Redacción InsurgentePress/Ciudad de México.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) prevé un crecimiento promedio de 5% del Producto Interno Bruto (PIB) sostenido hasta concluir su sexenio debido al beneficio colateral de la inyección económica de Estados Unidos en infraestructura en medio de la crisis que detonó pandemia de Covid-19 a nivel mundial.

“Primero, de que vamos a crecer en estos tres años, vamos a crecer porque ya estamos saliendo de la crisis que produjo la pandemia, ya todos los pronósticos mencionan que vamos a crecer este año alrededor del seis por ciento y yo estoy pensando que hasta el 24 vamos a crecer en promedio cinco por ciento anual, de modo que va a haber crecimiento económico”, sostuvo López Obrador.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional López Obrador basó el optimismo de crecimiento económico en las oportunidades que brindó el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) que entró en vigor el 1 de julio de 2020.

México es de los pocos países, dijo, con condiciones favorables para la inversión en producción de bienes con garantías del mercado más importante del mundo, en referencia a Estados Unidos.

“Fue realmente un logro el haber alcanzado que se volviera a firmar el tratado (T-MEC), eso al paso del tiempo se va a ir internalizando más, pero ya se está viendo, está creciendo la inversión extranjera que llega a México.

“Está creciendo el número de empresas que se están instalando, la creación de empleos para la producción de exportación, ahí hay todo un potencial que va a beneficiar fundamentalmente al bajío y al norte, centro, bajío y norte se va a beneficiar mucho con el tratado porque se van a fortalecer las cadenas productivas.

“Es muy poca la promoción que se tiene que hacer, ya podría decir que el trabajo está hecho. Que sí es trabajo el mantener buenas relaciones políticas, el que se haya logrado mantener una muy buena relación política, económica, comercial, de amistad con el gobierno del Presidente Donald Trump, porque si se hubiese dado una ruptura no tendríamos el tratado.

“Eso implicó un trabajo de parte nuestra. Y desde luego agradecemos mucho la sensibilidad del gobierno de Estados Unidos, lo mismo ahora con el Presidente Biden”, indicó.

El Gobierno federal mantendrá, añadió, la promoción de inversiones extranjeras y privadas para consolidación en la generación de empleos en el País.

“Nada más piensen cuánto se está inyectando a la economía estadounidense de recursos en el tiempo que lleva el Presidente Biden, ojalá y un día hagamos la cuenta.

“Entonces, es mucho recurso, mucho dinero; además, viene un plan ahora en Estados Unidos para crear infraestructura y también significa muchos recursos económicos.

“Entonces, lo que nosotros estamos ahora haciendo es convenciendo de que se puede regularizar, ordenar el flujo migratorio, porque se necesita fuerza de trabajo.

“No es nada más dispersar fondos, hay que producir en Centroamérica porque, si no, se dispersan fondos y una cantidad considerable de ese dinero termina en los mercados de Asia.

¿Cómo no vamos nosotros en América del Norte a tener capacidad para producir electrodomésticos?, ¿por qué un estadounidense compra un refrigerador y se lo entregan en tres meses, si podemos estar produciendo en América del Norte todos los electrodomésticos? No depender de Asia.

“Además, ¿de dónde va a salir la fuerza de trabajo para la construcción de carreteras, edificios, vivienda, toda la infraestructura?

“De ahí el planteamiento nuestro, vamos a que se otorguen visas temporales de trabajo. Primero, que se apoye a los pueblos de Centroamérica y que, además de eso, que se apliquen programas como el Sembrando Vida, como el de Jóvenes Construyendo el Futuro, lo que estamos aplicando ya en Chiapas, que se extienda a Guatemala, que se extienda a Honduras, que se extienda a El Salvador.

“Aparte de eso, que la gente que se inscriba en estos programas también tenga la oportunidad de obtener una visa temporal de trabajo, porque se va a requerir la mano de obra, la fuerza de trabajo. No se tiene suficiente mano de obra en Estados Unidos y en Canadá”, indicó.

Entonces, dijo, es una oportunidad para México.

La segunda oportunidad para el crecimiento, añadió, es el turismo.

“Como México no hay dos, en bellezas naturales, en diversidad cultural; no hay, de veras. Ahora que fuimos el fin de semana, que sobrevolamos Palenque, es grandioso.

“Vamos, sobrevolamos Calakmul, Chichén, Tulum, imagínense todo un sitio arqueológico a la orilla del mar Caribe. Con todo respeto para Atenas y para Egipto y para otros sitios, esto es de lo mejor del mundo.

“Entonces, el turismo nos va a significar mucho desarrollo futuro. Ya Cancún ya está recuperado, ya está en la situación que se encontraba antes de la pandemia y va hacia adelante, y lo mismo otros sitios turísticos, otras ciudades turísticas”, afirmó.

El campo ha sido el único sector logró mantenerse de pie a pesar de la pandemia, señaló López Obrador, el sector agropecuario creció 2% en 2020 y mantiene esa tendencia.

Paralelamente, agregó, el Gobierno federal ha invertido en grandes obras como El Tren Maya, el Istmo, aeropuerto y refinería Dos Bocas.

“El sureste es otra cosa, ya no es la región que decreció por décadas. Mientras crecía el centro, el Bajío, el norte, el sureste no crecía, sólo Cancún, pero el resto de Quintana Roo no tenía crecimiento, Yucatán también estaba sin crecimiento, Campeche, Chiapas, Tabasco, Veracruz, Oaxaca. Ya no es así, ya ahora el sureste está creciendo.

“Y no se trata de que haya más inversión en el sureste y se abandone el norte o el Bajío, no, vamos a seguir atendiendo todo México, nada más que estamos buscando que se empareje, porque estaba -hablando coloquialmente- estaba ladeado, no habría equilibrio y ahora estamos buscando que sea un crecimiento, un desarrollo horizontal”, sostuvo.

La economía mexicana se contrajo 8.2% en 2020, su peor desplome desde la Gran Depresión de 1932, según datos del Inegi.

Para este 2021, tanto el Gobierno mexicano como analistas privados coinciden en un crecimiento de un 6% en el País.

El Producto Interno Bruto (PIB) de México se contrajo 0.1% en 2019 por la caída de la actividad industrial, lo que supuso un sustancial descenso frente al crecimiento de 2.1% del año anterior.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.