Agencias/ Ciudad de México.- La federación inglesa (FA, por sus siglas en inglés) está investigando unos comentarios realizados por Wayne Rooney, asegurando que usó unos tacos más largos y de metal en un Chelsea-Manchester United en 2006 para “hacer daño a alguien”.

El ahora técnico del Derby County, por entonces jugador del United, comentó en una entrevista que cambió sus tacos de plástico con punta metálica habituales por unos de metal y más largos, aun así legales, únicamente para ese partido.

“Sabíamos que íbamos a perder aquel partido. Que perderíamos y ellos ganarían la liga. Eran un mejor equipo”, dijo Rooney.

“Los tacos eran legales, pero pensaba que si había una disputa, iría con todo y podría hacer daño. Y lo hice. John Terry tuvo que salir del estadio en muletas. Le hice un agujero en el pie y unas semanas después le pedí que me devolviera mi taco de vuelta”, añadió Rooney.

Ahora, la FA investiga estos comentarios con la posibilidad de sancionar y es que este no es el primer caso de un exfutbolista que admite su intención de hacer daño en un partido. Roy Keane, también del Manchester United, fue sancionado en 2002 por admitir en su autobiografía que quiso lesionar a Alf Inge Haaland, padre de Erlng Haaland.

En su entrevista, Rooney, que debutó con tan sólo 16 años en Everton, contó las situaciones difíciles con las que tuvo que lidiar. El alcohol fue un indeseado protagonista durante su paso por Manchester United y la ayuda psicológica resultó vital para paliar aquella mala etapa que sobre llevó como pudo.

En una entrevista con el medio británico The Sunday Times, el ex atacante inglés se sinceró con algunas historias personales y abrió su intimidad. Una de ellas tiene que ver con la presión por la que tuvo que luchar: “Estaba constantemente enfadado y agresivo. Tenía mucho dolor en mi interior. Me llevó mucho tiempo descubrir cómo manejar eso. Fueron momentos muy difíciles”, según retomó el diario Argentino La Nación.

Además, se refirió a los problemas con el alcohol, aquello momentos en los que el actual entrenador de Derby County encontraba una vía de escape en el contenido de una botella: “Había momentos en los que tenías un par de días libres y me encerraba dos días y solo bebía, para tratar de quitar todo eso de mi mente. La gente sabía que a veces me gustaba tomar una copa o salir, pero era mucho más que eso lo que pasaba en mi cabeza. Ahora, la gente estaría más capacitada para hablar sobre ese tipo de cosas. En ese entonces, en mi cabeza y en la de otros jugadores, no había forma de que pudiera entrar al vestuario del United y comenzar a decir ‘así es como me siento’. Simplemente no se hacía…”.

En línea con eso, quien supo representar a la selección inglesa de fútbol en 120 partidos y en tres Copas del Mundo, reconoció que dichas actitudes frentes a sus problemas tuvieron consecuencias directas no sólo en su vida deportiva, sino que también tuvieron reflejo en su vida privada:“No puedes hacer eso como deportista. En ese momento pensaba que estaba bien, pero eso tuvo un impacto en mí al final de mi etapa en el United”.

Para Rooney, por ese momento una de las estrellas más rutilantes del fútbol mundial, era imposible conversar con sus compañeros de equipo sobre esta depresión que estaba atravesando. Por eso destacó cómo, afortunadamente, los tiempos también van cambiando en el fútbol y cómo las cuestiones de salud mental son cada vez más visibilizadas.

El ex delantero habló también de cómo cambió todo cuando comenzó a ir a terapia y a verbalizar sus problemas con su entorno: “Antes diría, ‘a la mierda’ y saldría. Pero aprendí que necesitaba sentarme y hablar con alguien. Eso calmó las cosas. Hablé con Coleen, con sus padres y los míos. Lo hacía cuando notaba que estaba llegando a un mal momento”.

Rooney tuvo miedo a la muerte por su problema con el alcohol

Wayne Rooney, exjugador del Manchester United, aseguró que tuvo miedo a la muerte por sus problemas con el alcohol.

El ahora entrenador del Derby County, en el Championship, se pasó por el programa BBC Breakfast para hablar del documental sobre su vida que se va a estrenar en Amazon, en el que se repasan algunos de sus problemas, como la bebida, la violencia y las infidelidades.

“Probablemente lo que más miedo me daba fue la muerte. Cometí muchos errores, que podrían haber sido peores. Mujeres, conducir borracho, que esto lo hice, o incluso mis problemas me podrían haber llevado a matar a alguien o a mí mismo. Sabía que necesitaba ayuda para salvarme a mí y para salvar a mi familia”, dijo Rooney.

“Hace 15 años no podías entre en un vestuario y reconocer que tienes un problema con el alcohol y que tienes una enfermedad mental. No podía hacer eso”, añadió.

Rooney también habla en el documental sobre lo violento que era de joven, cuando iba a una localidad cercana a Mánchester a meterse en peleas. “Había veces que volvía con el ojo morado, otra vez me desencajaron la mandíbula, tenía 13 años”.

“Recuerdo un día que estaba cruzando la carretera con una botella de sidra en la mano. Mi entrenador de por entonces, en el Everton, paró con el coche para dejarme pasar. Al día siguiente en el entrenamiento me cogió y me dijo: “Escucha, tienes el mayor talento que he visto a alguien de tu edad. No lo desperdicies”.

Sobre su situación actual con la bebida, Rooney apuntó que ahora está bien y que lo controla.

“Nunca fui un alcohólico, era más de pegarme un atracón. Si tenía dos días libres, me los pasaba bebiendo. Luego me intentaba recuperar para ir al trabajo y entrenar. Hubo veces que no estuve a mi mejor nivel en los clubes en los que estuve. Ahora he hablado con la gente y me ha ayudado. Por aquella época no lo hice y me lo guardé y todo empeora”, aseguró.

Wayne Rooney tiene sobre sus espaldas una estupenda carrera como jugador de fútbol. En toda su carrera anotó 313 goles en 763 partidos disputados en los cuatro equipos en los que jugó. Defendió las camisetas de Everton, club en el que debutó como profesional en 2002 y en el que también volvió a jugar en la temporada 1017/18. También defendió la casaca de Manchester United, equipo en el que se convirtió en ídolo y con quien obtuvo 17 títulos, entre ellos la Champions league de 2007/08. Fue a jugar e la MLS en DC United y se retiró en 2021 con la camiseta de Derby County, equipo en el que actualmente se desempeña como entrenador. En la selección de Inglaterra disputó tres Mundiales y anotó 53 goles en 120 presencias.

Comentarios desactivados en Investigan a Wayne Rooney por lesionar a contrarios en 2006