Agencia/InsurgentePress, Ciudad de México.- Cuarenta y ocho horas después de que Guillermo Ruiz de Teresa, actual Coordinador General de Puertos y Marina Mercante de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), aterrizara en un Área Natural Protegida de Yucatán, junto con el Senador priista Emilio Gamboa Patrón y el empresario Emilio Díaz Castellanos, Guillermo Ruiz de Teresa Mariscal, hijo del funcionario federal, fue designado como nuevo titular de la Unidad de Políticas de Transparencia y Cooperación Internacional de la Secretaría de la Función Pública (SFP).

Con una licenciatura en Arquitectura por la Universidad Iberoamericana y una declaración patrimonial en la que no aclara cuál es su fortuna ni sus posibles conflictos de interés, Guillermo Ruiz de Teresa llegó a ocupar la titularidad de esa Unidad de la SFP.


El cargo es esencial en el Sistema Nacional Anticorrupción, promulgado por el Presidente Enrique Peña Nieto en mayo pasado y por cuya instalación pugnan las organizaciones civiles en el Congreso de la Unión.

En ese puesto, De Teresa Mariscal no tiene ningún mando superior a quién reportar sus actividades, ya que a la fecha Presidencia aún no designa a un nuevo titular, luego de la renuncia de Virgilio Andrade, el pasado 18 de julio. Hasta entonces, esa Unidad de Políticas de Transparencia era ocupada por Teresa Gómez del Campo, hermana de Mariana Gómez del Campo, Senadora panista.

Esta designación llega en un momento clave en la conformación del Sistema Nacional Anticorrupción, ya que en él, la SFP sería el órgano que tomaría el control interno de la administración pública federal para prevenir, identificar y sancionar actos de corrupción dentro del Gobierno.

De acuerdo con la SFP, Ruiz de Teresa Mariscal fue designado el 5 de octubre por el Subsecretario de Responsabilidades Administrativas y Contrataciones Públicas y Encargado del Despacho, Javier Vargas Zempoaltecatl.

En su nuevo puesto, Ruiz de Teresa Mariscal gozará de un salario mensual de 111 mil 154 pesos, que le incluye seguro institucional, de retiro, de gastos médicos y de separación del cargo. El cargo contempla una asignación de vehículo por hasta 7 mil 500 pesos mensuales y equipo de telefonía celular por mil 300 pesos, también por mes.

Aunado a eso, están las prestaciones de Ley: prima vacacional, de antigüedad, gratificación de fin de año, de defunción, ayuda para despensa y vacaciones.
En julio de 2013 Guillermo Ruiz de Teresa fue nombrado Director General de Innovación y Participación Ciudadana en la Coordinación de Estrategia Digital Nacional de la Oficina de la República. Permaneció en esa posición 38 meses durante los cuales percibió 263 mil 788 pesos con 96 centavos en salario bruto.

La cifra anterior fue obtenida de acuerdo con la clave presupuestal que el funcionario especifica en su declaración patrimonial pues el cargo de Director General de Innovación y Participación Ciudadana en la Coordinación de Estrategia Digital Nacional de la Oficina de la Presidencia de la República no se encuentra en el Portal de Obligaciones y Transparencia (POT), el portal que muestra en datos abiertos la estructura orgánica de la Administración Pública.

Según el perfil de puesto descrito por la SFP, el titular de la Unidad tiene como encomienda “involucrar a las audiencias clave en la construcción de una cultura de integridad, transparencia y combate a la corrupción mediante la sensibilización sobre los costos de la corrupción y el papel ciudadano en su control”.

Ruiz de Teresa, nuevo encargado de la Transparencia mexicana, no declara bienes inmuebles ni inversiones y suscribe que no está de acuerdo en hacer públicos sus posibles conflictos de interés. Presentada en cuatro ocasiones, su declaración patrimonial se resume a la publicación de su currícula académica y laboral.

En el Gobierno federal de Enrique Peña Nieto el apellido Ruiz de Teresa se repite con otro cargo. Sofía Ruiz de Teresa quien este año egresó de la Licenciatura de Relaciones Internacionales, del Instituto Tecnológico Autónomo de México, está contratada por honorarios para asesorar al jefe de la oficina del Secretario de Desarrollo Social, un cargo que no está inscrito en el POT.

Según su declaración patrimonial, presentada en febrero de 2016, su cargo no cuenta con una clave presupuestal pues está contratada por honorarios, lo que impide conocer cuánto percibe.

Según su propia declaración, fue nombrada en abril de 2016, cinco meses antes de que Luis Enrique Miranda Nava, identificado como operador político del Gobierno de Enrique Peña Nieto, se convirtiera en el tercer titular de la dependencia encargada de reducir la pobreza en México.

EL AFFAIRE HELICÓPTERO

En la filmación difundida el pasado 2 de octubre, luego del aterrizaje de los tres amigos, como ellos mismos se definieron, en la Isla de Alacranes en Yucatán, puede verse como además, el funcionario de la SCT aborda un yate. La misma institución federal defendió la presencia Ruiz de Teresa en el acto. Explicó que el funcionario asistió a la reunión a título personal porque Emilio Díaz Castellanos y él son amigos desde hace varios años.

El funcionario encargado de la Coordinación General de Puertos y Marina Mercante tiene la obligación de presentar su declaración patrimonial ante la Secretaría de la Función Pública (SFP) desde 2013, cuando era Director General de Aeropuertos y Servicios Auxiliares.

Durante tres años, en los dos cargos públicos que ha ostentado, presentó este documento en seis ocasiones. En ninguna de ellas estuvo de acuerdo con hacer pública su declaración de posible conflicto de interés. Lo único que ha divulgado es su trayectoria académica y experiencia profesional.

Ruiz de Teresa tampoco hace públicos sus bienes patrimoniales, lo que significa que no es posible saber si las condiciones en que vive corresponden a su salario actual: 175 mil 828 pesos mensuales. Además, el funcionario no aclara si esa es su única percepción o tiene, además, ingresos por actividades industriales, comerciales, financieras u otras.

En su puesto actual como funcionario de la SCT, de los 12 proyectos que se han realizado en su área, con motivo del Plan Nacional de Infraestructura, 11 se han llevado a cabo en el sureste mexicano; el otro se operó en Tamaulipas. Estos proyectos forman parte de la estrategia de la SCT para dotar de infraestructura a los puertos y facilitar la puesta en marcha de los proyectos de la Reforma Energética.

Un reportaje de Linaloe R. Flores, Daniela Barragán y Alejandra Padilla

Con información de Sinembargo.mx

Comentarios desactivados en “Ruiz de Teresa, una familia priista de complicidades “