Agencias/Ciudad de México.- Google anunció que su filial en Rusia se declarará en bancarrota debido a que no puede pagarle a sus proveedores ni a su personal.

Google LLC presentó aviso de intención de declarar la bancarrota ante el ente regulador Fedresurs, reportó la prensa estatal rusa.

En una nota de prensa, la compañía avisó que declarará la bancarrota porque “la confiscación de nuestra cuenta bancaria por parte de las autoridades rusas le ha hecho imposible a nuestra oficina en Rusia funcionar, incluyendo emplear y pagar a empleados basados en Rusia, pagarle a surtidores y vendedores y cumplir con otras obligaciones financieras”.

Google, que previamente había suspendido sus operaciones en Rusia, avisó que continuará prestando sus servicios gratis allí incluyendo Search, YouTube, Gmail, Maps, su servicio operativo Android y su tienda de apps Play.

Si bien el contexto de multas y censura es anterior a la invasión, Rusia ha estado tomando medidas enérgicas contra las redes sociales y las empresas de internet extranjeras en lo que el Gobierno llama una campaña para defender su soberanía digital que ha aumentado considerablemente desde que el presidente Vladímir Putin ordenó atacar Ucrania en febrero.

Google comenzó a trasladar a su personal del país después de la invasión, dijeron en marzo personas familiarizadas con las decisiones, que pidieron no ser identificadas al tratarse de asuntos de seguridad.

Google ha recibido múltiples multas por no eliminar contenido y enfrenta hasta 1,000 millones de rublos (15,500 millones de dólares) en sanciones después de que un tribunal de Moscú dictaminara en diciembre que debe desbloquear la cuenta de YouTube de un canal de televisión de propiedad de un aliado sancionado de Putin.

YouTube, uno de los principales servicios de Google, es una importante fuente de tensión con el Gobierno. A mediados de marzo, YouTube prohibió un canal del Ministerio de Defensa de Rusia, según un documento interno revisado por Bloomberg, la última de una serie de medidas que los empleados de Google anticipan que provocarán un cierre en el país.

En ese momento, YouTube prohibió al Ejército ruso publicar durante siete días después de que el ministerio calificara su invasión a Ucrania como una “misión de liberación” en dos videos, que la compañía eliminó, según el documento. “Nuestras políticas prohíben el contenido que niega, minimiza o trivializa eventos violentos bien documentados, incluida la invasión de Rusia a Ucrania”, dijo la compañía en un correo electrónico.

La táctica de Putin ha sido pintar las redes sociales estadounidenses como fuerzas extremas que amenazan a la sociedad rusa. La primera amenaza del Gobierno contra YouTube desde la invasión se refería a un canal que transmitía antigua propaganda soviética, no redes de medios estatales.

“La óptica es muy importante”, dijo Emerson Brooking, miembro sénior del Laboratorio de Investigación Forense Digital del Consejo Atlántico. “La prohibición de Instagram y YouTube son decisiones muy impopulares, a menos que se presenten bajo cierta luz”.

Desde que desató su invasión a Ucrania, Putin, ha censurado la prensa independiente en el país en aras de controlar la información sobre la guerra, y castiga a los ciudadanos que se oponen a la narrativa del Gobierno sobre la invasión. También ha atacado a las empresas de redes sociales estadounidenses. Rusia prohibió Facebook e Instagram, servicios de Meta Platforms, y las calificó como organizaciones “extremistas”. El país también ha minado el rendimiento de la aplicación de Twitter.

Comentarios desactivados en Declara filial de Google bancarrota en Rusia