Agencias/Ciudad de México.- Los accionistas de Toshiba aprobaron el nombramiento de 13 candidatos a su consejo de administración, entre ellos dos propuestos por inversores activistas, en un intento del conglomerado por recuperar la confianza en su directiva en medio de una lucha interna de poder.

La remodelación del consejo de administración de Toshiba, la de mayor calado desde 2019 (cuando ya aprobó cuatro candidaturas que contaban con el respaldo de los activistas, entre ellos la del actual presidente del comité de nombramientos, Raymond Zage), se produjo durante su junta anual de accionistas celebrada este martes.

La reestructuración anterior se produjo tras una importante inyección de capital de fondos extranjeros en 2017 para evitar la quiebra de su filial nuclear estadounidense, Westinghouse Electric, y la venta un año después de su rama de chips de memoria a un consorcio liderado por la firma de inversión Bain Capital.

La de hoy se produce en un momento también convulso, en el que la empresa está revisando su estrategia para volver a la rentabilidad, incluida una potencial privatización, después de que los accionistas rechazaran un plan de escisión de la directiva anterior.

Entre los nuevos miembros del consejo de administración de Toshiba están los representantes de dos inversores activistas, los fondos de cobertura Elliott Management, a través de Nabeel Bhanji; y Farallon Capital Management, su director general en Japón, Eijiro Imai.

La inclusión de los candidatos respaldados por activistas tendría como meta recuperar la confianza de los accionistas, tras revelarse que la dirección se habría confabulado con las autoridades niponas para frustrar nombramientos similares en el pasado y tras destaparse irregularidades en las votaciones a la presidencia del conglomerado.

Pero su incorporación parece haber generado nuevas turbulencias en el seno del consejo, donde la directora externa Mariko Watahiki, que se presentaba a la reelección, habría manifestado su intención de dimitir tras el resultado, según informó la cadena nipona TV Tokyo.

Toshiba viene atravesando en años recientes una sucesión de nombramientos y destituciones de su máximo representante y sus directivos. En marzo fue elegido como presidente y CEO Taro Shimada.

El directivo presentó a principios de este mes un nuevo plan estratégico que aspira a situar los servicios de datos como uno de los pilares de la sostenibilidad de Toshiba (busca que representen en torno al 20 % de sus ingresos), en un giro de su tradicional foco en los negocios industrial, de infraestructura y de semiconductores.

El nuevo consejo de administración tiene por delante la tarea de debatir sobre la reestructuración de la empresa, que ha reconocido haber recibido varias propuestas de inversión que han generado expectación pero sobre las que no ha ofrecido más detalles.

Las novedades sobre la nueva directiva de Toshiba fueron aparentemente bien recibidas por sus inversores y las acciones del grupo subieron hoy un 0.66 % al cierre de la sesión bursátil.

La amplia gama de precios de las ofertas y las condiciones impuestas sugieren que algunos activos de Toshiba tendrían que ser separados o escindidos, según escribió en un informe Travis Lundy, analista de Quiddity Advisors que publica en Smartkarma.

Si se escinden algunos activos, eso significaría “un precio más bajo para el resto de la cesta”, escribió, añadiendo que el precio de hasta 7,000 yenes por acción sugiere que puede ser el precio máximo en la ronda inicial.

“Aunque probablemente todos necesitaban dedicar el tiempo y el esfuerzo a entrar en la primera ronda, si la diligencia debida y el empeoramiento del entorno de mercado empiezan a hacer de Toshiba un candidato menos interesante para un oferente concreto, pueden pujar para fallar en la segunda ronda, bajando el precio”.

Reuters informó en diciembre, citando fuentes, que al menos una empresa de capital riesgo había dicho al comité de Toshiba encargado de su revisión estratégica que un acuerdo para llevarla a la bolsa podría hacerse a 6,000 yenes por acción o más.

KKR & Co Inc, Baring Private Equity Asia, Blackstone Inc, Bain Capital, Brookfield Asset Management, MBK Partners, Apollo Global Management y CVC Capital Partners han presentado ofertas iniciales, según las fuentes.

Algunos de ellos podrían formar consorcios para una oferta, añadieron.

Bain, Blackstone, Brookfield, Baring, CVC, KKR y MBK declinaron hacer comentarios. Apollo no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

Varios fondos nacionales, entre ellos Japan Investment Corp (JIC), y una serie de actores estratégicos están estudiando cómo pueden participar en la operación, dijeron las personas, declinando ser nombradas ya que no estaban autorizadas a hablar con los medios de comunicación.

JIC declinó hacer comentarios.

Comentarios desactivados en Reestructura Toshiba consejo de administración