Agencia/InsurgentePress, Chilpancingo.- Los cadáveres almacenados en el Servicio Médico Forense (Semefo) de Chilpancingo carecen del protocolo forense de cadena de custodia y eso dificulta su identificación, según denunciaron familiares de personas desaparecidas.

María Guadalupe Rodríguez, quien desde el 2014 busca a su hijo, afirmó que en las visitas que ella y otros familiares de víctimas han realizado a esta unidad forense se han percatado que los cuerpos no tienen folio.

Así es el caso de Saira Hernández Chino, quien desapareció a los 15 años junto con otras dos niñas en marzo del 2015 y cuyo cuerpo fue hallado en enero de este año en una fosa clandestina en las inmediaciones de la comunidad de Amojileca, Chilpancingo.

“La mamá de la niña tuvo que dar vueltas durante casi diez meses para que las autoridades forenses de Chilpancingo le entregaran el cuerpo de su hija a pesar de que ya se le habían realizado la confrontación genética y además el día que encontraron su cuerpo la identificó por sus ropas”, añadió.

“Hay muchas irregularidades en estas unidades forenses que tienen que ser corregidas porque de no ser así difícilmente los cuerpos van a permanecer en ese lugar sin ser identificados por sus familiares”, afirmó.

Y aunque Bellanira Chino Ocampo recibió un cadáver, por la falta de un protocolo de custodia en el Semefo no supo si en realidad eran los restos de su hija Saira.

Relató que identificó a su hija por las cosas personales que llevaba cuando desapareció y pese a que posteriormente hubo un cotejo genético positivo, la Fiscalía le entregó el cuerpo meses después de protestar en la sede de la PGR en la Ciudad de México.

“No hay una cadena de custodia y seguramente habrá protestas de muchas personas desaparecidas cuando se enteren de que estos restos sean trasladados en el cementerio forense que se está construyendo en esta capital del Estado”, dijo.

Los familiares de desaparecidos exigieron a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) que obligue al gobierno de Héctor Astudillo a informar sobre las condiciones en que se encuentran las unidades del Servicio Médico Forense y cómo se está construyendo el cementerio forense que inició el Gobierno estatal en la zona poniente de Chilpancingo.

500 gavetas en donde serán depositados igual número de cadáveres estarán destinadas para aliviar las unidades del Semefo de Iguala, Chilpancingo y Acapulco.

Según la Fiscalía General de Justicia, este panteón ministerial cumple con todos los protocolos que establece la Cruz Roja Internacional.

Con información de Reforma

Comentarios desactivados en Con tantos cadáveres no se dan abasto en Chilpancingo