Redacción

Ciudad de México, 4 febrero.-El estado de Guerrero se confirma como uno de los más violentos de México, según cifras divulgadas hoy aquí.

Solo en enero se registraron 200 homicidios y continuaron las desapariciones de personas, pese a que las autoridades estatales insisten en que la inseguridad va a la baja.

Los municipios más violentos del estado son Chilpancingo, Chilapa, Tixtla, Zihuatanejo, Taxco de Alarcón y el puerto de Acapulco.

También las cabeceras municipales de Tierra Caliente, donde la rivalidad entre grupos antagónicos ha dejado una estela de muerte y desaparecidos que ni la propia Fiscalía General del Estado puede precisar el número de víctimas, según el diario El Sol de México.

La madrugada del pasado miércoles fueron ejecutados seis hombres, cuyos cuerpos fueron abandonados sobre la carretera Mazatlán-Lagunillas. Los identificaron como parte de las ocho personas secuestradas por individuos armados en la comunidad de Chacotla, municipio de Mochitlán.

Entre tanto, la víspera se reportaron cuatro muertos en distintos hechos, dos de ellos en Iguala y las otras dos víctimas en Taxco, que se suman a los 180 decesos violentos que se documentaron durante las primeras cuatro semanas del 2017.

De ellos 28 corresponden a la capital del estado; Chilapa sumó 17; Iguala, 15; Taxco y Zihuatanejo, 11, mientras Acapulco documentó 60.

Crimen organizado provoca altos costos para México

Los costos sociales en México, tanto para la iniciativa privada como para el sector público, ocasionados por el crimen organizado alcanzan la extraordinaria cifra de más de 16 mil millones de dólares, se supo hoy.

La cifra representa el 1,92 por ciento del PIB, señaló un estudio elaborado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En tanto, para el Institute for Economics and Peace (IEP), ‘hay que empezar a invertir en combatir la corrupción y continuar con el Nuevo sistema de Justicia Penal, antes de que el impacto económico de la violencia siga creciendo’.

Los costos anuales del crimen y la violencia, tanto públicos como privados, estimados para toda la región latinoamericana y el Caribe alcanzan los 261 mil millones de dólares, lo que duplica el costo de los países desarrollados, informó la institución financiera.

Estimó que el saldo anual directo de las actividades delictivas y la violencia en América Latina y el Caribe asciende a 3,55 por ciento del PIB de la región, cantidad que duplica el promedio de países desarrollados y coincide con el total que la región invierte en infraestructura.

Es, además, equivalente a los ingresos del 30 por ciento de la población de menores ingresos de la región, lo que subraya el grave impacto que la delincuencia tiene sobre el desarrollo de los países.

Comentarios desactivados en Guerrero se confirma entre estados más violentos de México