Agencias/ Ciudad de México.- Los Suns de Phoenix emitieron un comunicado sobre una potencial investigación mediática en torno de supuestas prácticas cuestionables en el ámbito laboral de la franquicia.

El equipo de la NBA negó que la organización o su dueño Robert Sarver tengan antecedentes de racismo o sexismo.

La declaración emitida el viernes indica que la organización está al tanto de que ESPN trabaja en una historia que acusaría a la organización de conductas indebidas “en varios temas”.

Los Suns respondieron tachando esas aseveraciones de “completamente infundadas”.

“Evidencias documentales en nuestro poder y relatos de testigos contradicen directamente las acusaciones del reportero, y estamos preparando nuestra respuesta a sus preguntas”, advirtió el equipo.

Sarver, empresario de Phoenix, es dueño de los Suns desde 2004.

James Jones, gerente general del equipo, salió en defensa del propietario.

“Nada de lo que se ha dicho describe al Robert Sarver que yo conozco, al que respeto y el que me agrada”, dijo Jones, quien es negro. “Simplemente no es así”.

La franquicia viene de una de las temporadas más exitosas en su historia. Avanzó a las Finales de la NBA con astros como Devin Booker, Chris Paul y Deandre Ayton, antes de caer en seis partidos ante los Bucks de Milwaukee.

Los Suns han avanzado tres veces a las finales: en 1976, 1993 y 2021, pero las han perdido todas.

Monty Williams, entrenador de Phoenix, habló el viernes con la prensa antes de que el equipo enfrentara a los Lakers de Los Ángeles. Comentó que estaba al tanto del reporte potencial, pero dijo que no quería emitir “comentarios al respecto hasta que tenga tiempo de procesar mucha información y de obtener todo lo que se precisa saber sobre la situación.

Añadió que no esperaba que el reporte fuera un distractor para el equipo.

“Nada invadirá ni erosionará nuestra cultura”, advirtió Williams. “Es algo que hemos dicho desde el primer día. Con victorias o derrotas, tenemos que jugar basquetbol, y eso no va a cambiar”.

Poco antes del comunicado, el analista de NBA Jordan Schultz publicó un mensaje en Twitter donde afirmaba que la liga prepara una “noticia masiva” acusando a Sarver de “racismo, sexismo y acoso sexual” con pruebas suficientes como para que sea apartado.

Las acusaciones probadas de comportamiento racista o de uso de lenguaje racista pueden tener graves implicaciones para cualquier propietario de un equipo de la NBA.

En 2014, el entonces dueño de Los Angeles Clippers, Donald Sterling, fue multado con 2,5 millones de dólares y expulsado de por vida de la liga tras ser grabado utilizando lenguaje racista.

La liga forzó posteriormente la venta del equipo a nuevos propietarios.

Sarver, de 59 años, adquirió los Suns en 2004 por 401 millones de dólares. La franquicia tiene ahora un valor estimado de unos 1.550 millones de dólares.

Los Suns, que cuentan con figuras como Chris Paul o Devin Booker, sorprendieron al alcanzar las Finales de la NBA la pasada temporada, en las que fueron derrotados por los Milwaukee Bucks.

Comentarios desactivados en Defienden Suns de Phoenix a directivo sobre acusaciones de racismo