Agencias/Ciudad de México.- En el distrito sur de Nueva York, el exjefe de sicarios de ‘Los Chapitos’, Néstor Isidro Pérez Salas, está acusado de liderar una organización criminal que mató a varias personas, entre ellas, una fuente confidencial de la agencia antinarcóticos de Estados Unidos (conocida como DEA por su nombre en inglés).

El capo mexicano, también conocido como ‘El Nini’, fue señalado por Estados Unidos de obstrucción la justicia por el asesinato de un informante, secuestro y muerte de ocho personas. Por si fuera poco, también enfrenta cargos de importación de cocaína, fentanilo y metanfetamina, además de delitos con armas de fuego y conspiración para obstruir la justicia por medio de asesinatos.

El procesado, que había sido detenido en Culiacán en noviembre de 2023, escuchó este martes los cargos presentados por el gobierno estadounidense en una audiencia realizada en Nueva York frente a la magistrada Ona Wang. De ser encontrado culpable, podría ser enfrentar una condena mínima a 10 años de prisión y máxima de cadena perpetua.

Estados Unidos había ofrecido una recompensa de hasta tres millones de dólares por información que llevara a su arresto.

En años recientes, el Cártel de Sinaloa ha sido liderado en parte por los hijos de El Chapo, Iván Archivaldo Guzmán Salazar, Jesús Alfredo Guzmán Salazar y Ovidio Guzmán López, conocidos como los “Chapitos”.

Al igual que su padre, han usado la violencia y un sofisticado aparato de seguridad para protegerse y controlar sus operativos para traficar narcóticos a Estados Unidos, entre ellos fentanilo, cocaína y metanfetaminas, según el gobierno estadounidense.

De acuerdo con documentos judiciales, ‘El Nini’ es presuntamente uno de los líderes del aparato de seguridad de los Chapitos. Bajo su dirección, sicarios han utilizado la violencia para proteger los operativos del grupo, capturar territorio, intimidar a civiles y atacar y matar a miembros de las fuerzas de seguridad.

Liderados por el acusado, los sicarios habrían usado armas de fuego y explosivos de tipo militar, incluidas ametralladoras y lanzacohetes, para secuestrar y matar a sus opositores.

Pérez Salas sería el líder de los ‘Ninis’, un grupo violento que suministraría seguridad a los Chapitos.

Entre los ejemplos suministrados para fundamentar las acusaciones, la fiscalía indicó que en 2017 Pérez Salas y otros dos miembros de los Chapitos habrían capturado a integrantes del rival cártel de Los Zetas, a quienes habrían torturado antes de interrogarlos y luego matado.

En 2023 habría formado parte de un grupo que secuestró a una fuente confidencial y otras 10 personas en México. Pérez Salas y otros sicarios habían luego matado a ocho de ellas, incluida la fuente confidencial, y un niño de 13 años, según las acusaciones.

La lista de los extraditados incluye también a uno de los hijos de ‘El Chapo’, Ovidio Guzmán López, quien enfrenta acusaciones de narcotráfico y lavado de dinero, entre otras.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.