Redacción InsurgentePress/Ciudad de México.- La Agencia Antidrogas de Estados Unidos (Drug Enforcement Administration DEA) ofreció una recompensa que suma 45 millones de dólares por información que permita la captura de los principales líderes del narcotráfico, entre los que figuran Rafael Caro Quintero, Ismael ‘El Mayo’ Zambada y los hijos de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán.

A través de la difusión de un póster con los rostros y nombres de Rafael Caro-Quintero (Rafa), Ismael Zambada García (Mayo), Iván Archivaldo Guzmán Salazar (Chapitos-Iván), Ismael Zambada Sicairos (Mayito-Flaco) y Jesús Alfredo Salazar Guzmán (Chapitos-Alfredo), la DEA fijo precios millonarios por los capos mexicanos.

La DEA taso en 20 millones de dólares la recompensa por Caro-Quintero y en 15 por ‘Mayo’ Zambada,

Además, ofreció 5 millones de dólares por cada uno en los casos de Iván Archivaldo Guzmán Salazar, Jesús Alfredo Guzmán Salazar -los Chapitos-, Ismael ‘Mayito Flaco’ Zamabada Sicairos; Alfonso Poncho Limón Sánchez; y Alfonso Aquiles Arzate García.

De acuerdo con la versión de la DEA el objetivo de capturar a los líderes de cárteles mexicanos buscaría contrarrestar el tráfico de fentanilo hacia territorio estadounidense,

La DEA mantiene varias acusaciones contra Caro Quintero, entre ellas el secuestro del agente Enrique Camarena Salazar en venganza por el aseguramiento de más de mil hectáreas de marihuana en el Triángulo Dorado en la década de los 80.

El 9 agosto de 2013, Caro Quintero recuperó la libertad tras permanecer 28 años en el Complejo Penitenciario de Puente Grande, en la zona metropolitana de Guadalajara, Jalisco.

Ese día, el Primer Tribunal Colegiado de Guadalajara otorgó un amparo a Caro Quintero bajo el argumento que el homicidio Enrique Camarena agente de Estados Unidos, ocurrido en febrero de 1985, debió ser juzgado en el fuero común y no en el federal.

Además, el Tribunal consideró que Camarena no era un agente consular debidamente registrado en México.

Caro Quintero había sido sentenciado a 40 años de cárcel por el homicidio de Camarena, pues en la legislación vigente en 1985 no se podía imponer una sanción mayor, con base en el artículo 25 del Código Penal.

También, recibió una condena por la muerte del piloto mexicano Alfredo Zavala Avelar, ocurrida el 7 de febrero de 1985.

Las autoridades mexicanas hallaron responsable a Caro Quintero de diversos delitos contra la salud, asociación delictuosa y violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

Caro Quintero, nació el 3 de octubre de 1952 en La Noria Badiraguato Sinaloa, y fue detenido a petición de las autoridades mexicanas, al ser relacionado con el asesinato del agente de la DEA, Enrique Camarena Salazar y de su piloto Alfredo Avelar en Costa Rica el 4 de abril de 1985.

La DEA señaló que Caro Quintero al salir de prisión ha vuelto a tomar las armas y sus actividades de narcotráfico.

Las autoridades estadounidenses han descrito a ‘Rafa’ como “armado y peligroso” y por él ofrecen hasta USD 20 millones.

En el mapa del narcotráfico, el nombre de Ismael ‘El Mayo’ Zambada ha cobrado mayor relevancia.

La DEA ofreció 15 millones de dólares de recompensa por ‘El Mayo’ Zambada considerado el capo más poderoso de México. Sin embargo, hasta la fecha nadie bien a bien ha aportado datos sobre su paradero o centro de operación en el País.

Según la DEA ‘El Mayo’ se convirtió en la cabeza metódica y sigilosa del Cártel de Sinaloa tras la caída del ‘Chapo’ Guzmán.

El estilo del ‘Mayo’ ha sido sigiloso sin aspavientos entre los grupos de capos que mantienen cruentas disputas por el control de territorios en México. Tampoco aparece en redes sociales o se codea con el mundo del espectáculo en el País. Eso lo ha mantenido fuera del radar de las autoridades.

Iván Archivaldo Guzmán Salazar, Jesús Alfredo Guzmán Salazar, Ovidio Guzmán López y Joaquín Guzmán López, han sido identificados como jefes de una facción del cártel de Sinaloa.

Los hijos del Chapo Guzmán son ubicados como narcojuniors, de acuerdo con especialistas y académicos.

Estos se han dedicado a administrar parte de la empresa criminal constituida y, si bien han contribuido en mantenerla, la ola de violencia implícita en el narcotráfico se ha acentuado por razones de impulsividad de los Menores y sus lugartenientes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.