Redacción InsurgentePress/Ciudad de México.- El Ejecutivo federal Andrés Manuel López Obrador (AMLO) nombró a María Estela Ríos González al frente de la Consejería Jurídica de la Presidencia de la República tras la renuncia al cargo de Julio Scherer Ibarra.

“Quiero dar a conocer que Julio Scherer Ibarra, consejero jurídico del ejecutivo federal, ha decidido dejar el cargo y el encargo porque va a reincorporarse a sus actividades como abogado.

“Julio es como mi hermano, nos ha ayudado mucho, él es parte de este proceso de transformación. En el tiempo que se desempeñó como consejero se hizo cargo de elaborar las iniciativas de reforma a la Constitución para ajustar el marco jurídico a nuestro proyecto de transformación del país”, relató el mandatario al iniciar su conferencia matutina.

López Obrador enumeró las reformas constitucionales que Scherer Ibarra ayudó a concretar: La reforma del artículo 4 de la Constitución para garantizar los apoyos económicos a los grupos más pobres, las pensiones para adultos mayores, becas a estudiantes y medicinas gratuitas.

Elevó a rango constitucional estos derechos, enfatizó López Obrador, esa reforma requirió la aprobación de la mayoría calificada de las dos cámaras.

“Por eso será difícil que se dé marcha a atrás a esos logros”, afirmó López Obrador.

López Obrador desglosó que Scherer Ibarra elevó a rango constitucional el castigo por corrupción en el País.

Ademas, impulsó la reforma al artículo 28 constitucional que prohibió la condonación de impuestos cuyo esquema legal benefició solo a grandes potentados.

Eso, precisó López Obrador, ha permitido que no haya aumento ni nuevos impuestos en el País.

También, añadió López Obrador, ayudó a la aprobación de la integración de la Guardia Nacional que requirió de una reforma constitucional para la incorporación a tareas de seguridad pública a las secretarías de Defensa Nacional y Marina Armada de México (Sedena-Semar).

“No podían actuar en esos temas, con esa reforma ya contamos con el apoyo para darle seguridad al pueblo y al mismo tiempo se creó la Guardia Nacional.

“Por eso creo yo que dijo ya ayudé bastante y a otra cosa mariposa’ entonces, te agradecemos mucho”, dijo López Obrador.

López Obrador designó a María Estela Ríos González en el lugar de Scherer Ibarra en la Consejería Jurídica de la Presidencia de la República.

“Es una profesional, es un ejemplo con principios, con ideales, honesta, tiene toda la experiencia”, comentó López Obrador.

Ríos González, es egresada de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de México y tiene maestrías en Ciencias Políticas y Sociales por la UNAM y en Derecho Laboral por el Centro Universitario Emmanuel Kant.

De 2000 a 2006 se desempeñó como consejera Jurídica y de Servicios Legales del Distrito Federal durante la gestión como jefe de Gobierno del ahora presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

De 2007 a marzo de 2013 fue auxiliar jurídica en Dictamen en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje del Distrito Federal.

De marzo de 2013 a noviembre de 2014 ejerció como secretaria general de Asuntos Individuales de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje del Distrito Federal, encargo en el que promovió la unificación de criterios en materia laboral y el ingreso y ascenso del personal mediante concurso.

En diciembre de 2014 fue directora del Instituto de Especialización de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, donde organizó cursos, conferencias y talleres para el personal jurídico y litigantes con el objetivo de mejorar la impartición de la justicia laboral en la Ciudad de México.

De diciembre de 2018 a septiembre de 2021, formó parte de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano en la titularidad de la Dirección General de Ordenamiento de la Propiedad Rural.

En su intervención, Scherer Ibarra agradeció el apoyo del Presidente López Obrador en cada uno de los encargos.

Prometió que seguirá apoyando el proyecto que encabeza López Obrador.

Carta de Julio Scherer Ibarra.

Buenos días a todas y a todos.

Con su permiso, señor presidente:

La trayectoria del presidente Andrés Manuel López Obrador ha estado marcada por la firmeza en sus convicciones, la honorabilidad y el compromiso incuestionable por el pueblo al que con tanta dignidad representa. México es la razón a la que se debe: la patria de sus amores.

En nuestras circunstancias, durante más de dos décadas conocí al primer mandatario tanto como un hombre puede conocer a otro en las complejidades de la amistad. Lo expreso sin presunción: conozco la profundidad de un ser humano extraordinario.

Tuve la oportunidad de acompañarlo en tiempos aciagos, perseguido desde las distintas facciones del poder, y tuve también la suerte de recibir su invitación para sumarme al proceso de transformación que hoy encabeza.

El presidente me encomendó dar sentido a la concepción más pura del derecho: poner la ley al servicio del pueblo en búsqueda de la justicia social que un país tan desigual necesita.

Desde la lealtad, oxígeno entre la gente que se quiere, acordamos la elaboración de las reformas que hoy son base de su proyecto de Nación.

Hoy el ciclo se ha completado. Esa es la razón por la cual doy por terminada la máxima distinción en mi carrera profesional: el trabajo hombro con hombro junto al presidente de México como su Consejero Jurídico. Siempre nos hablamos con franqueza y así lo pactamos desde un inicio.

Desde la Consejería Jurídica atestigüé la batalla diaria que el presidente López Obrador emprendió para que los mexicanos vivamos orgullosos de nuestro gobierno, de nuestra Nación, de nosotros mismos. A partir de hoy lo haré desde otro lugar.

No son palabras ligeras: nacen del corazón. Hay compromisos finitos; los de la lealtad y de la amistad, son irrenunciables.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.