Agencias/ Ciudad de México.- En muy poco tiempo, Netflix ha entregado dos producciones que teniendo como estandarte la nostalgia, presentan lúcidos y enriquecedores acercamientos a la historia del séptimo arte, para ofrecer reflexiones que conectan directamente con nuestro contexto.

La primera fue Las Películas que nos Formaron, la cual en cada una de sus entregas muestra el camino que recorrieron quienes, a pesar de las dificultades de producción, incluyendo las exigencias y limitantes establecidas por los estudios, entregaron sólidos y espectaculares productos que se convirtieron en películas emblemáticas.

La otra es la recién estrenada ‘Voir: una mirada al séptimo arte‘, serie que presenta diversos planteamientos yendo del análisis al ensayo que prácticamente se convierte en una clase sobre la estructura cinematográfica.

Todos tan interesantes como digeribles y entretenidos. Sin embargo, de entre ellos destaca aquel que lleva por título El verano del tiburón, en el cual a través de la mirada de una niña, y aludiendo al clásico de Steven Spielberg, nos lleva a reencontrarnos con la emoción que generara en su momento la que fue una de las piezas claves en el surgimiento del blockbuster, así como con esa capacidad de sorprenderse que se definía por cierta inocencia y permeaba un mundo análogo lejos de la vertiginosa velocidad con la que hoy viaja la información, misma que en muchos casos redundaría en un profundo amor por el quehacer fílmico.

Se trata de un pasaje emotivo y no exento de cierta crítica, que nos recuerda lo que representan este tipo de fenómenos creados alrededor de alguna franquicia, hoy potenciados por las redes sociales, pero que a pesar de ello no dejan de ser una respuesta a la necesidad de divertirse y soñar por parte del espectador.

Sin duda, una reflexión que cambia el panorama con respecto a quienes han alabado a la ya mencionada Tiburón, y que hoy con comentarios que irónicamente son muy similares a los que en su momento hicieran los detractores de la misma, reprueban y satanizan el predominio comercial de los superhéroes en la pantalla grande.

Y es que por encima de tales sentencias, está el justo reclamo de las nuevas generaciones por tener sus propios referentes dentro del entretenimiento, pero sobre todo de vivir y disfrutar lo que estos generan, por más avasallador que a muchos pudiera resultarles.

Comentarios desactivados en Representa serie Voir una clase sobre la estructura cinematográfica