Agencias/Ciudad de México.- El presidente de Huawei, Liang Hua, dijo en una entrevista telemática con EFE que espera que la industria de los semiconductores “pueda volver a la normalidad”, ante la crisis mundial que atraviesa el sector debido en gran medida a la escasez de chips durante la pandemia de la covid y que golpea de lleno a las empresas tecnológicas.

“Esperamos que en el futuro la industria de los semiconductores pueda volver a la normalidad y que se reconstruya la confianza”, manifestó Liang sobre un material esencial para la fabricación de teléfonos móviles, tabletas o televisores, por el que compiten también un creciente número de sectores, entre ellos el automovilístico.

Buena parte de la escasez actual de chips se explica por la disminución en la oferta que se arrastra desde el año pasado, cuando las fábricas tuvieron que cerrar al inicio de la pandemia. Pero al mismo tiempo, por el aumento de la demanda digital que ha generado el confinamiento.

“Podemos esperar que la capacidad de producción aumentará en el futuro”, predijo el presidente de Huawei, porque “las diferentes regiones y países están empezando a hacer planes para fabricar sus chips”.

“Hemos visto los planes que ha anunciado Europa y también hemos visto movimientos similares de Corea, Japón y también China”, dijo Liang.

“Esperamos que Europa pueda seguir avanzando en su propio plan de semiconductores”, deseó.

Liang aseguró además que el negocio de los teléfonos inteligentes de Huawei “se ha visto muy afectado” por el hecho de que “Estados Unidos ha anunciado varias rondas de sanciones” contra la empresa.

Entre ellas, el veto que adoptó el expresidente Donald Trump para que Huawei no pueda desarrollar la red 5G en ese país o la prohibición a las empresas estadounidenses de vender componentes a las compañías chinas.

“Huawei espera ver que en Europa se llevan a cabo políticas de apertura, liberales y de inclusión”, aseguró Liang, ante la nueva sintonía entre Washington y Bruselas tras la llegada del presidente Joe Biden a la casa Blanca y la colaboración que buscan ambos bloques en la forma de relacionarse con China.

“Confiamos en el continuo desarrollo del mercado europeo”, manifestó, y en este sentido destacó que “bastantes clientes” europeos “ya han elegido a Huawei como proveedor para sus redes 5G”.

“Para los clientes que nos han elegido, haremos todo lo posible para ofrecerles mejores servicios, de forma que los clientes de telecomunicaciones puedan brindar igualmente buenos servicios a los usuarios finales”, dijo en referencia a las reticencias de varios países de la Unión Europea de contratar a Huawei para el desarrollo de la red 5G.

En este sentido, aseguro que “España es uno de nuestros mercados más importantes en Europa” e hizo hincapié en que “a pesar de la pandemia”, pudieron mostrar sus productos en el Mobile World Congress de Barcelona.

TRANSICIÓN ECOLÓGICA

El presidente de Huawei expresó también su voluntad de “contribuir a la transición ecológica” que quiere impulsar la Unión Europea.

“Europa ha jugado un papel de liderazgo en la promoción de la transformación ecológica” y “pensaremos de qué forma podemos trabajar con los operadores de telecomunicaciones y otros socios y unir fuerzas (…) para promover una reducción de la emisiones de carbono”, dijo Liang.

Puso como ejemplo el sistemas que Huawei ha ideado para la refrigeración de los centros de datos, contribuyendo así a reducir su consumo energético, ya que según un informe que publicó ayer la compañía, consumen el 1 % de la electricidad mundial.

La empresa también ha participado en la instalación de placas fotovoltaicas para generar energía en el metro de Shanghai, con la capacidad, a finales de 2020 de generar 23 millones de kWh anuales.

Desde hace semanas algunos distribuidores y asociaciones de empresas de distribución están avisando del aumento de chips falsificados debido a la sobredemanda de chips por la que pasa el mundo entero. Ahora el problema se empieza a ser más visible con algunos sondeos de mercado que se están realizando en China, un país en el que la circulación de productos falsificados es un problema común.

Un artículo en el semanario Economic Observer publicado en China pone de relieve el problema. Por un lado, el de los chips reciclados. Son aquellos que se recuperan de residuos electrónicos a los que se limpia o cambia el encapsulado para venderlos como nuevos. Por otro, el de las falsificaciones en sí. Chips descartados por mal funcionamiento o directamente creados para emular el funcionamiento de los originales pero que usan el mismo encapsulado y nomenclatura.

Estos falsos chips suelen funcionar correctamente bajo ciertas condiciones de testeo pero si se prueban debidamente empezarán a funcionar incorrectamente. Hay empresas pequeñas que no pueden acceder a los fabricantes de chips y por tanto buscan vías alternativas para hacerse con ellos. El problema para el consumidor es que si se compra por ejemplo una unidad de estado sólido de una marca blanca china en las populares webs chinas de venta hoy hay más posibilidades de obtener un modelo que no funcione correctamente que hace un año debido al uso de chips falsificados para su fabricación.

Uno de los centros de distribución más importantes de china, en la ciudad de Shenzhen, está inundando el mercado de chips falsificados, poniendo de relieve el problema del control de calidad de las empresas además de las lagunas legales de la legislación china. Las leyes dicen que es ilegal vender productos deficientes o falsificados, pero legalmente en China el término deficiente es bastante ambiguo, precisando que terceros tengan que demostrar que los chips vendidos no son genuinos o fiables.

Aunque la mayoría de estos chips se quedan en China, se está empezando a detectar su envío en grandes cantidades fuera del país, lo que además genera problemas de responsabilidad legal sobre estos productos que rara vez se resuelven por lo que son pérdidas irreparables para las compañías extranjeras que los compran. Eso sí, también hay empresas que están mezclando estos chips falsificados con auténticos para fabricar sus productos, por lo que el problema no está siendo propagado por el mundo por engaños de distribuidores chinos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.