Sauber había abordado la construcción de un túnel de viento que había resultado muy oneroso y la dificultad añadida de adquirir los motores a Ferrari pusieron su situación en un punto límite.

Bajo estas premisas, la propuesta de compra por BMW tuvo todo el beneplácito de Peter Sauber que se concretó con la venta del equipo al fabricante alemán. Como reconocimiento a su trayectoria, BMW acopló a su denominación el nombre de Sauber y en 2006 el equipo se llamará BMW-Sauber.

Comentarios desactivados en Alfa Romeo retira su patrocinio de la Fórumula 1