Agencia/InsurgentePress, Chihuahua.- El Gobernador de Chihuahua, Javier Corral, reveló ante el Presidente de la República y sus pares de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) que la Tesorería estatal sólo dispone de 21 millones de pesos para encarar la operación del Gobierno del Estado.

Corral, que por primera vez participa en los trabajos de la Conago, explicó que para su operación regular el Gobierno Chihuahua requeriría de recursos adicionales de alrededor de 2 mil 300 millones de pesos.

Agregó también que es tiempo de iniciar la discusión de un nuevo esquema de distribución de los recursos fiscales.

“No podemos en pleno siglo XXI continuar con un esquema literalmente del siglo pasado, ya que el vigente data de la administración de López Portillo”, expresó.

El Gobernador expuso la situación en la que recibió el Estado. Se detectó, explicó, que en el transcurso del año en curso se realizaron ampliaciones presupuestales o convenios que implicaban gasto, sin tener el ingreso adicional que soportara estas ampliaciones.

Además no se reservaron recursos para los meses de mayor gasto, como son noviembre y diciembre, lo que colocó a la administración en un problema de liquidez, con apenas 21 millones de pesos como saldo disponible en tesorería el día del cambio de Gobierno.

Ante esa situación se tuvo que solicitar un crédito bancario de corto plazo por mil 800 millones de pesos que sólo serán suficiente para operar a un nivel básico durante el presente año y no podrá ser utilizado para cubrir los pasivos que dejó la pasada administración.

Corral señaló que en su más reciente publicación de obligaciones financieras de estados y municipios, la Secretaría de Hacienda reportó que Chihuahua tiene la más alta deuda del país en relación al Producto Interno Bruto estatal.

Además ocupa el segundo lugar en deuda más alta por habitante (cada chihuahuense debe más de 14 mil pesos) y tiene la tercera deuda pública más elevada del País en términos absolutos, sólo detrás de la Ciudad de México y Nuevo León.

El Mandatario recordó que a la deuda de Chihuahua de casi 48 mil millones de pesos, hay que sumar el déficit presupuestal heredado de la administración anterior, de alrededor de 7 mil millones de pesos.

Ante ese panorama, el panista hizo notar que, desde abril pasado, cuando aún despachaba el priista César Duarte, se dejaron de pagar la obra pública y la atención hospitalaria.

“Y en contraste se gastaron más de 500 millones de pesos en pago de asesorías no justificadas; y en comunicación social un monto diez veces mayor al gasto que representa el presupuesto asignado a las comunidades indígenas”, afirmó.

Por lo pronto, el Gobernador reveló que con Peña Nieto acordó la instalación de una mesa de diálogo para abordar la deuda pública que asfixia a Chihuahua, de 48 mil millones de pesos, la más abultada después de las de la Ciudad de México y Nuevo León.

Con información de Reforma

Comentarios desactivados en Exhiben gastos excesivos de ex Gobernador César Duarte