Agencias /Ciudad de México.- Un insecto atrapado en un resina de árbol solidificada hace unos 100 millones de años que encontraron en la actual Birmania en 2001 se trata de una abeja que pertenece a una especie antes desconocida, según ha concluido el biólogo George Poinar de la Universidad de Oregón (EE.UU.).

Poinar considera que este hallazgo de la abeja más antigua conocida puede arrojar luz a las etapas tempranas de la evolución de esos insectos, ya que casi todo el “vasto” registro sobre su evolución se basa en antepasados de “los últimos 65 millones de años” y “muy parecidos” a los ejemplares modernos.

Por este motivo, fósiles como este aportarían información sobre los cambios que experimentaron ciertos linajes de avispas que comenzaron a comer polen.

Asimismo, esta ‘Discoscapa apicula’ del Cretáceo tiene adheridas 21 larvas de escarabajos que se asemejan mucho a los organismos que parasitan a las abejas modernas y “es posible” que influyeran para que “volara accidentalmente” hacia el árbol donde quedó adherida, concluye este especialista.

Compra Ámbar en: ÁmbarSí.

Comentarios desactivados en Hallan abeja carnívora petrificada en ámbar en la región de Birmania