Agencias/Ciudad de México.- Los Chiefs de Kansas City cortaron al liniero defensivo Isaiah Buggs después de dos arrestos recientes en Alabama.

Los campeones Kansas City Chiefs de la NFL, despidieron a Isaiah Buggs, liniero defensivo, quien se encuentra en prisión acusado de violencia doméstica y robo.

Buggs, de 27 años, quien firmó un contrato por 1.292.500 dólares con Kansas City por la temporada 2024, se entregó a la policía el 30 de mayo después de ser acusado de dos cargos menores por crueldad animal en segundo grado. Dos perros que estaban bajo el cuidado de Buggs presuntamente fueron encontrados abandonados y desnutridos y uno de ellos tuvo que ser sacrificado.

El 16 de junio, Buggs fue arrestado bajo un cargo de violencia doméstica/robo y quedó en libertad con una fianza de 5.000 dólares, de acuerdo con registros de la Oficina del Sheriff del condado de Tuscaloosa.

El tackle defensivo egresado de Alabama jugó tres temporadas con los Steelers de Pittsburgh antes de pasar dos temporadas con los Lions de Detroit. Fue titular en 23 partidos y tuvo participación en 56 juegos en su carrera con 89 tacleadas y dos capturas de quarterback.

Éste es el segundo problema que Buggs tiene con la justicia en el año. El mes pasado fue acusado de 2 delitos menores por crueldad animal por los cuales también fue arrestado, aunque recobró su libertad después de pagar una fianza de 600 dólares.

En aquella ocasión el agente del defensivo, Trey Robinson, negó los cargos y afirmó que su cliente fue víctima de difamación.

“Bajo ninguna circunstancia el Sr. Buggs tolera el maltrato de ningún animal. Los perros en cuestión no le pertenecían y él no sabía que permanecían en la propiedad en cuestión”, dijo Robinson en defensa de su cliente.

El jugador ya se había integrado a las actividades de los Chiefs. Participó en el minicampamento obligatorio y asistió a la ceremonia que organizó el equipo en la que le entregó a los jugadores el anillo que los acredita como campeones del Super Bowl LVIII.

Isaiah Buggs llegó a la NFL seleccionado en la sexta ronda del Draft 2019 por Pittsburgh Steelers, equipo en el que se mantuvo hasta el 2021. En 2022 pasó a los Detroit Lions, con los que permaneció hasta el inicio del 2023, antes de pasar a Kansas City.

Ésta es la segunda situación en este año en la que los Chiefs lidian con problemas de sus jugadores con la justicia.

La primera fue la del receptor Rashee Rice, quien en marzo pasado se vio involucrado en un accidente automovilístico en el que salieron lesionadas 4 personas.

Rice está acusado de 8 cargos graves. Fue arrestado y puesto en libertad después de pagar una multa de 40 mil dólares, aunque las investigaciones sobre su caso continúan. Rice también se mantiene a la espera de una posible sanción por parte de la NFL.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.