Agencias/Ciudad de México.- El Barcelona se quedó sin ninguna opción de pelear por el título de LaLiga, al caer en Cam Nou ante el Celta.

El reloj deportivo del Barcelona se detuvo hoy en el momento en que De Burgos Bengoetxea pitó el final del partido. Los de Koeman, tras perder ante el Celta, no tienen ninguna opción de ganar LaLiga por lo que empiezan ahora otras batallas en Can Barça. Muy importantes, por cierto. Imaginen sólo por un momento que este encuentro ha sido el último de Leo Messi con la camiseta azulgrana en el Camp Nou. Para que eso no sea cierto, y ojalá sea así, Laporta ha de batallar mucho si quiere convencer al argentino con un proyecto convincente. Y su guerra estará sobre todo en el apartado económico. Obviando por ahora castillos en el aire sobre espectaculares fichajes que se dejan oír para tapar la realidad, lo cierto es que la economía azulgrana da para lo que da. Y los directivos tendrán que hacer frente en breve a una serie de deudas que condicionan operaciones futuras. Por ello, la batalla económica que se va a lidiar estos próximos meses en el club va a ser prioritaria para lo que suceda antes de la próxima pretemporada.

El partido era un ganar y esperar para el Barcelona. Ni siquiera pudo ganar. Koeman repitió con Dembélé de carrilero y fue Ilaix el sustituto del sancionado De Jong. El Celta, que llegaba al Camp Nou con opciones europeas tras cuatro victorias seguidas, tuvo problemas atrás ya desde el calentamiento cuando se lesionó Aidoo y el canterano Carlos Domínguez tuvo que jugar de inicio en el centro de la defensa. Impresionante trabajo el de Coudet con este equipo que está haciendo un increíble final de Liga. El dominio local fue evidente desde el principio. No embotellaba a los vigueses dentro de su área, pero los de Coudet sufrían por las bandas, sobre todo la izquierda con las subidas de Dembélé. Tras unas primeras llegadas sin verdadero peligro para Iván Villar, el partido se rompió a la media hora de juego. Centro medido de Busquets y cabezazo cruzado de Leo Messi. Otro más y lleva 30, Pichichi ya es como un familiar más del argentino.

¿Será el último de Messi como jugador azulgrana en el Camp Nou?

El Celta no se veía capaz de superar la presión de los azulgrana y apenas le llegaban balones a Santi Mina y Aspas. Se le veía cómodo al equipo de Koeman que esperaba dejar todo resuelto antes del descanso pero al Barça volvió a sufrir uno de sus males esta temporada. Le hacen gol con mucha facilidad y un partido que parecía resuelto se complica. El primer remate vigués acabó en gol. Pase de Aspas y disparo de primeras desde fuera del área de Santi Mina ante Piqué, que tapa la visión de un Ter Stegen que sólo puede ver cómo entra la pelota. Y al descanso todo por resolver.

En la reanudación se quedó Pedri en la grada y salió Riqui Puig. Al canario se le ha hecho duro el final de temporada y ha llegado muy justo de fuerzas. En ese momento ni Atlético ni Real Madrid estaban ganando por lo que una victoria azulgrana le dejaba con opciones al título si no cambiaba la cosa en los otros partidos. La creación de juego azulgrana era una mezcla entre la veteranía de Busquets y la juventud de Riqui e Ilaix. El Celta, pese a verse dominado, no se sentía agobiado sobre el campo. Tampoco le creaban mucho peligro, un cabezazo forzado de Araujo tras una mala salida de Iván Villar fue el primer aviso local. Braithwaite y Trincao sustituyeron a Griezmann y Dembélé mediada la segunda parte intentando dar más mordiente al juego local, pero el Celta iba creciendo con el paso de los minutos. Denis Suárez puso a prueba a Ter Stegen con un disparo por bajo.

Marcaron el Real Madrid, lógico, y Osasuna, inesperado, por lo que la victoria azulgrana le dejaba con opciones de título. Pero ni por esas. El Barcelona, al igual que ante Granada, Atlético o Levante, no culminaba cuando debía hacerlo y dejó escapar la última oportunidad para luchar hasta el final por el título. La impotencia de los locales, que acabaron con 10 por la expulsión de Lenglet, fue evidente y el Celta acabó llevándose la victoria en el minuto 89′ gracias al doblete de Santi Mina, que marcó desde cerca recogiendo un rechace del poste. El Barça deja de competir sobre el césped, empieza el partido de los despachos.

Comentarios desactivados en Sigue Barcelona de capa caída tras derrota ante Celta de Vigo en el Cam Nou 1-2