Un trabajo de santería mal realizado ocasionó la furia de su cliente.
Presunto narcotraficante de Iztapalapa la mandó asesinar.
Sobrevive y ahora es investigada por su nexos con la delincuencia organizada de la CDMX.

Redacción InsurgentePress/Ciudad de México.- El caso de Rosaura Ariana Cervantes Gómez, baleada por no cumplir con la “Santería”, podría involucrar a la mujer con la delincuencia organizada que controla el trafico de drogas en San Andrés Tetepilco, Iztapalapa.

La mujer de 36 años de edad agredida por un sicario el 22 de enero, cambió su declaración, cayó en contradicciones y ahora las autoridades la investigan por sus presuntos nexos con personas dedicadas a actividades ilícitas.

Documentos del caso que Insurgentes press ha consultado, revelan inconsistencias en declaraciones que tienen qué ver con el teléfono celular que ella llevaba al momento del ataque con arma de fuego.

En su narración de los hechos ante el Ministerio Público la víctima refiere tres orificios en el costado y dos en la pierna izquierda, cinco en total, contrario a los cuatro que en un principio señaló tenía.

La supuesta “santera” aseguró que traía su celular en el bolso hacia atrás, no en el pecho como dijo en un principio, hecho que resulta clave, porque fue el celular en el pecho lo que curiosamente le salvó la vida al detener el impacto de bala con el que su agresor pensó que acabaría con su vida.

El pasado 22 de enero, Rosaura Ariana Cervantes, fue víctima de un atentado con arma de fuego tras dejar a su hija en un colegio ubicado en la colonia Niños Héroes de Chapultepec.

Esta mujer se convirtió en la última persona dedicada a la santería agredida en los últimos 19 meses en la Ciudad de México y la única en sobrevivir a un ataque de esta naturaleza, pues desde el pasado 20 de junio del 2018, cuando se presentó el primero de los atentados, todas las víctimas fueron asesinadas.

Hasta el momento la fiscalía capitalina no ha detenido al responsable del atentado a pesar de que se tiene fotografías del atacante de Rosaura Cervantes. Sin embargo, las autoridades manejan varias líneas de investigación, entre ellas los trabajos de santería para personas dedicadas al crimen organizado que podrían ser los autores intelectuales.

Según familiares de Rosaura entre el 11 de mayo y el 31 de octubre del 2017, realizó viajes a Cuba para certificarse y realizar trabajos de santería para personas que pagaban muy bien ese tipo de servicios.

Personas cercanas a ella le recomendaron no trabajar en específico para una persona dedicada al narcotráfico, debido a que en la santería no hay garantía de cumplir con lo solicitado por el cliente.

No obstante Cervantes Gómez ofreció en meses anteriores “servicios de protección” a una persona que se dedica al narcotráfico, y que vive en la colonia San Andrés Tetepilco, Iztapalapa.

“Se lo dijimos, una y mil veces, no vale la pena que por una lana te expongas así, con esos gente no se juega y si les prometiste algo y no les cumples te la van a querer cobrar, con la santería no hay garantía son muchas cosas las que tienen que ver en esto”, comentó un conocido de la santera.

ANTECEDENTES DE SANTEROS ASESINADOS

En los últimos 19 meses se han reportado seis asesinatos de santeros en México y Rosaura es la primera que no es asesinada gracias al celular que portaba en el pecho.

De acuerdo con las estadísticas de la Fiscalía de la Ciudad de México, el primero de los asesinatos de santeros se presentó el 20 de junio del 2018, cuando Israel Salazar Sánchez fue acribillado dentro de su automóvil en Iztapalapa.

El 13 de abril del 2019 un hombre que se dedicaba a realizar trabajos de santería en el mercado de La Merced fue ejecutado frente a su hijo en Ixtapaluca y el 23 de septiembre de ese año una mujer conocida como “La Hija de Shun” fue asesinada por varios sujetos en Coacalco, Estado de México.

El 5 de noviembre del año pasado un hombre que intentaba tirar una gallina decapitada, tras un ritual de santería, fue asesinado en la Alcaldía Gustavo A. Madero por personas que le exigían “tirar su brujería en otra parte”.

Días después, el 18 de noviembre en León, Guanajuato, un hombre de origen colombiano, fue ultimado en su negocio de santería junto a su recepcionista.

Comentarios desactivados en Salva celular vida a Santera de ataque de sicarios en Iztapalapa