Agencias, Ciudad de México.- La cuenta atrás para el inicio del rodaje de “El reto”, el primer largometraje de ficción que será filmado en el espacio, comenzó hoy con la aprobación de las dos tripulaciones, la principal y la de reserva de la Soyuz MS-19.

“La comisión recomendó que las tripulaciones continúen la preparación previa al vuelo en el cosmódromo de Baikonur”, en la estepa kazaja, informó el Centro de Preparación de Cosmonautas.

La tripulación principal de la Soyuz MS-19, cuyo lanzamiento a la Estación Espacial Internacional (EEI) está previsto para el 5 de octubre, está integrada por el cosmonauta Antón Shkáplerov, la actriz Yulia Peresil y el realizador Klim Shipenko.

“Esta película se construye en torno a la historia de una persona común y corriente (…) Un médico que no tenía nada que ver con la exploración espacial y que nunca pensó en ello se le ofrece viajar a la EEI (…) y salvar la vida de un cosmonauta”, dijo el director y actor Klim Shipenko antes de la partida de la tripulación hacia el cosmódromo de Baikonur, en Kazajistán.

La película se filmará en condiciones extremas, pero sus creadores buscarán contar una historia humana y conmovedora.

Su lanzamiento ocurrirá apenas unas semanas después de la expedición de la primera tripulación totalmente civil que viajará a bordo de un cohete y una cápsula desarrollados por SpaceX, lo que añade al vuelo un elemento a la competencia de décadas entre Rusia y Estados Unidos.

La cinta relata la historia de una doctora que jamás soñó con volar al espacio y que, de pronto, tiene que hacerlo para salvar la vida de un cosmonauta.

“Será un drama comprensible, vital, que se basa en cierto sentido en nuestras experiencias”, declaró en rueda de prensa Shipenko.

Señaló que pretende crear un filme que sea “cercano y comprensible a todos, especialmente a la mayoría de nosotros, la gente que no ha volado al cosmos”.

“No voy a protagonizarla, pero aun así tendré que averiguar cómo se produce una película en un lugar tan inusual como el espacio exterior”, dijo el comandante Anton Shkaplerov.

Se trata de un reto que asume no solo la protagonista del filme, sino también el propio equipo de filmación, que deberá trabajar en condiciones totalmente nuevas.

Aunque admite que “es normal tener miedo”, Peresild afirmó en la misma rueda de prensa que “ya es tarde para eso”.

“Ya hemos recorrido este camino, y sinceramente no nos queda tiempo para el miedo. Y lo que más deseamos es disfrutar de este proceso”, dijo la actriz, que aseguró ser consciente de que será “un trabajo extremadamente difícil”.

Según Shkáplerov, el comandante de la tripulación, se trata de un vuelo que “se diferencia mucho de los anteriores, porque es la primera vez que volarán dos cosmonautas no profesionales” a la EEI, debido a lo cual “tendrá más tareas” al frente de la nave.

Aunque no contará con un ingeniero de a bordo profesional, el cosmonauta aseguró que todos los tripulantes “tienen sus obligaciones” y le ayudarán “a controlar la nave”.

Por su parte, el equipo cineasta también asegura estar listo para todo, incluso para degustar la comida espacial.

“Sabemos dónde vamos a dormir y qué vamos a comer. Nos anunciaron el menú, que es diverso, e incluso probamos algunos platillos. Son bastante ricos”, bromeó el realizador.

Shipenko aseguró que ya sabe utilizar los cubiertos -especialmente las cucharas- en condiciones de ingravidez.

Hasta que llegue el equipo, los cosmonautas Oleg Novitski y Piotr Dubrov, que se encuentran actualmente en la EEI, prepararán las condiciones en el segmento ruso de la plataforma orbital internacional para convertirla en un set de filmación, según Shkáplerov.

El comandante de la tripulación señaló que los cosmonautas ven con buenos ojos la grabación de la película.

“La EEI es una casa enorme con más de 15 módulos. Siempre hay al menos siete personas, y cuando lleguemos, serán tres más”, dijo.

El proyecto de hacer un filme en el espacio, producido por Roscosmos, el Primer Canal de la televisión rusa y el estudio Yellow, Black and White, fue anunciado a fines de 2020 por el director de la agencia espacial rusa, Dmitri Rogozin.

La actriz protagonista, Yulia Peresild, dijo que ha aprendido a ser su propia maquilladora y diseñadora de vestuario. “No estará al mismo nivel que en la Tierra, pero lo haremos lo mejor posible. Estamos preparados para ello”, señaló.

El director Shipenko, que mide 1,90 metros, dijo que su altura hace que el entrenamiento dentro de la nave espacial -y el próximo viaje- no sea muy cómodo.

Pero se harán adaptaciones en el futuro, dijo, y añadió: “Está bien. Volaré ahora tal y como está, pero cuando hagamos la secuela del viaje a Marte, entonces prometen que habrá un asiento mejor”.

Comentarios desactivados en Arranca la cuenta atrás para la grabación de la primera película en el espacio