Agencias/Ciudad de México.- El informe más reciente de Kreston Global revela que las pequeñas y medianas empresas de todo el mundo son agresivas en cuanto a sus operaciones globales y están preparadas para aprovechar la disrupción con el objetivo de impulsar el crecimiento comercial tanto a nivel local como internacional. Esto sucede pese a las preocupaciones macroeconómicas sobre inestabilidades geopolíticas, un PBI global que disminuye su velocidad y un paulatino declive en la colaboración internacional, algo que afecta los panoramas de negocios de muchas empresas públicas y abre la puerta a preocupaciones sobre una ‘desglobalización’.

Ya en su segunda iteración, el informe interpreneur de Kreston se basa en una encuesta realizada en 14 países a más de 1400 ‘interpreneurs’ o líderes de negocios en organizaciones con ingresos hasta 300 millones de euros (aproximadamente 372 millones de dólares) que hayan proyectado exitosamente su empresa a mercados internacionales. La investigación explora las tendencias de movilidad global de pequeñas y medianas empresas y las estrategias que utilizan los líderes de negocios para navegar las presiones comerciales del emprendedurismo global en la actualidad.

Aunque los interpreneurs reconocen el complejo viento en contra macroeconómico que enfrentan las iniciativas de expansión global, está claro que la recompensa es mayor que el riesgo. Casi todos los encuestados (96 %) afirma que la expansión global ha sido beneficiosa para su empresa y cita al crecimiento comercial con mayores ventas e ingresos (53 %) y a la rentabilidad (46 %) como los principales beneficios.

Al evaluar su propio camino de expansión internacional, más de la mitad de los encuestados señalan que la principal motivación de su empresa era asegurarse oportunidades de crecimiento en el mercado (52 %), seguido del deseo de lograr una ventaja competitiva al hacer pie en nuevas regiones antes que sus competidores (36 %). Los desafíos más grandes que enfrentaron fueron adaptar la logística y problemas de cadena de suministro (41 %), encontrar los socios locales indicados (39%) y gestionar la volatilidad económica (38 %).

Hacia el futuro, el 87 % de los encuestados pronostican un aumento en la cantidad de empresas que se expandirán al extranjero en los próximos 12 meses. Los destinos más populares a los que considerarían expandirse los encuestados son Europa Occidental (52 %) y América del Norte (48 %). Al evaluar cuál es el atractivo de una región o un país en cuanto a la expansión internacional, los encuestados citaron una perspectiva económica favorable (43 %), acuerdos comerciales favorables (41 %) y disponibilidad de habilidades y talentos (41 %).

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.